Los retos de Copei

Ahora si se subió la gata en la batea con la renuncia de Eduardo Fernández el padre del humanismo cristiano a la tolda que preside Roberto Enríquez Lavaud quien nunca pensó que por sus declaraciones en Noticias 24 TV hizo entrar en cólera al máximo referente de la tolda verde. Aquí cabe la pregunta ¿qué es Copei sin Eduardo Fernández? Ese líder fundador si tenía formación social cristiana y ahora cuando el fundador del IFEDEC renuncia públicamente la gente comienza a buscar razones por las cuales partió a su rol de independiente. Y las razones estuvieron en la crítica descarnada y hasta irrespetuosa que hizo Enríquez contra Ramón Guillermo Aveledo al hacer comentarios contra su salida de la Secretaría de la MUD y señaló “No fue coherente la forma como se fue, y aun cuando es insustituible, pero no imprescindible se fue de mala manera”.

Pero fue más profundo Roberto Enríquez Lavaud al señalar “ese regalito que no dio Ramón Guillermo Aveledo por la forma soberbia como se fue casi nos saca de circulación”, y fue capaz de decirle a los líderes copeyanos que se fueran “Soy un dirigente que se formó leyendo, observando y estudiando a Aveledo, Eduardo Fernández y Oswaldo Álvarez Paz, entonces les exijo que digan si siguen en Copei o no, sino que se vayan”. Esas frases hirieron de muerte a Eduardo Fernández que tiene largo rato siendo el respirador artificial de la tolda verde y que Enríquez lo desconoció con esas osadas y atrevidas palabras que le destruyeron el alma de humanista cristiano. Por ese reto que lanzó al aire el Presidente de Copei y los latigazos contra Ramón Guillermo Aveledo y las posiciones asumidas en la MUD, el acercamiento a Voluntad Popular y al Congreso de Ciudadanos para fracturar de alguna manera la unidad nacional, terminaron de eyectar a Eduardo Fernández de una tolda verde que se queda sin referentes políticos porque en ese caso “El Tigre” Fernández es la carta de nivel más alto de la tolda fundada por Rafael Caldera.

Así como se fue Rafael Caldera de Copei en pelea con su pupilo Eduardo Fernández se fue éste de Copei para dejar a la tolda de la lanza sin dos fichas importantes para el renacer de esta organización política que en los últimos tiempos ha traído a sus filas a figuras desmirriadas y que no sueñan con leerse si quiera un pensamiento de Maritain, de Caldera o de Calvani. Por eso es que se produce un proceso de descomposición interna por la cantidad de figuras desconocidas que nunca podrán digerir el humanismo cristiano que defiende una plena realización del hombre y de lo humano dentro de un marco de principios cristianos en una filosofía de inspiración cristiana que Jacques Maritain desarrolló en sus obras como “Humanismo fibral” y “El hombre y el Estado”.

Y va más profundo Maritain para darle en la cara a los que creen que ser humanista cristiano es una rochela al señalar “El hombre del humanismo cristiano sabe que la vida política aspira a un bien común superior a una mera colección de bienes individuales…que la obra común debe tender, sobre todo, a mejorar la vida humana misma, a hacer posible que todos vivan en la tierra como hombres libres y gocen de los frutos de la cultura y del espíritu”. Con esos planteamientos filosóficos de Maritain y Mounier que chocan con la tesis del Humanismo de Alejandro Guillamón que en el 97 propone el Neopersonalismo cristiano que enfoca tesis más liberales que se traducen en opciones políticas actuales o de futuro. Con esos planteamiento se topó Enríquez al asumir posiciones más individuales al entregar el partido en las regiones a figuras que no podrán entender nunca a Maritain, Mounier y menos a Guillamón porque son fachadas de la nada que solo apuestan a sus bienes personales, al tráfico de comisiones y a la locura del poder para envilecerse y enriquecerse que no se parece en nada al humanismo cristiano, ni al humanismo integral y si en algo al neopersonalismo cristiano.

Copei perdió a Eduardo Fernández y por supuesto al diputado Pedro Pablo Fernández y dejaron a Enríquez con sus mentiras fabuladas en comedias de poder que terminan bañando locos y santiguando enfermos de ambiciones.

manuelavila1Manuel Avila

@enciclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Para incorporarlo en nuestro sistema de creencias: FUNDAMENTOS DE LA LEY DEL DR. JOSEPH MURPHY

1.-Piense bien y el bien le seguirá. Piense mal y el mal le seguirá. Usted es lo que usted piensa todo el día. 2.-Su mente...