Berenice Gómez ¡Todo un personaje!..

Amada por muchos y odiada por otros, de personalidad fuerte, directa y sin rodeos, esta reconocida periodista con más de 20 años de carrera en los medios nos regaló unos minutos de su apretadísima agenda de trabajo para compartir con nosotros, el resumen de su vida. 

En apenas 45 minutos nos expresó parte de quién es, su lado profesional y familiar, entre otros; realmente fue tan grato el encuentro, que el tiempo pasó volando y se nos hizo muy corto para seguir al lado de esta inquieta comunicadora que no para de pensar a cada segundo. Sus ojos se mueven rápidamente porque se evidencia la forma en que ella busca entre sus recuerdos para darnos las respuestas a cada pregunta que le hacemos, sólo con el ánimo de mostrar un lado tal vez, desconocido al público de tan particular personaje.

Conocida como “La Bicha”, Berenice nos observa y presta atención a cada palabra que le decimos… con carácter, seguridad, voz firme y ronca nos cuenta las anécdotas, historias, pruebas, enseñanzas y crecimientos vividos en su andar por este mundo, hasta nos aconseja cual mamá a sus hijos, de lo que tiene que ser un buen venezolano, un buen profesional y sobre todo, un excelente ser humano.

Con palabras claras, sin poses y realmente espontánea, compartimos esta grata entrevista con ustedes junto a una Berenice Gómez muy lejos de las cámaras, del set de estudio y totalmente asequible, sincera y fácil de entender. Cuando algo no le gusta su rostro la delata sin embargo, para decir las razones por las cuales no comparte posiciones o criterios, tiene las palabras adecuadas
para explicar el por qué y con un razonamiento simple y sin complicaciones, decir con inteligencia lo que piensa… de verdad, ella es todo un personaje que tiene mucho para contar.

Berenice la profesional.

¿Cuándo sentiste esa inquietud por ser periodista, la vocación cómo llegó?.

A ver… yo siempre soñé ser licenciada y doctora en química, quería ser como mi tatarabuelo y abuelo alemán, Rodolfo Wollweber Pretorius (eran químicos, botánicos y médicos). Yo me estaba preparando para ser química y hacer postgrado en el exterior, resulta que estudiaba química en la UCV (uno de mis compañeros era el ex rector de la UCV Giuseppe Gianneto) y funcionarios del CONICIT fueron a buscar estudiantes que trabajaran en la “I Encuesta Nacional de Ciencia y Tecnología” y acepté trabajar, porque en mi casa se necesitaba mucho el dinero, éramos muy pobres.

Entré ganando Bs. 800, que nunca tuve en mis manos pues se los entregaba íntegros a mi mamá, y a los tres meses era supervisora de mis compañeros, ganaba Bs 1.200. Al año supe que había un puesto en el CONICIT con el que podía ganar una fortuna de Bs 3.500 y lo pedí al Secretario Ejecutivo, Luis Raúl Matos Azocar, que me dijo sí pero con dos condiciones: “…te cambias a periodismo y me muestras las notas” y así entré a estudiar periodismo, siempre saqué muy buenas notas, de manera que vocación no hubo ninguna… ahora si volviera a nacer, sería nuevamente reportera.

¿Cuál ha sido la experiencia más hermosa que recuerdas en tu carrera, como profesional de los medios?.

Comprobar que “en mi hambre mando yo”, que no tengo miedo y que no me arrodillaré ante nadie… no son poses, son realidades que me enseñaron en mi casa y que las mantengo.

¿Cuál ha sido lo más difícil que te ha tocado vivir como periodista?.

Varias cosas y puntual las digo: ver como esta banda de bandidos ha ido desbaratando mi patria, inmorales corruptos que han ido acabando con la solidaridad, con la paz, con las instituciones, llenando de odio y de resentimiento a las familias y sus integrantes. Recibir una golpiza en la plaza Bolívar cubriendo un acto del 4F, adornada con escupitajos, insultos y patadas. Estar apuntada con un fusil Stayer de asalto, por un esbirro chavista que se llamaba Arquímedes Franco bajo las órdenes de Lina Ron y que no me mató porque no le dio su gana… allí también llevé golpes y me robaron mis pertenencias que para Lina Ron eran “botín de guerra”.

Impresionante lo que dices y es obligatorio preguntarte: ¿la Berenice frontal, aguerrida y luchadora que todos conocemos alguna vez ha sentido miedo?.

¡No!… mis padres me enseñaron que el miedo es un magnífico mecanismo para evitar el peligro, entonces lo siento y lo uso pero, no domina los actos de mi vida. Como soy persona de fe, voy caminando en la vida de la mano de Dios, si él está conmigo, nadie contra mí. No tengo miedo a la muerte porque es lo más seguro que tenemos, y hay que estar preparados.

¿Cuál ha sido el entrevistado que mayor impacto te ha causado?.

Rafael Orihuela, Gabriel García Marques, mi padre Raúl Gómez Peñalver, el doctor Carrera Damas, Luis Alberto Machado, Ruth Capriles, Argelia Laya, Rosemary Rodríguez, Mercedes Pulido de Briceño, Jorge Olavarría, Miguel Ángel Capriles… son muchos.

¿Cuál opinión le mereces o alguna diferencia a realizar, entre tu generación de prensa y la actual?.

Una fundamental: nosotros no tuvimos que luchar por la libertad de expresión, la ejercimos sin miedo… estos niños de hoy están dando una bella, hermosa y digna batalla por la libertad de expresión en este país. ¡Serán mejores que nosotros…!

Con tantos años ejerciendo la carrera de comunicación donde habrás visto miles de situaciones, ¿qué aconsejas a los nuevos periodistas?.

Que no sean flojos, que no sean piratas, que lean libros y prensa, que escuchen radio, que vean televisión, que digan la verdad o la que ellos consideran que es la verdad después de hacer todos los esfuerzos decentes, humanos y válidos por conseguirla… la atrocidad más grande que puede cometer un periodista es alterar la verdad. Que reconozcan gallardos cuando se equivoquen, el derecho a réplica es sagrado y dignifica, si uno actúa de buena fe.

¡Directa y sin rodeos!. 

¿Consideras que la prensa se ha ejercido correctamente en Venezuela?.

En Venezuela los dueños de medios utilizaron ese poder para llevar candidatos elegidos a presidentes, diputados, senadores, gobernadores y alcaldes y destruir a los que ya no podían utilizar, hasta que les salió el macho mal capa’o Hugo Chávez Frías a quien no pudieron controlar. Algunos periodistas han estado en esa jugada, “sicarios de la información”. La mayoría de los periodistas hemos estado ejerciendo con dignidad y no hemos formado parte de ese circo.

Ante aquellos que se hacen llamar “periodistas” pero carecen del mérito, valores y hasta del título, donde sólo se lucran por difamar. ¿Cómo se le puede alertar y aconsejar a las nuevas generaciones para que no caigan en la carencia de ética?.

Ese tipo de gente, esos sicarios de la información, siempre han existido y existirán. Cada quien sabe a qué bando arrimarse, para eso tenemos libre albedrío. Los malos siempre son detectados y todos los conocemos. Ellos hacen la diferencia.

¿Cómo ves a Venezuela luego de este tiempo?.

¿Venezuela?… destrozada, abollada, con pérdida de valores, de tolerancia, con odios y resentimientos inútiles, con hambre y luego que esto pase, tendremos trabajo parejo entre todos para reconstruirla. Aquí estoy de abanderada, de voluntaria para ese trascendental trabajo, feliz de poder contarle a mis nietos que estuve allí trabajando para que hereden una patria, luego de que Atila y sus huestes dejaron ni la brizna de paja en el piso.

¿Crees que Venezuela aprendió la lección de no valorar al sistema democrático, a pesar de sus fallas?.

¡No!, y por eso Hugo Chávez Frías está allá, en el poder… “por ahora”.

Si tuvieras en este momento, frente a frente, al Presidente Chávez y sus más emblemáticos colaboradores… ¿cuál pregunta les harías o qué les dirías?. 

Miles de preguntas… ¿Con quiénes negocian para salvar vidas, haciendas y prevaricado, a cambio de qué?; ¿creen que se van a salir con la suya y la mano de la justicia no los tocará?, ¿qué se siente luego de 12 años de poder total estar parados en el borde del precipicio sin paracaídas?, ¿desde cuándo sus familias comenzaron a irse del país?, ¿por qué tanto desprecio, odio y resentimiento ante la familia, el conocimiento, la academia, las instituciones, las fuerzas armadas y el gentilicio venezolano?.

¿Qué les hizo Bolívar y esta tierra, para tratarlos tan mal y con tanto odio y desprecio?, ¡cómo celebrar 200 años de independencia si ustedes nos sometieron al yugo imperial de una islita del Caribe, ustedes pagaron por la invasión cubana con nuestros dólares y nos convirtieron en un departamento de Cuba… no les da vergüenza!.

¿Qué le hace falta a Venezuela para convertirse y ser el país de primer mundo que todos deseamos?.

Compromiso de cada uno de nosotros.

“La Bicha” que no es tan bicha…

Eres un personaje… ¿cómo se define Berenice Gómez?.

Una venezolana madre, hija, abuela y hermana que se siente orgullosa de haber nacido y crecido en esta maravillosa patria, que le pide a Dios que esta marabunta de vagabundos se aparte del poder y del gobierno para reconstruirla con todos adentro, y los asesinos y ladrones se les haga un juicio justo y paguen por sus crímenes.

Entre periodista, reportera, actriz, Berenice o “La Bicha”… ¿con cuál te identificas?.

Periodista, ¡esa me gusta mucho!… estoy orgullosa de lo excelentemente que me he formado y mi ejercicio profesional me encanta. Reportera, me gusta mucho más, por serlo recorrí el país entero y mucho mundo, mi vida ha estado full de adrenalina, de triunfos, medallas, premios y alegría; actriz, esa es interesante.

Berenice es la madre, la hija, la hermana, la novia, la esposa, la amiga, esa es severa, responsable, juiciosa, organizada, disciplinada y que quiere ser mejor cada día. “La Bicha” es una respuesta a la falta de respeto del presidente Chávez con eso de llamar “Bicha” a la Constitución, ¡y me salió muy bien!.

Sabemos que pasaste por etapas difíciles y tienes un gran cambio en tu persona, tanto externo como interno. ¿Qué hay en este presente de la Berenice antes de la cirugía bariátrica y la actual?.

Lo primero es que Cheo Herrera, Alberto Salinas, Edwin Santiago y Francisco Griffin salvaron mi vida, ¡si no me operaba me moría!. Segundo: hice lo que me dio la gana siendo obesa y fui feliz, pero ahora recobré mi salud, me rejuvenecí, me gustó mucho, me pongo ropa que ni soñaba, perdí los kilos, el marido, el carro, el apartamento y el trabajo pero gané en tolerancia, en conocer otra parte de mi, a la que llaman “bonita” porque no estaba familiarizada con esa palabreja… ¡estoy feliz!.

Tienes una forma de expresarte muy particular y llamas a los errores y todo lo que conlleve una tristeza humana, como bendiciones, pruebas de vida… ¿Cómo llegaste hasta aquí, a este nivel o criterio del espíritu, teniendo la personalidad tan fuerte que te caracteriza?.

Siguiendo los consejos de mis padres que son brillantes, intelectuales y exquisitos contertulios, gente muy sabia y de muy buen gusto, gente culta y estudiada, leyendo muuuuuuucho, filosofía por ejemplo, siguiendo las vidas de mis héroes, los que nos fomentaron en la casa: Gautama Sidharta, Jesús, el Nazareno, Gurdieff, Mohandas Ghandy, Martin Luther King, Nelson Mandela, Teresa de Calcuta… esos son algunos de los ejemplos de vida que papá y mamá nos enseñaron.

Luego, tengo el honor de ser egresada de los seminarios Insigth, mis hijas, mi madre, mis hermanos y mis dos ex esposos también. Allí aprendí mucho y renové mis votos con la razón, el deber ser, el sentido común, aprendí a ser mejor hija, ciudadana y persona, además leyendo mucho, escuchando mucha ópera y oteando en la vida de muchos, pues soy adicta a las biografías.

¿En qué crees?.

En el amor incondicional, en la familia, en el compromiso, en el sentido de ciudadanía , en la igualdad, en la tolerancia, en la solidaridad, en el perdón, en la fe, en la justicia, en las enseñanzas de lo que erróneamente llaman fracaso, dolor, muerte… en el perdón, en la revolución francesa, en el óctuplo sendero… en hacer el bien y no mirar a quién, en que “el respeto al derecho ajeno es la paz”, en “que con la verdad ni ofendo ni temo”, en que jamás me arrodillaré ante el poder, en que fui bendecida al nacer de mis padres y en esta patria maravillosa… creo en María Callas y en mi tío Lorenzo Eduardo Herrera, en mi adorada tía Lourdes y en mi Tita Zoraida…

Una anécdota divertida que aún al pensarla, te cause risa y agrado.

¡Cuánto me divertí con Jaime Bayly y con María Elena Lavaud!.

¿Una gran enseñanza de vida?.

Por lo que está pasando Hugo Chávez Frías, después de ser el hombre más poderoso de mi patria, está pasando por un horror en el que se le va la vida y todo ese poder.

¿A cuál personaje histórico te gustaría entrevistar y por qué?

A Nelson Mandela, para aprender más de la integridad.

¿Qué ha sido lo más extraordinario que has visto como venezolana y ser humano?.

Como es mentira que Dios castiga y premia. Cada quien aplicando el libre arbitrio se castiga o se premia, cada uno se da el presente y el futuro. Dios anda como por ahí… nada que ver con eso.

¿Cómo quieres ser recordada: como la Bicha, la aguerrida o Berenice Gómez?.

De ninguna manera… quiero morir en el anonimato, sin esquela, sin noticias, sin nadie que no sean mis hijas o mis hermanas. Quiero ser privada en ese momento, envuelta en la sábana de la cama, cremada y las cenizas vertidas en el pie de la mata de aguacates del patio de la casa de mi Tía Lourdes. ¡Al que se atreva a escribir una nota sobre esa muerte, le jalo las patas en la noche!. ¡Jajaja… atrévanse!.

¿Cuál es el mayor ejemplo, legado o enseñanza que recibiste de tus padres y de familia?.

Ser yo y no parecerme a nadie. ¡Nunca segundas partes fueron buenas!. A ser libérrima como las crines de un caballo, a no mentir.

Desde el cierre de RCTV has hecho de todo. ¿Qué planes tienes fuera de la radio?.

Son muchos, aparte de mi programa en RCR 750 AM “La Bicha y La Cuaima” junto con mi hermanita Érendira y el señor “Serrucho” Wilmer Suárez, tengo un portal web sensacional: www.tururutururu.com y a la orden de Culturísima y te cuento, que se colapsa por la cantidad de visitantes que recibe a diario. ¡Qué éxito!, ¿verdad?.

Un consejo o comentario final para todos nuestros lectores nacionales y extranjeros (gracias a la tecnología de la red), que han podido conocerte fuera del foro televisivo o radial a través de esta entrevista cedida gentilmente por ti.

Lean esta maravilla Culturísima que es un fresco y agradable intento por recordarnos quiénes somos los venezolanos: unos tipos súper aguerridos y comprometidos con y nuestro país, gentilicio y creencias… ¡Esos somos los hijos de Venezuela!.

 

Foto portada, pág. 2 y 4: Brain Storm Publicidad, c.a.
Fotos página 3: Jaime Dos Reis.
Maquillaje y estilista: Alexander Martínez.
Vestuario: Irma Contreras.
Locación: JimClark Studio´s

fuente: http://culturisima.com.ve