Canalización de Simón Bolívar por Lourdes Loreto Ravelo 08/02/2018. “¡Que nada, ni nadie os detenga en su cabalgar hacia el triunfo de la libertad!”

Las piezas que conforman el ajedrez, ya están todas dadas para el Jaque Mate, sin duda alguna. Esta oportunidad no debe dejarse pasar.

Os repito que están en la batalla final, para recuperar los frutos de la libertad.

Solo falta la chispa detonante del pueblo venezolano, que encenderá el espíritu guerrero de los aún dormidos, de los aún en anonimato, los soldados dignos de la patria.

Este es el momento de la arremetida final y sin contemplación alguna.

Fuera, ya todo está dado, proveniente de la mano extranjera que no se hará esperar y que si se hará sentir con todas las de la ley. La mano de la justicia del hombre los alcanzará, lo que hará que corran la suerte que les corresponda, según su actuación y proceder, hasta el último momento en la historia de la República.

La efervescencia va por dentro de cada uno, dentro y fuera del país.

Les llegó su famosa hora a los traidores de la patria, al igual que a todos aquellos que los secundan en sus acciones aberrantes. Todo lo que ellos emprendan y lleven a cabo, será su propia destrucción y se revertirá en su contra.

Los de aquí y los de allá, harán su cometido final en el cierre de esta batalla, para la cual deberán estar preparados y bien fortalecidos.

Su espíritu guerrero se avivará en el que menos piensan y en el que menos sospechan, será su mayor aliado en este evento de trascendencia histórica. Que suenen los sables y las trompetas, porque la toma de la República, una vez más pasará a manos de la democracia.

El más cercano a Él, los ha de traicionar. El general de poder y de 5 soles, los guiará. Ello hará más corto y rápido su rendición. Aún no está preparado, ni convencido. En su momento llegará la luz que lo induce a cambiar el giro de su cometido, colocándose del lado del honor y la justicia.

La toma de consciencia colectiva será manifestada también en su momento, no decaigan. Avancen paso firme, pase lo que pase, haga lo que haga el enemigo. Continúen con todas las probabilidades en puerta a la espera de su ejecución, cada quién en lo suyo, sin detenerse jamás.

No es hora de lamentos, ni cansancio y mucho menos de resignación. Os prometí guiarlos en esta lucha y así ha de ser hasta obtener los laureles del triunfo.

Todo está dado, como dije al inicio, este es el paso más importante y definitivo en su empeño por la causa libertaria, el cual honro profundamente.

¡Que nada, ni nadie os detenga en su cabalgar hacia el triunfo de la libertad!

Simón Bolívar.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Carlos Blanco Peñero en tsunami

En Venezuela los actores políticos, sociales, empresariales, y gremiales en general, pasaron a un segundo plano. No me refiero a las constantes comparecencias ante los...