Cap (Ej)Carlos Blondell Tineo Costa Rica, la cueva de Alí Babá y los 40 ladrones chavistas…

(Cap (Ej)Carlos Blondell Tineo/jun 26, 2016) Para todos aquellos boli-burgueses que han robado de la petrochequera venezolana, Costa Rica, ese bello país de Centro América, se ha convertido en el mejor refugio para esconder y lavar sus fortunas.
Eso no quiere decir que los bancos de Andorra, Suiza o las Islas Caimán no sean atractivos para guardar y esconder las fortunas de los chavistas y sus socios testaferros, (se dice también que de algunos miembros de la oposición); pero como la lista Falciani, los Papeles de Panamá y otras listas de denuncias, se han convertido en un incordio para su tranquila existencia, entonces a la calladita, algunos se han ido a Costa Rica (y a otros países del Caribe) a invertir sus rojas fortunas dado lo fácil y poco notorio que resulta.
Cual Alí Babá y sus cuarenta ladrones (Diosdi y sus chavistas) y al grito de “Ábrete Sésamo” están comprando propiedades y lavando dinero sucio en ese paraíso llamado, Costa Rica.
Sabemos quién es Alí Babá, pero… ¿Se sabe el nombre de alguno de los 40 ladrones?
Bueno… aquí les dejo algunos de esos nombres:
En San José de Costa Rica se encuentra operando la empresa ALUNASA, filial de la empresa venezolana CVG ALUNASA / CVG INTERALÚMINA. Esta empresa aparte de vender y comercializar aluminio (con comisiones millonarias y todo) presuntamente sirve para lavar las fortunas mal habidas. Al frente de ALUNASA está como Gerente General, el General de División (activo), Noel Martínez Rivero, alias Guasipati. Antes de irse a este exilio dorado costarricense, Guasipati, siempre de bajo perfil, en su época de Coronel, estuvo trabajando, codo a codo con el difunto Otaiza, con el diputado Fredy Bernal, la fallecida Lina Ron, los CDR cubanos y los Etarras, en la capacitación de los Colectivos Armados, bien conocidos en toda Venezuela; en definitiva, haciendo de dirigente del trabajo sucio que les encomendaba la “robolución”. Con la muerte de Chávez, Guasipati es ascendido a General de División y es enviado a Costa Rica, y allí, presuntamente, su principal función es montar la lavadora del dinero del Cártel de los Soles. Hoy por hoy tiene a su cargo más de veinte guardaespaldas, todos militares (activos y retirados). Como segundo de abordo, y mano derecha de Guasipati, está el Coronel (Act) Pedro Peña Gerder, quien se desempeña como gerente general de administración de ALUNASA.

Noel-Martínez-Rivero.Noel Martínez Rivero. En el centro de la foto, con gafas y sonriente, el general Noel Martínez Rivero, alias Guasipati.
¡LLEGAMOS A TALAMANCA! Este sábado se realizó la entrega de 1540 kg de sal en Talamanca, distribuidos en las comunidades de Bajo Blade, Telire, Alto Almirante y Ñari. El General Noel Martínez aseguró sentirse satisfecho de abastecer a comunidades necesitadas. “Se me llena el corazón de regocijo al ver las expresiones de agradecimiento” dijo el Presidente de nuestra empresa.
Una delegación de alunasistas estará acompañando a estas comunidades.
Coronel-Pedro-Peña-GerderCoronel Pedro Peña Gerder
Coronel Pedro Peña Gerder, Gerente General de Administración de Alunasa
Entre los pesos pesados en Costa Rica está, Daniel Mendias, quien se mueve entre Panamá y Costa Rica. Presuntamente cumple funciones de testaferro de Diosdado Cabello y Martínez Rivero, lavando el dinero, comprado franquicias de tiendas como NIKE, Timberland a través de las empresas Group Universum y Universal Tradicional ING. Aunque el negocio fuerte lo hacen comprando y vendiendo tractores, combustible, etc. El problema para Daniel Mendias es que las autoridades de USA lo tienen vigilado y han estado a punto de ponerles los ganchos, dicho al mejor estilo madurista.
Otro chavista avispado, radicado en Costa Rica ya desde hace años, es Luis Velázquez Alvaray, quien se desempeñó como magistrado de la Sala Constitucional del TSJ, Director Ejecutivo de la Magistratura y presidente de la Comisión Judicial. Se fue de Venezuela en 2003, cuando se destapó el escándalo de corrupción con aquella ciudad judicial que supuestamente harían en el este de Caracas. Cuando llegó a Costa Rica supuestamente creó un instituto universitario desde donde, presuntamente lava dinero del narcotráfico.
Aparece en la lista de Alí Babá, el Capitán (retirado) Javier Quintero González, quien es jefe de seguridad de una empresa privada costarricense y que fue mano derecha del General de División Montilla Pantoja (El mismo general que supuestamente tomó el Ministerio de la Defensa cuando el vacío de poder del 11 de abril 2002, al que posteriormente Chávez lo premió enviándole a la guarnición de Ciudad Bolívar, para luego destituirlo porque le robaba el oro a los mineros). Javier Quintero González es enviado por Maduro a Costa Rica a ejercer, presuntamente, funciones de espía bajo la tapadera de asilado político, y desde donde pasa información de todo tipo al gobierno venezolano.
Siguiendo con la lista del jefe de los ladrones, encontramos a Víctor Quintero, empleado de la Embajada de Venezuela en Costa Rica, quien presuntamente hace labores de espionaje entre los opositores venezolanos que viven allí, y que para ganarse la confianza de ellos se ha puesto a recoger medicamentos, que supuestamente son enviados a Venezuela. Su misión principal es crear una red de informantes que vigilen a los venezolanos, para luego pasar esa información al gobierno de Maduro.
Otro de la lista costarricense es el Mayor retirado, Francisco Ortiz, hombre de confianza de José David y Diosdado Cabello; él que presuntamente hace labores de testaferro de ellos, lavando dinero, comprando propiedades de lujo en Costa Rica, Nicaragua y Panamá.
Destacado en esta lista, aparece el general retirado y ex gobernador del Estado Carabobo, Luis Felipe Acosta Carlez, más conocido como “el general eructo”. Una vez que abandonó la gobernación se fue a vivir a Costa Rica, donde compró fincas y casas en la costa del pacífico costarricense, y desde donde opera, presuntamente, con su lavadora de dinero. Una joya más…
Acosta-CarlezAcosta Carlez
Para cerrar de momento la lista, aparece en ella un desequilibrado mental, João de Gouveia, el portugués que asesinó a varios opositores en la plaza Francia de Altamira en 2002. Ese mismo al que Hugo Chávez llamó “El Caballero Gouveia”, desde hace varios años es funcionario de la embajada de Venezuela en Costa Rica. Un sicario que presuntamente contrató Fredy Bernal en su día, ahora es un funcionario chavista… una vergüenza…
Aunque el cuento de Alí Babá y los Cuarenta Ladrones es una fábula de aventura que pertenece a la obra árabe-persa de “Las Mil y una Noche”, lo que no es ficción, y por el contrario es toda una realidad, es la mafia corrupta roja rojita que está dejando su huella por el Caribe, y en especial en ese país hermano, Costa Rica.
Carlos-Blondell-180x180Carlos Blondell Tineo.
Capitán del Ejército venezolano.

Licenciado en Ciencias y Artes

Militares, Director y Jefe de Seguridad.

Comentarios: