“Aquí manda “La Piedrita” y el gobierno obedece”.

Prepárate para ver cómo le queda el “apoteósico” desfile con el que celebrará una matanza absurda que resultó de su intento chambón de golpe militar. Para vergüenza de este tirano, su poder de convocatoria es tan escuálido que están obligando a los empleados públicos a viajar a Caracas y a presentarse en Los Próceres el sábado 4F, “donde quiere acumular la más gigantesca movilización, estimada unos 3 millones” de borregos. Ya les avisaron que pasarán lista y el que no vaya lo botan. Ese es su bozal de arepa. Cuando ellos manden en su hambre se acabará el “carisma” comprado de HChF, quien estará regalando dinero a unos 7 millones de venezolanos y así les comprará sus votos en las elecciones presidenciales, que piensa ganar a punta de real, lee:  “El jefe” sabe que todos en este país tienen un precio, y con el mayor desprecio lo comenta, les comprará el voto, “el jefe” ganará las elecciones”. ¡Asco! Con mi voto no cuenten aunque me persigan más, “en mi hambre mando yo” y estoy con fe inquebrantable de que lo derrotaremos.

Prisionero de los delincuentes armados y de los chabibjurgueses

Quién lo pensaría, para lo que quedó HChF, de sirviente de vándalos armados, acusados por propios chavistas como trafidrogas y secuestradores, o presa de funcionarios corruptos que él enseñó a robar de las arcas del Estado, asegurándoles impunidad a cambio de “lealtad perruna”, que hoy se enfrentan en una batalla feroz, sin armisticio… en una lucha intestina y fratricida, chavistas vs chavistas. ¡Fin de mundo!

Este es el relato de un connotado datero de mucha credibilidad, “Te acuerdas del año pasado, cuando “el jefe” estaba convaleciente en Cuba “alguien” se dio cuenta que el ungido y predilecto de los cubanos era Nicolás, así que lo acechó y como había hecho con José Gregorio Vielma Mora, grabó a su maduro enemigo en una reunión con Cilia, Soto Rojas e Istúriz hablando de lo mal que estaba “el jefe” y preparando un gobierno para sustituirlo. Lo trituró, quedó KO, enviado al circo para que lo devoren los leones, enviado a perder en Carabobo… Así que listo, escaló la Torre oeste de Parque Central, él ganó con una sola grabación mató a cuatro enemigos y él retornó al poder: “Hoy Cilia no le habla, por eso la puso en el cargo de Carlos, “ojitos lindos” preside la AN, Soto se quedó como pajarito en rama y Aristóbulo “como perro en autopista viendo pa´los lados” y de paso, le pagó una que le había hecho”.

“Pero esta semana es de puro terror ciego: la semana pasada “alguien” le krakeó la cuenta y el celular al otro enemigo que le quedaba, Elías Jaua, nada más y nada menos que el vicepresidente, otro enemigo a aplastar. Tenía que “hacerlo  morder el polvo”… leyendo los correos y grabándole el teléfono consiguió material muy interesante que llegó a dos destinos. “el jefe” y el de la esposa. ¡Ay, papá! Ahora una dama tendrá que dar muuuchas explicaciones por unas gandolas con cemento en El Táchira, del desastre de la producción y el sobreprecio del cemento escaso y del color amarillo conque pintaron a Venezuela, ella a su vez le sacó la ropa en La Viñeta y Casa Militar le recordó “usted está en esta casa por ser esposa de él” y ella tuvo que marcharse!”

No te digo yo… resulta que ni el G2, ni la Sebin, ni la DIM ni la KGB, ni todo el poder pudieron darle protección al correo electrónico, al PIN, a los MSM, ni filtrarle las conversaciones, ni encriptarle los correos al vicepresidente de Venezuela… ¡pensaba que eso era sólo a pendejas como yo…!

Le agradezco públicamente a quien se atrevió a ofrecerme parte de lo krakeado que ni se le ocurra, pues lo quemaría. Jamás tocaré o leeré y mucho menos escribiré nada de material como ese: me resulta obsceno, pornográfico. La intimidad de las personas no es tema de conversación, además que estaría violando por lo menos 4 artículos de la legislación de telecomunicaciones que, quienes me krakearon, si han perpetrado públicamente y sin ningún pudor, con el apoyo y la impunidad que les da el gobierno nacional, donde hasta hace unos días Elías Jaua era el “segundo a bordo”. Ya quedó reducido a despojos, deprimido mandado a que se lo coman los leones, porque sabe que en Miranda no ganará. “¡La vida te da sorpresas…!”

“Por eso, querida Bicha el movimiento de Elías para MinpopoTierras es “por ahora”, “el jefe” tendrá que sacarlo, el escándalo es mayúsculo, lo veo en  una embajada. No se qué le espere a mi querida amiga Natacha. Esta semana ha sido horribile”.

A los primeros poseedores de HChF los alcaldes chavista los armaron a nivel nacional para utilizarlos como brigadas de choque contra los opositores y carne de cañón en temidas batallas campales, cuando ese “Dr Frankenstein” se le escapó de las manos mandó al CN Ramón Rodríguez Chacín con un grupo elite a desarmarlos y “La Piedrita” y “Alexis Vive, carajo” le patearon el trasero con ayuda de Lina Ron… simplemente no pudo ponerles orden, luego a uno de sus líderes, Valentín Santana que está triple solicitado por supuestos sendos homicidios, él lo mandó a poner preso… pero hace tres años se burla de “el jefe”… hoy entrenan a los niños y adolescentes a manipular armas de todo tipo, someten a los vecinos con “alcabalas civiles”, “vacunan” a los comerciantes, reinan por el pánico en el “23 de Eenero”, disparan a diestra y siniestra, apoyados por altos funcionarios como los alcaldes chavistas de Libertador, Juan barrero, Jore Rodríguez, Jackeline Farías, los diputados Robert Serra, Freddy Bernal, entre otros.

La última manera de utilizar a esos delincuentes armados es invadir terrenos, edificios, casas, estacionamientos, autolavados u hoteles en sitios estratégicos para usarlos como búnkeres si hace necesario ordenarles agredir a los vecinos que no sean chavistas. A cada quien el gobierno les paga una mensualidad y les apoyan con alimentos, motos y además los arman hasta los dientes.

Los segundos carceleros, que tienen a HChF como Basilio, rey de Polonia a su hijo Segismundo, son los chaviburgueses, altos funcionarios, que venían de la genuina “peladera de bolas”, y hoy multimillonarios temen perder vidas y haciendas si el cáncer le gana la batalla a HChF, como ellos saben que será. Esos son los que, en vez de tratar de que reciba tratamiento anticánceroso para prolongarle la vida, se hacen los locos para que le apliquen tratamiento paliativos de litio, muchos esteroides y cócteles nutricionales para revivirlo en los megayeyos, para mantenerlo de pie, enérgico, vivo hasta que gane las elecciones y ellos tengan tiempo de hacer alianzas con la oposición o asegurarse el poder para uno de ellos.

Todavía no he averiguado qué se trama José Vicente Rangel y sus aliados y socios de toda la vida de la oposición, presumo que se a quien se quieren “echarse en caldo de ñame”… yo se que se relame los colmillos y se le agua la boca mirándose en el interinato, arrellenado en la silla de Miraflores aunque sea unos meses… también se que “alguien”, hoy muy poderoso lo detesta y le impide ser el JVGómez del neo Cipriano Castro. Amanecerá y veremos.

“El que pague alquiler lo matamos”

Para muestra, un botón. Estos caraqueños que me escriben lo hacen aterrorizados porque “si nos denuncian, si esto aparece en algún medio de comunicación los matamos”. Ya han visto los atropellos y amenazas de estos violentos “piedreros” armados un sargento de la GN que reside en el edificio y que se atrevió a contrariarlos lo desaparecieron y a las 24 horas regresó muy golpeado y muy doblegado a los deseos de los invasores delincuentes. Este es el relato

“Somos residentes entre propietarios e inquilinos del edificio Mercantil El Comercio, en la avenida sur 4, sector Quinta Crespo, muy cerca de la extinta RCTV, al lado del Centro de Servicios Movistar. En el primero de los 5 pisos funciona como hotel y los restantes 4, como oficinas y domicilios.

El lunes 23 de enero, en medio de la noche. Fuimos atacados por una multitud violenta de hombres, mujeres y niños en la esquina con banderas, enseres y maletas, haciendo comentarios en voz alta y en actitud muy agresiva, dirigidos y organizados por grupos violentos.

