Ángel Alberto Bellorín: Visión Jurídica y política de los ascensos militares (…III) El despojo del mérito: paso a paso del modus operandi

Antes de ir al grano, es necesario resaltar como contexto del momento histórico, preámbulo a los golpes militares de 1992, las trampas institucionales relativas a las barreras colocadas a un pequeño grupo de mi promoción (1977) para dificultarnos efectuar el Curso Básico de Estado Mayor Nro. 32, que, designados para su ingreso por Resolución, desde el mes de mayo de 1991, sin necesidad de concurso, como se había realizado en años anteriores, en forma sorpresiva, y arbitraria, en julio de 1991, luego del cambio de autoridades del Alto Mando, mediante nueva Resolución, dicho grupo de20 oficiales de mi promoción, fuimos excluidos del curso, que se inició en agosto y pospuestos para el próximo curso, con la excusa de falta de plazas.

“Casualmente,” en agosto de 1991, surgió una nueva directiva, que a partir de su vigencia, consideraba dicho curso como requisito indispensable para ascender al grado de Tcnel, con un ingreso, previo concurso, que para participar tenía como único requisito tener el grado de Mayor, sin importar la antigüedad, por tal razón, los rezagados por razones de ausencia de “plazas vacantes” de mi promoción, para poder ascender en Julio de 1992 debíamos en octubre de 1991 concursar con todos los mayores que quisieran hacerlo, aprobar el concurso y finalizar favorablemente el curso, que culminaba a mediados del mes de junio de 1992.

Esta situación me generó toda una serie de reclamos que consideré justos ya que, correspondiéndome ascenso en 1992, lo califiqué como una inmoralidad, que favorecía arbitrariamente a la mayoría del resto de la promoción y en forma especial al primer grupo de graduados del BAFORE, a los cuales para esos días, les habían modificado su situación militar de oficiales de reserva a oficiales asimilados en ingresaron directamente al curso 32, sin concurso, en detrimento de mi persona y otros 19 compañeros de la promoción Mac Gregor, más antiguos por ser efectivos.

Estos reclamos me generaron mucho “roces”, con superiores de turno, en especial con quien, para agosto de 1991, ocupaba el cargo de Jefe del Estado Mayor del Ejército, gd (Ej) Jorge González Beltrán, quien en varias oportunidades personalmente me dijo que así aprobara el curso, me olvidara de ascender… claro, todos estos detalles serán desarrollados en el libro que se está cocinando.

Al ocurrir el golpe militar del 04 de Febrero de 1992, ya me encontraba en el curso y en los días posteriores fui testigo del desfile de superiores de turno en el Alto Mando, haciendo promesas de cambios favorables, de respeto al mérito, de mejoras institucionales, y muchos otros blá blá .blá..

Fue en ese contexto que, en el mes de Abril de 1992, a las promociones de oficiales que les correspondía ascenso en el mes de Julio de ese año, por obra y gracia del golpe militar, se les hizo entrega en forma personalizada, y por vez primera en la carrera, de la hoja mecanizada de evaluación para ascenso.

A partir de esa realidad, debo aclarar que, los párrafos citados a continuación en forma cronológica se encuentran redactados de igual forma en el documento recursivo que, interpuesto en 1998, originó 18 años después la sentencia 00764 de la Sala Político-Administrativa. Sin embargo, con pocas variaciones fueron los mismos argumentos de la exposición de motivo para una audiencia con el entonces Cmdt. Gral del Ejército tramitada en la última semana del mes de Mayo de 1992.

“El día 09 de Abril de 1992, estando en la Escuela Superior del Ejército, aproximadamente a las 17:00 Horas me fue entregada la hoja de evaluación para ascenso al grado de Tcnel. Al revisarla, me percaté que en la calificación de servicios del Segundo Semestre de 1991 se me había colocado una nota de 94,959 cuando en realidad correspondía 99,960 .Al otro día me dirigí a la Junta permanente de Evaluación del Ejercito donde me informaron que no había llegado la planilla de evaluación física y me habían colocado Cero (0) puntos en el Examen Físico, perdiendo un total de 5 puntos. ”
“Esta planilla de Evaluación física con el resultado total de 100 puntos como todos los que he presentado en mi carrera, personalmente la grapé junto a la hoja de calificación semestral y fue entregada por mi persona en la Junta permanente el 9 de Enero de 1992.

En todo caso, no había ningún motivo para colocar un Cero (0) que demeritara arbitrariamente 5 puntos, lo que afectó gravemente la calificación final para mi ascenso, ya que de no existir ese “error”, el promedio final del orden de precedencia inicial para el ascenso de tcnel no es de 98,225 como refleja la hoja, sino que me corresponde un promedio final real de 98,960 según el cálculo que ordena al reglamento. De esta situación efectué el reclamo correspondiente el día 10MAYO92 ante la Junta de Evaluación, donde entregué una copia firmada en original de la planilla de evaluación física extraviada junto con la del examen médico, requerido para dicho ascenso.”

“En vista de no recibir respuesta de mi reclamo y que la Junta para ascenso no me llamó para escuchar mis alegatos, el día 22 de Mayo de 1992, logré entrevistarme con el gb GONZALO VARGAS ORTÍZ, Jefe de la Junta de Apreciación para el ascenso a tcnel y pude detectar en sus palabras, una minimización de mis credenciales y exageración de los hechos falsos en los cuales he sido involucrado en la carrera, solucionados en su totalidad a mi favor.

Hizo mucho énfasis en los problemas que están en mi Expediente de Moral y Disciplina, desde un falso reclamo de Paternidad que se me hizo de sub-teniente recién graduado hasta el problema de las granadas perdidas, cuando fui 2do cmdte. Me informó que tenía una averiguación administrativa abierta, lo cual negué, entregándole en ese mismo momento un oficio de la Junta Permanente de Evaluación, firmado por el gb Fabio Figueredo, cuya copia firmó como constancia de recibido. Al leer el oficio, me dijo que el reclamo de la calificación no podía dársele curso por orden del CMDTE. Del EJERCITO y que se me aplicaría Factor de Corrección negativo, pero que con todo eso yo estaba en el primer grupo, que debía ascender sin novedad. “

Fue al salir de la entrevista con El gbl. Gonzalo Vargas Ortiz y percibir que además del cambio de mis calificaciones, iba a ser objetado por algunos hechos averiguados y cerrados todos a mi favor, cuando comencé a hacer los trámites para hablar con el Cmdte Gral. Del Ejercito Gral. De Div Pedro Remigio Rangel Rojas y solicitarle que se investigara el fraude en marcha.

Luego de muchas trabas, el día 20 de Junio de 1992 en horas de la mañana fui atendido y oído por el gd. Rangel Rojas, quien después de escucharme con atención, y ver los documentos que le mostré, de su puño y letra, en la hoja de entrevista decidió: “General Abreu U: (Director de inspecciones): Deseo una averiguación exhaustiva sobre este caso… URGENTE.

En esta entrega adjunto 7 documentos que certifican lo expresado para los que deseen verificar En la parte superior del 1er documento,se observa el despojo donde agregué “falso” La nota verdadera del renglón 91-92 era 99,960. Al sacar los calculos nuevamente,la evaluación final era 98.960 y no 98,225. La diferencia era de 0,775 pts

Continuará

Comentarios:

Francisco Enrich Mi Cnel., con todo respeto pase la página no viva del pasado, vea hacia el futuro!!!! Esas cosas negativas, por la cual pasamos producen angustia, stress, tensión alta, insomnio, etc….. Cordiales saludos!!!!

Ya no me gusta · Responder · 3 · 1 h
Luis Silva Bonnet
Luis Silva Bonnet La CRBV nos garantiza la libertad de expresión apreciado amigo. Ademas, es muy interesante saber de gente que ahora son discípulos de la Madre Teresa y olvidan un pasado no tan lejano, en el cual hicieron daño a caballeros como Angel Alberto Bellorin y a otros cuantos.La historia suele ser divertida.
Ya no me gusta · Responder · 1 · 32 min
Angel Alberto Bellorin
Angel Alberto Bellorin Saludos estimado amigo Francisco Enrichrich, mis cordiales y respetuosos afectos, Como lo dije en la primera entrega, los que llegaron no pueden ver la verdadera dimensión del problema. Si hay alguien que no sufre de los males que mencionas ese soy yo. Mis memorias merecen ser contadas y publicadas, no son noveladas, son reales y el Tsj con su absurda sentencia que 24 años después me da la razón moral que es la que alimenta a la verdadera FAN, me da la oportunidad de utilizarlas precisamente para ese futuro; un futuro donde esos abusos ocurran lo menos posibles y que de ocurrir, sean resueltos oportuna y con justicia y los autores, esos que si deben sufrir de angustia, stress, tensión alta, insomnio, remordimientos, etc., paguen también oportunamente por esos desmanes. Que se aguanten los abusadores y cómplices del pasado porque voy a publicar todos esos papeles que forman parte del voluminoso expediente, a ver si con eso aprenden los del presente y del futuro. `¡Ellos saben quiénes son! .

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Presidente Iván Duque: OEA debe liderar respuesta a crisis por éxodo venezolano

Bogotá, 12 sep (EFE).- El presidente colombiano, Iván Duque, afirmó hoy que la OEA debe liderar la respuesta a la situación causada por la emigración...