Atahualpa Montes : El mundo al revés.

Definitivamente, el, mundo marcha total y absolutamente al revés.

Porque? Sencillísimo. Fidel Castro y su hermanito Raúl hoy son más demócratas que la palabra democracia, el presidente colombiano Santos, el mismo que ordeno el bombardeo sobre territorio ecuatoriano y liquido a Raúl Reyes, jefe máximo de las FARC, descuartizándolo como a una res a punta de bombazos y ráfagas de ametralladora pesada, convirtiéndolo a él y a un grupo de sus asociados en carne molida, esta de besos y abrazos con Timochenko y su combo de asesinos, secuestradores y traficantes de drogas y además, deudos y dolientes del desaparecido y mutilado Reyes. ¿En dónde? En La Habana, Cuba, principal nervio de todo el terrorismo latinoamericano y máximo exponente en algún momento del tráfico de estupefacientes desde hace más de 50 años, y, ¿qué hace Santos allí? También sencillísimo, está negociando la paz de Colombia con quienes precisamente, hace más de cinco décadas, convirtieron a la hija predilecta del Libertador, en un campo de batalla de hermanos contra hermanos, eliminando del diccionario neogranadino la palabra PAZ y asesinando a más de 300.000 de sus compatriotas, secuestrándolos hasta por 15 y más años, manteniéndolos como animales salvajes, encadenados y viviendo exactamente como eso, animales, destruyendo hasta donde han podido la economía de su país, cometiendo los más atroces atentados terroristas en cafés, salas de cine, escuelas y pare usted de contar.

Esos son los que hoy discuten el futuro de Colombia como si en verdad tuvieran el menor derecho a hacerlo y, son amnistiados de un plumazo por ese traidor que ocupa de forma vergonzante el Palacio de Nariño, quien les concede graciosamente el perdón oficial por todos los crímenes cometidos, por sus actividades de narcos y por lo que sea que hayan hecho en contra de su patria y de sus compatriotas y les ofrece curules congresionales, participación total en la política del país y un futuro glorioso como premio a la cadena inmensa de asesinatos y atrocidades cometidas a lo largo de tanto tiempo de guerra fratricida con la posibilidad nada alejada de la realidad de que, por ejemplo, Timochenko llegue a ser Presidente de la hermana República.

Por otro lado, Barak Hussein Obama, el moreno ocupante de la casa blanca, se abraza con el asesinó Raúl Castro y comparte sonrisas a granel en todos los escenarios internacionales, cual si de buenos compadres se tratara.

Atrás quedaron los miles de asesinatos incluso contra norteamericanos, cometidos por él, por su hermano Fidel y por ese montan de basura acumulada encima de la isla-prisión. Atrás quedo la amenaza nuclear con la instalación de misiles atómicos apuntando a La Florida. Atrás quedaron los asesinatos de los Hermanos al Rescate cuando en sus avionetas buscaban balseros a quienes ayudar en su escape hacia tierras de libertad, y derribados por aviones de guerra cubanos sobre aguas internacionales. Atrás quedo la masacre del remolcador 13 de Mayo con niños y mujeres, todos los fusilados personalmente por Raúl y Fidel y por supuesto, todos estos años de hambre, de miseria y de silencio del mundo para los cubanos que no son afectos al régimen. A Barak Hussein, no le da el menor asco estrechar calurosamente las manos manchadas con sangre inocente, de Raül y Fidel y se toma fotos de estudio con una sonrisa de oreja a oreja, como si estuviera tratando con Martin Luther King o con Mahatma Gandhi.

El cucuteño que ocupo fraudulentamente la silla presidencial de Venezuela, va a las Naciones Unidas y emplaza al mundo a adoptar un modelo de economía como el que hoy tiene a Venezuela arruinada, hambreada, sin medicinas y sin nada más que una deuda colosal que jamás podrá ser pagada ni siquiera por nuestros tataranietos, además de una inconformidad protestataria que ya va por más del 60 por ciento, lo cual los mantiene justamente aterrados.

Por último, mi admirado Papa Francisco, el hombre que esta revolucionando los cánones eclesiásticos del catolicismo milenario, va a Cuba y, como buen diplomático atiende las cortesías de costumbre pero, Oh, sorpresa!!! pide, solicita, casi ruega visitar al mayor asesino de la historia latinoamericana contemporánea y pasa con él unos 40 minutos en los que no podemos suponer nada más que al menos, le deseo una pronta recuperación de los males que lo aquejan y, después, sin haber dicho ni una sola frase que pudiera irritar a los sátrapas, llega a Estados Unidos, y se desboca en críticas y reclamos al “Capitalismo Salvaje”; digo yo que, es mucho más fácil hablarle duro a una democracia como la de USA que a una dictadura sangrienta como la de los Castro en Cuba.

En fin, lo que decía al principio de estas reflexiones: el mundo, esta total y absolutamente desquiciado y marchando en sentido contrario al que debería marchar. El planeta Tierra se está saliendo de su órbita y ese movimiento errático que está siguiendo, podría llevarlo a colapsar y estallar como Kripton, el hogar original de Clark Kent, el famoso Superman.

 

Comentarios: