Qué molleja de gorras fúnebres… mandadas a hacer en enero… junto con toneladas de franelas negras