Predicciones de Virginia Escobar

virginiaelenaescobar@gmail.com

@virginiaescobar

Lectura hecha el 11 de septiembre de 2012.

Después de mucho pensarlo y negarme conscientemente a sacar predicción alguna sobre el destino de Venezuela me he animado nuevamente a abrirle las cartas a mi cochina democracia y desordenado país que tanto amo, y aunque es cierto que nunca publico todo lo que veo, trataré de explicarles de la mejor manera lo que mis cartas me dicen. Además lo que predije en Abril se cumplió casi todo, sin embargo les advierto que el destino puedo cambiar en base a nuestras decisiones, y es que esta vez mis predicciones difieren mucho de lo que mis colegas han presentado hasta ahora.

Por los momentos solo explicaré los hechos que se me presentas de hoy 11 de septiembre hasta el 7-O, ya que las cartas aun se niegan a dar una explicación coherente sobre los hechos que debieran sucederse apartir del 8-O.

Consciente Colectivo: Nada está claro para los venezolanos en estos momentos, la confusión reina, pero en este caso no es por falta de información, sino por las expectativas y la ansiedad que han generado las elecciones del 7 de Octubre en Venezuela. A diferencia de otras oportunidades el consciente colectivo está por encima de los sentimientos y las paciones. Aparece la razón dominando al corazón, así que podemos hablar de una confusión que se analiza constantemente, de cual se habla y se escucha porque que la mayoría quiere esclarecer hechos que aun no han sucedido a través del examen y análisis, pero aun no existe una explicación que satisfaga a la mayoría.

Por otro lado un buen número de personas le dan la espalda a los acontecimientos por considerarlos estresantes, abrumadores o desalentadores. Las cartas dicen que no es el momento para alentar rencores, debemos alejarnos de los enfrentamientos, las luchas (así sean verbales) porque serán perjudiciales y alterarían aun más el tan débil consciente colectivo. De hecho hablan de que la solución sería regresar a la alegría como arma más eficaz contra el desorden y la confusión.

En el territorio venezolano: Las injusticias, la violencia verbal y física, y la desconfianza generan enfermedades nerviosas en el colectivo, pues si bien estas son las características del saliente, caer en su juego producirá un rechazo contundente de aquellos que no estaban muy seguros (y créanme cuando les digo que se trata de un buen número de venezolanos) por lo tanto las cartas recomiendan templanza y moderación, seguir trabajando en la reconciliación sigue siendo el camino correcto a seguir para el que quiera obtener el triunfo.

Las tentaciones para algunos miembros de la unión serán atractivas, por lo tanto no es de extrañarse que veamos nuevos desertores, sin embargo no serán los únicos en sufrir pérdidas dentro de sus seguidores, nuevos rumores sobre la salud del gobierno hará tambalear al oficialismo en su momento.

Tanto para un bando como para el otro las luchas internas generaran descalabros (en su debido momento), causando mucho daño a sus respectivos seguidores y perdiendo cada uno posibilidades de una victoria contundente y definitiva el 7 de Octubre, puesto que el margen de indecisos y abstencionistas podría volver a crecer. Según las cartas seguimos pensando de manera individual y no en el colectivo por lo tanto ningún bando debería asegurar la victoria puesto que quedarían como mentirosos para aquellos que desde abajo los ven.

Para aquellos que insisten en preguntarme quien de los dos bandos gana, aquí les va mi respuesta: Ganará el que logre mantener su estrategia sin caer en las provocaciones de su adversario. Esto significa que el destino está en manos de los venezolanos, y no de una línea del destino. Sé que para muchos podría resultar ilógico viniendo de alguien que lee las cartas y predice el futuro, pues como yo soy la experta en la materia créanme cuando les digo que las cartas solo nos describen las situaciones en las que nos vamos a encontrar, más no pueden predecir la decisión que vamos a tomar. Para cualquiera de los dos bandos sería nefasto dormirse en los laureles.

Sentimientos colectivos: Ambos bandos padecen del mismo mal, y con esto me refiero a las “expectativas” que generan la consulta popular para elegir al nuevo presidente, y es que prácticamente todos los venezolanos han olvidado que gane quien gane la otra mitad del país quedará muy abatido y triste, puesto que la diferencia entre el numero de un grupo y el numero del otro grupo es mínima.

Hechos en orden cronológico:

-       Comenzarán nuevamente los rumores sobre la enfermedad presidencial debido al exceso de trabajo y en algunos momentos abuso por su parte, muchas veces se le olvida que está en período de recuperación, así que una nueva recaída podría separarlo por un tiempo nuevamente de su cargo, y haciendo viajes para visitar a los médicos tratantes.

-       Sin embargo ésta noticia será opacada por la MUD puesto que una serie de insatisfacciones de alguno de sus miembros traerán retraso y agotamiento al darse nuevas separaciones (no se trata de partidos, sino de individualidades), las cartas marcan una reorganización de la familia opositora de noche y en medio de tensiones, sin embargo dicen las cartas que la inestabilidad en esa casa es justa y necesaria para que surjan los liderazgos que deberán quedar y no los que están puesto que hay muchas ganas de hacer las cosas de una manera diferente. En conclusión la MUD que conocemos no será la misma que llegará al 7 de octubre.

-       Es el líder de la oposición el que finalmente tendrá que poner orden en casa en medio de las vanidades y las personas superficiales, y aunque aun se encuentra como observador su experiencia le dice que pronto llegara el momento de acabar con los titubeos y las influencias del pasado, nuevas relaciones y nuevos liderazgos están por consolidarse en la unión y no tendremos que esperar largo tiempo, porque todo sucederá de un día para otro y aunque en un principio muchos puedan pensar de forma pesimista con respecto a las consecuencias de éste reordenamiento las cartas me indican que era un fin necesario.

-       La reorganización de la familia opositora es la que genera la armonía en medio de la crisis trayendo nuevos aires y deseos sinceros de ofrecer servicio y hacer un buen trabajo, son en su mayoría jóvenes que conocen el trabajo social y están deseosos de consagrar su vida a ello, sólo entonces encontrarán el apoyo monetario que tanto ansían y que aun no han logrado, y como dicen mis cartas “eso solo sucede donde existe la verdadera democracia”. Se abrirán nuevamente los canales de comunicación y regresarán la calma y el bienestar tan necesarios para garantizar una posible victoria, y asegurarnos que realizarán un buen trabajo después.

-       El oficialismo por su parte dará un lucha electoral muy fuerte una vez que se recupere y llegue nuevamente, trabajarán muy duro en recuperar los espacios perdidos y reestructurarán su estrategia del “Corazón” con métodos nuevos, la cual les abrirá nuevos caminos y para llevar sus proyectos adelante y ver sus deseos logrados. Utilizarán la estrategia de concentraciones tipo feria o mitin a las cuales llamarán algo así como “Fiestas Familiares” con las cuales lograrán recuperar espacios perdidos, pero al parecer siempre va a haber un gran ausente, y me refiero al candidato del gobierno (aunque puede que lo veamos en algunas ocasiones), sin embargo eso no va a parar a la maquinaria roja en su acometida.

-       El día de las elecciones será uno de los más hermosos que haya vivido la historia de Venezuela, pero también será una actividad agotadora para la mayoría, ese día (desconozco la razón) la Virgen del Carmen será la que reinará con mayor fuerza sobre Venezuela, mis cartas dicen o hablan del rosario y la fe de los venezolanos, no habrá mayores incidentes o por lo menos nada que salga de lo que estamos acostumbrados a ver, tales como: Algún abuso de algún guardia que se crea amo y señor de un centro, muchos que no aparecen como votantes, alguno que otro reclamo porque la papeleta no refleja su voto, en Caracas algunos amedrentamientos que no pasan de ahí, y lluvia muy fuerte en algunas regiones del país que impedirán pasar los resultados a tiempo o como estaban planificados.

-       Aparece entonces la voz de estafa de frente a la victoria en el dominio moral, que generará grandes actividades para tratar de recuperar lo perdido y aunque la actividad resulte agotadora no dará tregua, y con esto me refiero a cualquiera de los dos bandos que gane, aunque mis cartas “Hoy”, en “Este Momento” dicen que tiene más posibilidades la familia de la oposición que las familia del gobierno.

-       Según mis cartas la “Estafa” se dará dependiendo del número de abstenciones, así que si quieren echarle la culpa a alguien será a los que no quisieron ir a votar, o de aquellos que no retiraron del CNE a sus familiares fallecidos.

Las cartas del 20 de Septiembre del 2012 sobre el mismo tema: Venezuela y las elecciones presidenciales. (Realmente no dicen mucho pero igual se los coloco)

En el pensamiento: Dentro de las ensoñaciones y fantasías de una posible victoria, extraños eventos desorientan los pensamientos (las cartas no especifican que tipo de eventos son, pero al parecer son varios)

En el territorio nacional: Hay miedo y sospechas de amenazas que nos hacen sentir incómodos, hay preocupación y desorientación que genera mucha ansiedad. Madres con su sexto sentido activado desde hoy. Aun así hay poderes o planes ocultos. Las Cartas me hablan de una “cortina de humo.”

En el corazón de los venezolanos: Están deseosos de recibir el reconocimiento después de grandes logros, desean cosas positivas para enfocarse en el trabajo y olvidarse para siempre de la agresión y el conflicto. Desean respeto por su persona y sus propiedades, desean justicia, desean paz, desean seguridad. (Estos son deseos, no son hechos).

Hechos:

-          El 7-O en la noche, veremos moderación y paciencia por parte de los venezolanos, al parecer los primeros resultados no revelarán ventaja de ninguno de los candidatos, sale la balanza sin inclinación, los primeros resultados no son difinitivos, pero aun así traen mucha angustia decepción y dolor.

-          Sin resultados definitivos se abandona momentáneamente una situación conflictiva para sanar, para recuperar fuerzas, salud y aclara la mente, debido a que la información esta distorsionada, es confusa y está regida por una intolerancia prolongada que generará emociones profundas.

-          Aparecen posteriormente una serie de números y letras (esta información la coloco tal cual para ver si algún colega logra descifrar lo que yo no he podido). En este punto las cartas me confunden porque me hablan de una aclaración de la “k” a la “z”, si llevamos eso a números el abecedario tiene 28 letras, de la “a” a la “k” hay 11 letras, si llevamos eso a un porcentaje significa un 39%, quedando las otras 17 letras que representan un 61%, que podrían significar la aclaración de votos, pero también dice que todo se aclara el “11”, en pocas palabras las cartas vuelven a marcar el numero 11 (reconozco que ya el numerito me tiene verde porque aun no logro dar con su significado) puesto que sale el 4 de bastos y el 7 de bastos, si los sumamos da 11.

En fin, por los momentos la clave y la respuesta a nuestras interrogantes parece estar encerrado en el número 11, lo que si les puedo decir es que cada vez que pregunto qué significado tiene el número 11 en el destino de Venezuela, aparece la carta de Henrique Capriles Radonski derecha al lado de la carta de la autoridad y dominio sobre el inconsciente colectivo

Eso es todo por ahora y lo siento, pero no soy Dios, solo soy bruja…

Fuente:http://wiccareencarnada.wordpress.com/2012/09/21/lectura-de-las-cartas-a-venezuela-del-11-de-septiembre-del-2012/