“Burladeros, Tapaderas y Coartadas”

Pero no se crea que la repetición ad nausean de ventajas chavecista del orden del 15, del 20 y hasta del 30% en las encuestas, son solo ingenuas formas de propaganda para desmoralizar a los tontos y pusilánimes no

Cuando se hace de la mentira una política de Estado, cual es el caso de la dictadura militar que nos desgobierna, se va creando, por vía de la propaganda goebeliana, una pseudo realidad  que se afinca en ciertos burladeros para ocultarse, algunas tapaderas para esconder la simulación e innumerables cortadas para justificarse ante la opinión pública.

Aun así, el Rey esta desnudo y no pareciera haber forma de vestirlo. La obsesión compulsiva que los hace ver Revolución donde solo existe pillaje y megalomanía ha resultado en una negación colectiva de la realidad que los hace creer en un triunfo electoral solo visible en encuestas chimbas que, por supuesto, ventilan y publican con descaro y profusión.

Pero no se crea que la repetición ad nausean de ventajas chavecista del orden del 15, del 20 y hasta del 30%  en las encuestas, son solo  ingenuas formas de propaganda para desmoralizar a los tontos y pusilánimes no, se trata de crear, sobre todo para consumo externo, una coartada que en el futuro les permita fácilmente reforzar, ante la comunidad internacional, una matriz de opinión que justifique el arrebatón electoral del 7-O, programado en la sala situacional de Miraflores.

En ese mismo orden de ideas, la insistencia de los tarifados del régimen solicitando un reconocimiento a priori de unos resultados electorales que ellos saben cuestionados desde ahora, adquiere la categoría de tapadera, tras la cual pretenden esconder la impudicia del dictadorzuelo y el nerviosismo de sus sicofantes.

Igualmente, la tan llevada y traída soberanía como forma de escapar de la vigilancia internacional con relación a las violaciones de los derechos humanos, se constituye en el burladero detrás del cual la dictadura pretende esconder, sin lograrlo, sus practicas de persecución contra todo  aquel que se enfrente al pillaje  pseudo revolucionario.

De todas maneras, el prestigio de Chávez ya no da para más, es un prestigio que se va y que nunca más volverá.

Jóvito Alcides Villalba Vera

alvilla8@cantv.net

 

Comentarios: