Hace poco, Primero Justicia tuiteó, refiriéndose al impedimento para “reparar” su deficitaria validación previa: “Esta decisión del CNE ilegal, inconstitucional y que atenta contra la democracia coloca nuevamente a la dictadura de Nicolás Maduro ante el mundo, como un régimen opresor y que persigue a la disidencia política.” Y, al poco tiempo, en un Comunicado…