Carta abierta A LA OPINION PÚBLICA MERIDEÑA AL PAÍS

venezuela1Nosotros, abajo firmantes, profesionales, trabajadores, estudiantes, amas de casa, transportistas, empresarios, productores agrícolas, integrantes de gremios, sindicatos, organizaciones diversas de la sociedad civil, sin distingo de posiciones políticas, ideológicas, doctrinarias o religiosas, hemos decidido trabajar por impulsar un Frente Social en Defensa de la Libertad, la Democracia, la Constitución, en fin, de los derechos ciudadanos, debido a que en la actualidad, el gobierno nacional a través de diversas instituciones, y con la implementación de distintas políticas, está aplicando medidas reñidas con los procedimientos democráticos, orientadas a eliminar los más elementales principios y derechos humanos, políticos, económicos y sociales consagrados en la Carta Magna; contraviniendo el mandato del pueblo venezolano, expresado en los Referendos Nacionales de los años 1999 y 2007, respectivamente.

Hemos unido nuestro esfuerzo y voluntad, para defender la tradición democrática del pueblo venezolano, exigiendo la reorientación efectiva de las políticas públicas, para solucionar de manera estructural e inmediata, los más graves problemas que hoy padecemos todos los venezolanos, sin importar el estatus social, como el derecho a la vida, a la libertad, a una verdadera igualdad hacia el bienestar y no hacia la pobreza, a tener verdaderas oportunidades como emprendedores en pro de nuestro progreso social, con respeto a la propiedad y al esfuerzo individual y colectivo, al derecho a la salud, a la educación, al derecho de poseer una vivienda digna, y al empleo estable y bien remunerado dentro de un esquema de seguridad social que eleve nuestra calidad de vida, con acceso a la cultura y a un medio ambiente sano, así como a expresarnos libremente.

Otra de las preocupaciones que nos mueve, se refiere al deterioro del sistema de justicia, debido a la falta del necesario equilibrio que garantice una justicia confiable, basada en principios democráticos, y haciendo posible la independencia de los poderes para lograr el respeto al hilo institucional, a la voluntad del pueblo venezolano expresada el 6D, que frene el autoritarismo y la concentración del poder, logrando detener el proceso de descomposición social que está afectando a todos los niveles de la sociedad venezolana, agravado por la ineficacia del gobierno en el cumplimiento de su misión, la causante del actual cuadro de deterioro social, económico y político que vive la nación.

Así mismo, cuando impulsamos este frente, lo hacemos para luchar por la defensa de la Universidad de los Andes y el resto de universidades, que sufren permanentes agresiones contra su autonomía, no solo administrativa, asfixiándolas con la asignación extremadamente deficitaria de recursos y la imposición de normas y procedimientos que impiden la adecuada planificación y ejecución presupuestaria, sino también pretendiendo usurpar funciones propias de los organismos de cogobierno universitario, en sus diferentes niveles, creando un clima de irrespeto a los más importantes derechos de profesores, empleados, obreros y estudiantes.

Proponemos integrar en este esfuerzo a los más diversos sectores sociales del Estado Mérida, dispuestos a defender los derechos e intereses de la sociedad venezolana. No pretendemos ser una instancia única y exclusiva, sino al contrario, acompañar todas las iniciativas que con objetivos parecidos y diversidad de opiniones, se edifican en distintas regiones del estado y el país, con la participación de partidos políticos, sectores sociales diversos, tanto urbanos como rurales, ciudadanos todos, deseosos de superar esta crisis socio-económica y política que vive Venezuela.

Son estas las razones que nos impulsan a convocar a todos los que sienten como nosotros la necesidad de hacer algo por cambiar las cosas que vivimos actualmente, a que nos organicemos, integremos y participemos en esta labor de unir a todos los venezolanos, en esta gran iniciativa ciudadana que hemos denominado SOCIEDAD CIVIL ACTIVA (SC ACTIVA), para trabajar unidos, como una sola voz, desde donde nos encontremos, para lograr cambiar el rumbo de la nación, con nuestro más alto espíritu democrático y con los mismos valores y principios que los venezolanos hemos enarbolado a lo largo de nuestra historia.

Comentarios: