Ángel Alberto Bellorín ¡Se pasaron¡ a un ex amigo, el general en jefe (Ej) Raúll Isaías Baduel

“…rodeado de ídolos y aroma de incienso, cantos gregorianos y de diferentes ediciones una apilonadas sobre la otra del libro “El Arte de la Guerra” de Tsun Tsu, hablamos por largo rato en su despacho

Más allá de graduarse un año antes que yo, y que siempre estuvo por encima de la media intelectual o moral de su grupo, Raúl Isaías fue desde cadete y por mucho tiempo mi amigo.

Trabajamos juntos, hablamos mucho, discutiendo sobre tantas cosas… me gustaba escuchar su pausado verbo que con coherencia racional, contrastaba con el mío.
A pesar de que compartí totalmente su decisión en el 2002 que lo catapultó transitoriamente como héroe de eso que llaman el “chavismo”, no estuve de acuerdo con otras situaciones subsiguientes y así se lo hice saber en su cara, cuando en la noche, de un día cualquiera del 2007, rodeado de ídolos y aroma de incienso, y de diferentes ediciones una apilonadas sobre la otra, del libro “El Arte de la Guerra” de Tsun Tsu, hablamos por largo rato en su despacho de Ministro.
Desde que comenzó su calvario, he estado pendiente de ese ex amigo como lo bauticé esa vez que rodeado de ídolos y aroma de incienso hablamos,… él, con su cerro de soles cómo General en Jefe Ministro de la Defensa y yo como Coronel súper retardado, pronto a pasar a retiro, pero más incómodo que nunca al poder por cosas que ya,casi libre de ataduras, había comenzado a publicar.
Han pasado- muchos años, y siento que lo que le han hecho a Baduel, hace rato pasó la raya de cualquier límite moral inimaginable. Lo que da más indignación es saber que muchos de los actuales jefes militares, antiguos subalternos del hoy “árbol caído”, fueron los más consecuentes aduladores busca-ascensos (Lo vi, no me lo contaron) y ahora son los verdugos de una guillotina que mañana, sin duda alguna cortará sus propias cabezas. ¡Tanta torpeza aturde, pobres imbéciles ignorantes y cobardes!
Para no extenderme, me gustaría compartir un escrito, que sin importar el mensajero, contiene un mensaje que debe ser leído, en especial por los jóvenes militares que me leen. De ese escrito,este párrafo:
“Venezuela se ha convertido en el país de la degradación. Se ha degradado la vida. A cualquiera lo matan por un reloj o un celular, o cualquiera se muere por falta de una medicamento. Se ha degradado el salario. Y ni que lo aumenten todas las semanas, se puede ocultar el fracaso económico monumental de este gobierno. Se ha degradado el trabajo como valor fundamental. Se ha degradado el sueño de superación, y se le ha confinado a una caja de Clap. Se ha degradado la justicia y también el derecho a disentir. El caso Baduel es uno de los tantos ejemplos de esta triste hora venezolana.”
Ángel Alberto Bellorín

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Claudia Díaz, la enfermera de Chávez que terminó con cuentas en Suiza

Lunes, 24 de septiembre de 2018 https://youtu.be/ghO4j51XHkA?list=PLIsWuqSba1Bsx1e-jFffDZSL7U954tEDs 25/04/2018 EL ESTÍMULO @elestimulo ADRIÁN VELÁSQUEZ | CLAUDIA DÍAZ GUILLÉN | PANAMÁ | PANAMÁ PAPERS |  Comenzó como una de las enfermeras que trató a un...