¿Juicio por venir?

Hoy 26 de julio debió comparecer Jonathan Montenegro a la fiscalía 82 del Ministerio Público con competencia en delitos previstos en laLey del Derecho de La Mujer a una Vida Libre de Violencia. El actor como es sabido fue denunciado por su todavía esposa, la también actriz Patricia Schwarzgruber, por maltratarla psíquicamente mientras estuvieron casados.

Los artistas, separados desde primeros meses de este año, se casaron en agosto de 2008 y dos años más tarde tuvieron  a Sophía, primera hija de la actriz, segunda de Montenegro quien tiene a Antonella de unos 5 años.

Lo cierto es que la investigación ha seguido su curso ante los órganos encargados y hoy el protagonista de tantas telenovelas de amor rosa, edulcoradas está en la obligación de comparecer con su abogado para conocer por boca del fiscal del caso  qué  elementos  lo señalan según el expediente instruido,  como reo del delito de violencia contra su pareja.

Dicen que Schwarzgruber o mejor dicho su representante legal, presentaron una buena cantidad de testimonios de vecinos del edificio donde residían, entre otras pruebas que dan fe de las acusaciones en contra de su ex Romeo.     Al parecer, Julié Lima, primera esposa de Montenegro también lo señaló en tribunales por hechos similares cuando estaba separándose. ¿Será que este feo lío parará en tribunales y el artista tendrá que demostrar en juicio penal su inocencia?

Para refrescar un poco la memoria de nuestros lectores, les contamos que la historia corre así: Julié Lima y Jonathan se enamoraron y casaron mientras compartían roles en un dramático de RCTV. El insistió hasta que ella quedó embarazada antes de legalizar su unión. Posterior al cierre de Quinta Crespo, él se va contratado a Venevisión. Al poco tiempo los rumores de sus escapaditas e infidelidades a su esposa, con una colega de la telenovela en la que actuaba, se hicieron cada vez más insistentes. Como suelen muchos artistas, los involucrados en la historia siempre negaron el flechazo, requeteafirmaban ser amigos… el tiempo dijo otra cosa.    Hasta allí todo iba bien.

Comenzó el proceso de separación de cuerpo y bienes. La cuestión se empezó a caldear entre los hasta hacía poco esposos. Incluso, Lima confesaría tiempo después que el padre de su pequeña ni siquiera le había dejado un apartamento donde vivir con el retoño habido del amor de ambos. Salió la conversión en divorcio, firmaron… al fin Jonathan era nuevamente libre. Clavo pasado, ahora tocaba la nueva unión civil y por la iglesia.    Cuando se suponía que los esposos Montegro – Schwarzgruber eran felices comiendo perdices hasta el infinitum. Tatatán.

La hasta hacía poco muy enamorada y recién casada actriz sorprendió a un gentío con el horrendo cuento de la denuncia interpuesta en la Fiscalíacontra su amado esposito por violencia doméstica.     Tampoco se puede culpar a Jonathan de buenas a primeras aunque algunos hechos lo hagan parecer el malvado del relato. En su descargo debemos referir que en una entrevista dijo, palabras más, palabras menos, lo siguiente. Quienes me conocen saben que nunca maltrataría a una mujer.

Pero lo más espeluznante fue afirmar tajantemente que su segunda cónyuge, sin él saberlo, maltrataba a su Antonella, su primera hija, por ello la niña estaba siendo atendida por una psicopedagoga y tiene cómo demostrarlo en tribunales.      Lo curioso de todo esto es que no sabemos si por casualidad o causalidad, pero al actor los matrimonios sólo le duran dos años. El primero fue de 2006 a 2008, el segundo de 2008 a 2010. ¿Cuál será la razón? Entretanto, como un clavo saca otro clavo, dicen que el actor ya consiguió consuelo en los brazos de la actual Miss Nueva Esparta  Gabriela Quiñones mientras que Patricia  Schwarzgruber habría   hecho lo mismo, aseguran, desde mayo con Luis Alberto Briceño