Columna de La Bicha 07 08 2017 ¡Dios mío, que les caiga la locha!

Mientras tanto, la vida sigue, implacable, Ciudad Bolívar, Ciudad Guayana, Tucupita y Barrancas del Orinoco comenzaron a inundarse… parece que viene una inundación como la última que los ahogó hace 30 años… ya hoy pasan de 2.000 personas damnificadas en Ciudad Bolívar, Monagas, el Delta del Orinoco y Ciudad Guayana…

¡Albricias! parece que no se trata de mala praxis de los funcionarios del régimen que estuvieron jugando con las compuertas… porque como dice un amigo ingeniero desde Ciudad Guayana : “Esas represas están hechas a prueba de chavistas necios o jalabolas.”

Si, la vida prosigue y los ladrones utilizan las larguísimas colas por falta de combustible y como si fuese un supermercado, van robando -pistolón mediante- a los que pasan horas esperando surtir…  

Mientras las fotografías de la abundancia de agua de hoy en Guri hacen pensar que se reventarán las compuertas… en Táchira están celebrando y adorando al Santo Cristo de La Grita y se me dispara el recuerdo vívido de un Chávez sacrificado, secuestrado, maloperado por sus amados jefes cubanos… con varios cánceres activos estadio IV, hinchado por el Síndrome de Cushin…  de pronto, ¡Milagro! “Le cayó la locha”…

Lloroso, como puede entenderse, y aterrorizado por el cancerbero y los fuegos del Averno, imploraba y ordenaba… muy en su estilo, pero nada más y nada menos, que al nazareno – estaba en Jueves Santo- el crucificado en La Grita:

-“¡Cristo, dame vida… aunque sea vida llameante, ¿vida dolorosa? no me importa! -aplausos- dame tu corona Cristo,-aplauso- dámela, que yo sangro,-aplausos- dame tu cruz, 100 cruces que yo las cargo… -aplausos- pero dame vida! porque aun me quedan cosas por hacer por este pueblo y por esta patria, ¡No me lleves todavía, dame tu cruz, -aplausos- dame tus espinas, dame tu sangre que estoy dispuesto a llevarlas, -aplausos- pero con vida. Cristo, mi señor ”

Perpleja vi y escuché como sus familiares y empleados aplaudían a sus peticiones de tormento, dolor, pena, espinas a cambio de estar vivo, aunque enfermo y muy escoñetado… su familia… aplaudía su solicitud de suplicio, su intención de sufrir pero vivo… y obvio, vivo aunque estuviera sufriendo, les servía a ellos para seguir mandando, enchufados, robando, viajando y viviendo la vida loca… Cristo, una vaina demencial.  Ahí me cayó, hasta a mi la locha.

Entonces dejando a Chávez en donde debe estar…  al propio tiempo, observamos cómo la Fiscal General, Luisa Ortega, fue maltratada de hecho y de palabras por unos envalentonados efectivos de la GN, por su jefe el coronel Lugo, envalentonado a su vez por su jefe, el poderoso Reverol, envalentonado por el envalentonado mayor, Diosdado Cabello… cuando la dama intentaba entrar en su oficina, en Parque Carabobo, pero sus hermanos de la Revolución Bonita de estos últimos 18 años la habían destituido.

Y te vimos melena al aire… mirando cómo capturaban y golpeaban a uno de tus guaruras… tuviste que salir huyendo, pálida al borde de un ataque de pánico… como el jamón de un emparedado, en golingolin, enjorquetada en una moto con dos de tus guadaespaldas… ¡Lo que es la vida!, Luisa, trasladada igual como cuando tus otrora protegidos GN, PNB y los paramilitares se llevan nuestros muchachos al round de tortura, insultos, humillaciones y violaciones luego y durante las marchas…

¿Te acuerdas Luisa cuando un policía te pidió gentilmente que orillaras tu caravana de infata de la estirpe imperial chavista, en la autopista regional del Centro y como eras tan soberbia y ¡tan, pero tan Luisa! cuando las Luisas reinaban en el poder judicial… Sentenciaste desde el aire acondicionado de la camioneta oficial. “¡Métemelo preso!” ¿en cuánto tiempo lo mandaste a liberar? ¿Te acuerdas?

Luisa, tu gente te destituyó, te congeló tus cuentas, tus propiedades te las quitó, te quieren meter presa, te amenazan, amenazan a tu familia ahora, destituída ¿Quién te guardará tus espaldas cuando a tus escoltas, que entiendo son varios, no le depositen la quincena que viene y tengas que decirle “¡váyase a cuidar a Tarek!”, ¡Que vainas! Luisa, creo que te cayó la locha.  

En Caicara del Orinoco una iglesia se inundó y no sabemos cuánto crecerá el nivel del agua que entró en sus vidas “como río en conuco…” mientras no puedo entender cómo es que los “colectivos” encabezados por Valentín Santana, el de la Piedrita… hoy acorralado por el Cicpc protestan contra el CNE en la plaza Diego Ibarra, por la exclusión de sus líderes postulados a la Asamblea Nacional Constituyente. “No solo fue un fraude, sino que excluyeron a nuestras bases”.   

En medio del plomo del Cicpc les toca aterrizar, porque los han usado y ellos han servido para todo, para todo… lo malo y los buscaron, los engolosinaron, los pusieron a buscar firmas y les ofrecieron 132 curules de Constituyentistas y resulta que los engañaron como aborígenes con espejitos… ellos votaron y aterrorizaron y 24 horas más tarde que ni los inscribieron, ni los tomaron en cuenta… nada que sus hermanos de la Revolución por la que atracan, matan, secuestran… se burlaron de ellos. No se tu, pero creo que estos sicarios paramilitares de golple y porrazo, les cayó la locha.

Sigue arrancando lágrimas y lamentos a los vecinos que ven impávidos creciendo el agua del Caroní sin que ninguna autoridad competente se diera cuenta de que las lluvias desbordarían cualquier previsión… ¿Nos van a dejar ahogar con todo y guarichos, ganado, caballos y conucos?  

Mientras que en Caracas paso por el mal rato de ver la cara de la empleada de la Cancillería y candidata derrotada y jefa del PPT, Ilenia Medina, y la recuerdo paseando su desagradable humanidad, mirando por encima del hombro desde su posición de privilegio, cual Reina de Corazones:

-Vociferabas “¡Que te corto la cabeza, que te corto la cabeza!” ni de vaina ibas a perder el  privilegio de sicariarlos por tu propia mano… ¡Ay, Ilenia, como si te estuviera viendo…! vociferando, destripando, escupiendo, amenazando, humillando a los empleados diplomáticos sospechosos de no ser chavistas, cuando eras la comisaria política itinerante, la sicaria léase de embajada en embajada, con la autoridad que te dio tu jefe, Alí Rodríguez Araque, en la Cancillería.

Ilenia pensar que te ufanabas de tu poder destructor y eras el terror de las embajadas… y te lamentas –y con toda razón- y lo expresas me imagino con una cara que no tiene precio, de mansito cordero moribundo, te das cuenta de que ni por tus servicios a la Revolución, por segunda vez patinas en una elección,  pero esta vez ni te tomaron en cuenta en la gran estafa constituyentista donde, – como te escuché decir,- te la aplicaron… te cayó la locha, Ilenia reconociste que tus altos panas y cómplices solo eligieron los de la lista de Cilia: “CNE violó método D’Hondt y entregó todos los cargos a la lista de Cilia Flores”, así dijiste.

Ilenia… tu, Chávez, Luisa Ortega, Valentín Santana y los “colectivos” quedaron “pa´ los muchachos”, por obra de sus mismos hermanos revolucionarios ¿Quién lo diría de ser tan, pero tan, pero tan poderosos, ustedes los temidos sicarios, de obscenos verdugos del régimen a caer tan abajo engañados, traicionados… objetivizados reducidos a simples condones usados y echados al trasto de la basura…

Mientras tanto, los que vemos los toros desde la barrera… pasamos el surmenage de sobrevivir esperando nuestro turno para hurgar en la basura… pasamos el tiempo discutiendo sobre el sexo de los ángeles… “Henry Ramos tiene razón”, “¡Qué va, no la tiene!”, “¡A lo mejor la tiene, a lo peor!”, “Es que Henry trabaja para el gobierno” “Mentira podrida… Henry es un patriota y zorro viejo”… “seguro que la tiene…” felices ustedes que ya la Revolución les hizo caer la locha…  ¡Dios mío que les caiga la locha a los otros venezolanos!

Lic. Berenice Gómez Velásquez

Periodista

“La Bicha y La Cuaima”, 11 am,

lunes a viernes,

Radio Sensación 830AM

www.tururutururu.com

@Berenicegomez52

@tururunes

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

ABC, es Denuncian a 57 altos cargos de Maduro ante la Corte Penal Internacional por torturas durante las protestas

El Instituto Casla alerta de 300 casos en los últimos meses y del uso de la violencia como «política de Estado» en Venezuela. Un joven,...