Se desató una batalla campal entre los habitantes del edificio y los agresores. Desde temprano llamamos a los cuerpos de seguridad, porque temíamos por nuestras vidas y propiedades. Cerca de las 9:30 pm, los violentos comenzaron a forzar la entrada principal, bajo la mirada indiferente y actitud pasiva de los Policías Nacionales lo que contrastaba con la actitud sumamente violenta de los agresores. Cuando lograron entrar, robaron la recepción del hotel, que funciona en la planta baja del edificio, golpearon al recepcionista, forzaron una puerta de seguridad, insultaron y ofendieron a policías residentes y defensores del edificio.

La zozobra y la violencia fueron hasta cerca de la medianoche, luego de que se presentara la GN, el Sebin, la Policía Nacional y Policía Municipal de Libertador. A pesar de escucharse disparos y evidenciarse el impacto de los mismos en las paredes cercanas a la recepción, no hubo detenidos y no apareció el arma con la que le dieron un cachazo en la cabeza al recepcionista.

Triste y lamentable ejemplo de descoordinación y desconocimiento del trabajo policial de los cuerpos presentes. Quienes se retiraron a las 3 am, dejándonos a merced de los violentos, en total indefensión, los policías alegaron “no tener personal disponible”.

Los atacantes se retiraron, amenazando de muerte a los presentes que defendíamos nuestro derecho a vivir en paz.
La mañana del martes 24, se presentó una banda de motorizados vestidos de civil,  sin identificación venían “por órdenes del sargento Barreto, de la Asociación Bolivariana de Abogados”, con oficina en el Mercado Municipal de Quinta Crespo.

Los motorizados estaban “de vigilancia” ya que a ellos les pagaba “El Estado” para proteger a los residentes de los edificios que pudieran ser invadidos. Desalojaron a los hospedados en el hotel que funciona solo en el piso 1 y dejaron las habitaciones vacías.

El miércoles 25, se presentó un nuevo grupo de violentos grupo que se repartió por todo el edificio: cinco por cada piso, portando chalecos antibalas, radio transmisores y algunos con pistola al cinto, armas largas y cortas, dirigidos por quienes se identificaron como Alexander Rivas, otro (a) Irete, un supuesto teniente del Dibise de supuesto nombre  Ángel Torres, un sujeto con (a) Satanás y otro con (a) El Diablo, que se identifican como “integrantes del Colectivo La Piedrita”, estaban vestidos de civil, sin identificación externa, ni documento que mostrar.

“Este edificio está tomado, métanse en sus apartamentos”, procedieron a censarnos, “para conocer nuestra identidad y donde vivíamos”. Adicionalmente trajeron a familias y las ubicaron en las habitaciones del hotel, “porque estaban deshabitadas”.

Llamamos a la policía, se presentaron, dialogaron amablemente con estos invasores y se marcharon. En la noche del viernes 27, se reunieron con los residentes del edificio.

“Para que sepan, el hotel está expropiado y los propietarios que tengan viviendas alquiladas, los pasarán a la orden de la Superintendencia Nacional de Arrendamientos de Vivienda, para ajustarlos a la ley”.

Marcaron las viviendas que no abrieron la puerta como “vacios” para también ocuparlas y continúan “vigilando” en el edificio donde somos sus rehenes.

Tenemos entendido que en la Fiscalía no reciben denuncias por invasiones, pero en este caso, son grupos armados violentos que nos mantienen en amenazados de muerte, en zozobra, nos ordenan, intimidad  y  atropellan.

Con tristeza espantosa nos enteramos que el Estado se vale de grupos parapoliciales, armados y actuando en la seguridad de que habrá impunidad total para ellos, en eso de intimidar y amedrentar a los que vivimos honestamente y somos ciudadanos de bien, desarmados y a total merced de estos delincuentes.

Solicitamos, cuando así lo considere, acercarse a nuestro edificio para que certifique la impotencia en la que sobrevivimos y el atropello sicológico y físico del que somos víctimas, con el agravante de que no tenemos a quien acudir, ni órgano policial que nos defienda, o por lo menos dé la cara, informándonos quiénes son estos invasores y a la orden de quien están”.

 

 

Comentarios: