Carlos Enrique Martínez Caballero: Los Militares y Policías le tienen miedo a los políticos

(Carlos Enrique Martínez Caballero/ marzo 23, 2018)

Hablar de Militares, Policías y los políticos en Colombia, no es algo tan sencillo y mucho menos porque éstos gremios tienen una alta incidencia en el destino positivo o negativo de los colombianos, los primeros tienen una responsabilidad constitucional reflejada en el artículo 2 17 cuya finalidad es la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional.

Por su parte los políticos mediante el artículo 113 buscan administrar el poder público, representado por las ramas legislativa, ejecutiva y judicial, incidiendo en todo el desarrollo administrativo nacional y por ende los destinos del respetable, indefenso e indiferente pueblo, manipulado a diario desde el irrespeto a la misma constitución que les otorga las facultades.

¿Pero, por qué expresar que los militares le tienen miedo a los políticos? La respuesta es sencilla de concebir, para aquellos que tienen la mente abierta a comprender la alta capacidad que han demostrado los militares y policías a través de la historia política de Colombia, para dar ejemplo y liderar un país que apremia de un sistema político diferente, aclaro de antemano NO de un GOLPE DE ESTADO, simplemente que existen personas activas y retiradas con una alta visión del país que estoy seguro podrían gobernarlo y conducirlo de manera futurista si se lo proponen.

Solo para demostrar mi teoría, inicio recordando la gran encuesta de RCN del pasado 23 de marzo a los colombianos sobre la imagen de favorabilidad de las instituciones y como es reiterativo, las Fuerzas Militares lograron un 73 % por encima de la Iglesia que logró un 69 %, los medios de comunicación un 59 %, la Policía Nacional un 50 %, el Congreso 20 % y los partidos políticos un penoso y deshonroso 17 %, este nivel de posicionamiento militar ha sido el mismo en los últimos 15 años.

Otro referente militar, fue el gobierno del General Gustavo Rojas Pinilla, que lo han querido tildar de muchas cosas, pero sólo los que vivieron esos tiempos lo podrán afirmar, sin embargo, la historia nos muestra al creador del Sena, al que automatizó la telefonía, impulsó el voto de la mujer, creó el Banco Ganadero y Cafetero para facilitar el desarrollo económico, dio paso a la televisión, fortaleció la educación popular práctica y tecnológica y dejo obras con una alta visión de futuro en su gobierno entre 1953 y 1957 como por ejemplo: el aeropuerto El Dorado, la avenida 26, el Hospital Militar, el Club Militar, el concepto estratégico de los cantones para la protección de Bogotá (quien iba a creer que años después las FARC tendrían asediada y rodeada la capital) considero que en los últimos 50 años no ha existido otro presidente visionario que nos lleve a una evolución productiva.  

Un segundo aporte para referenciar, son los 27 presidentes militares que los colombianos tuvieron a través del tiempo y que de ellos quedó un legado de mucho honor, valentía, direccionamiento y ejemplo patrio para administrar la Nación, eso sin mencionar los Gobernadores y al mismo tiempo Comandantes de Cuarta División como fue el General Eddie Alberto Payares Cotes en el Caquetá o el Teniente Carlos Alberto León Guávita Alcalde del municipio de Nariño Antioquia, entre muchos más que fueron piezas claves para el direccionamiento departamental y municipal.

Cabe destacar y traer a colación que los militares han sido referentes para muchos cambios en el desarrollo del país y si no, pregúntense de donde salió el planeamiento estratégico, las matrices de riesgos, las organizaciones tipos staff, la administración de personal, la logística de campaña y de servicio y ni que decir de las relaciones interinstitucionales, el mantenimiento de vías, la instalación de comunicaciones, y las relaciones cívico militares que hoy muchas empresas y fundaciones creen ser los lideres o pioneros de algo que funciona hace muchos años.

Pero fue un político, familiar del hoy candidato a la presidencia Vargas Lleras, el señor Presidente Alberto Lleras Camargo (q. e. p. d.) quien asustado por las capacidades de los militares cercenó su pensamiento en el Teatro Patria el 9 de mayo de 1958 al expresar que los militares no debían ser deliberantes acentuando “la política es el arte de la controversia por excelencia y la milicia el de la disciplina” desde allí inició un proceso de menosprecio de cada colombiano que amaba su país a dejar de lado el derecho a ser ciudadano y convertirse en escudo protector de los políticos que direccionan mal al país para ponerle el pecho a las balas de sus malas decisiones.

Año tras año las escuelas han formado a los militares para ser escudos, para no pensar, para no opinar, y lo peor aún para abusar en todas las formas de lo que se conoce como la obediencia debida, concepto mal concebido por los que mandan y por los que obedecen, llegando hoy a enfrentarse unos con otros cual enemigos y menospreciarse entre sí para no cohesionarse y liderar las banderas de una Fuerzas Militares Activas y de la Reserva Activa verdaderamente neutrales, que de manera política recuerdan el apasionamiento con que juraron defender la patria hasta con la vida si fuese necesario.

Con los anteriores conceptos y con el nuevo fallido, pero honroso intento de lograr escaños en las pasadas elecciones de manera democrática de cara a una diversidad de partidos y de políticos que solo utilizan a los Militares, Policías activos y de la Reserva para llenarlos de mentiras, engaños y promesas que nunca cumplen, (ningún partido se salva) y que los 205.394 votos logrados por ese mismo puñado de candidatos, queda demostrada las capacidades de liderazgo individual.

¿Será que no existe la capacidad sincera de dejar de lado las marcas efímeras del pasado en las relaciones interpersonales y elevar a lo máximo el sacrificio latente que tuvimos que pagar para que un presidente sonría al recibir una moneda de oro inmerecida, e impulsar una propuesta nueva en la contienda política donde se muestre las capacidades que se tiene?

¿Será que a pesar de todo lo que hemos vivido y todos los sacrificios por los que hemos pasado aún no son suficientes para demostrarles a los políticos que no les tenemos miedo en la contienda sucia que acostumbran y que somos capaces de liderar al verdadero pueblo que nos necesita?

Yo soy un convencido que en las honrosas Reservas existen muchos militares y policías que poseen altas cualidades y sentido patrio para darle al país una oportunidad nueva de construir un futuro inolvidable, próspero y sincero, sólo falta entender que debemos dejar de ser una Reserva Débil y Dividida para lograr ser una r difícil, pero con tu ayuda lo podemos” (soy ciudadano)

Carlos Enrique Martínez Caballero

“El camino puede ser difícil, pero con tu ayuda lo podemos” (soy ciudadano)

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Ángel Lombardi Boscán Debacle realista en Margarita (1817)

Ángel Lombardi Boscán (20 junio, 2018) Don Pablo Morillo, “El Pacificador”, ya se había enterado antes de arribar al oriente del país de las atrocidades llevadas...