Barra Plural 473  Gonzalo Oliveros Navarro Responsabilidad

Una de las cosas que estamos obligados los venezolanos a rescatar, es el sentido de la responsabilidad.

Lo que ha ocurrido en Venezuela es nuestra responsabilidad. No de Caldera, o Chávez. Es nuestra. Y su solución no puede depender de la comunidad internacional,  la OEA, o el dr. Almagro, el Grupo de Lima, Mr. Trump o cualquier otro actor internacional. Ellos, en todo caso, tratan de ayudar a resolverla. Pero la solución es nuestra.

Nuestra dirigencia política de fines del siglo 20 no fue responsable con el país. Ella difirió lo que a gritos Venezuela pedía: ¡Cambios! La misma prefirió torpedear las reformas políticas que propuso el presidente Caldera en su segundo gobierno ?y para colmo!  postuló a la presidencia a una persona con cuarto grado de primaria y a una miss universo, abriendo la puerta a un teniente coronel, que había deshonrado su juramento.

Desde años antes a ese final de siglo, la dirigencia empresarial, acompañada por la élite intelectual del país, torpedeó el proceso de modernización que inició el Presidente Pérez en su segundo gobierno.

La anti política se enseñoreó y tuvo la suerte de contar en la Corte Suprema de Justicia y en la Fiscalía General de la República, con aliados invaluables que le hicieron el trabajo, pasando una cuenta que hoy pagamos.

En diciembre del 98 los venezolanos hicieron una elección. Pasaron una factura. Esa que hoy nos carga los costos a todos. Los que la pasaron y quienes nos opusimos a ella.

La diáspora que hoy es el reflejo nacional,  es consecuencia de nuestras decisiones. De allí que exigir ayuda internacional para resolverla, a veces le resulta a uno desproporcionado.

Para que avance la solución de nuestra situación, lo primero que debe ocurrir es el reencuentro de quienes aspiran solventarla. Si eso no se produce,  difícilmente lo que aspiramos la gran mayoría ocurrirá. Y la diáspora continuará.

Lo responsable es que seamos los venezolanos quienes impulsemos las respuestas a la crisis que nos agobia. Que seamos nosotros quienes, de manera concertada, le propongamos a la comunidad internacional, mecanismos de salida a la situación, los cuales pasan, guste o no, por definir venezolanamente como resolver el tema de quienes detentan el poder.

La  responsabilidad de los venezolanos pasa, inclusive, por contribuir con los gobiernos de los países que nos han acogido, a diseñar políticas públicas que faciliten nuestra estancia e integración, mientras resolvemos nuestros asuntos nacionales.

 Muchos de quienes estamos afuera, creemos que podemos contribuir a ello. ¡Haciendo quizás mucho mas de lo que hemos hecho!

Venezuela requiere que todos los que queremos cambiarla, pongamos nuestro grano de arena para  ello.


Gonzalo Oliveros Navarro.

Comentarios: