Ángel Alberto Bellorín De ausencias absolutas con cuerpo presente del ausente

Aún recordamos aquella locura intrascendente, cuando la Asamblea Nacional declaró la “Ausencia Absoluta” del Presidente Maduro cuando todos veíamos al “presunto ausente” en cadena y mandando más que un dinamo, (por lo menos en apariencia).
Particularmente como ciudadano y abogado con doctorado en Derecho Constitucional, en ese momento me vi obligado a criticar y desmontar las falacias, utilizadas como argumentos de la decisión por los diputados opositores. Recuerdo utilizar una frase muy repetida en mis escritos: “La mejor manera de vengarse de los malos, es no actuar como ellos”.
Esta otra “locura de ausencia con cuerpo presente” QUE VIENE DEL ZULIA, y que si surte efecto político, jurídico y social, ya que proviene del garrote de poder malandro, no debe causar sorpresas por su IRRACIONALIDAD. Al respecto, y por su claridad meridiana, comparto esta brillante opinión de mi amigo,el Dr Pedro Itriago Camejo, publicada hace pocos minutos en su muro:
-“Este servidor siempre ha visto la pugna interpartidaria contumaz con objetividad, al tratarse de un conflicto político por unas de sus causas esenciales: el poder. Como solían decir los muchachos hace un tiempo “no me caigo a pasiones”.
Pero como diríamos hace unos días, lo que resulta intolerable, a veces hasta vomitivo, es ese discurso constitucional oficial manipulador y miserable, peregrino, embustero y jurídicamente desolador por decir lo menos.
Escuchando las argumentaciones del Presidente del Consejo Legislativo del estado Zulia y aún considerando a los Guanipa, tanto el mayor como el menor, un par de locos de carretera, propios de este tiempo de “mentalidades extraviadas”, resulta sorprendente como estos íncubos del chavismo, van transformando los disparates en argumentación jurídica constitucional.
Dice el fulano Omer, de cuyo apellido no quiero acordarme y quien funge como Presidente del parlamento local, que el Consejo Legislativo del estado Zulia ha procedido a la declaratoria de ausencia absoluta del Gobernador electo, por cuanto que no cumplió con los requisitos “legales y constitucionales” para asumir el cargo, porque y cito al Omer de marras:
-“Las elecciones las convocó la ANC y el requisito indispensable para asumir el cargo, era la juramentación por ante el soberano cuerpo supra-constitucional y luego, como complemento, la juramentación ante el CLEZ”.
Insólito: unas elecciones que tenían un año vencidas, resulta que una Asamblea sobrevenida, las convocó oficialmente, habiendo sido anunciadas previamente por el CNE en octubre de 2016.
Otra: la juramentación por ante el CLEZ, es la que dispone la Constitución de 1999 (aún vigente porque el adefesio jurídico impuesto por la sagrada voluntad roja-rojita, no ha redactado la nueva Constitución para la que se supone existe), siendo esta “jura”, como suelen decir los argentinos, la que es de naturaleza jurídica legítima y absolutamente legal por consecuencia.
Además, declaran la “ausencia absoluta” de un tipo que pública y notoriamente ha tratado de juramentarse como Gobernador por ante el CLEZ, luego de su proclamación por el mismo Poder Electoral y ha sido el cuerpo legislativo estatal el que se ha negado a recibirle.
En términos del Derecho Penal, sin que quepa tal interpretación en este campo, pero a tono con estas locuras “de juris”, es “noticia criminis” el intento reiterado de Guanipa por tratar de juramentarse CONFORME LA CONSTITUCIÓN ASÍ LO ESTABLECE, y con base a una argumentación (ya lo dijimos) por demás peregrina lo quitaron del medio, nombrando en el camino a “una Gobernadora encargada”… Increíble, estos maracuchos de tonalidad carmesí han creado a su propio Ulpiano…pero al estilo de Ulpiano Valera…¡Viva Nicolás y adelante!.”.

Comentarios: