Columna de La Bicha miércoles 03 12 15 La conjura de los malucos ¿Votarás o elegirás?

chavez es un democrataEstamos a escasas horas de las elecciones, este esfuerzo enorme de llegar a la AN es mi regalo de cumpleaños para mi padre, Raúl Gómez Peñalver, y para mi madre, Victoria Velásquez de Gómez, quienes, sin saberlo, me formaron para asumir este reto… y  me mantuvieron siempre, cerca del conocimiento, la universalidad, la tolerancia, del poder… y de hombres de poder.

Por ellos conocí a su amigo, Leonardo Ruíz Pineda, muy de mi tía Regina también… ese mártir de la clandestinidad y la resistencia, asesinado en San Agustín a cuatro meses de mi nacimiento, lo que produjo una noche horripilante, con hombres muy violentos destruyéndolo todo en nuestra casa de Los Rosales, con cuchillos vaciaban colchones, los amados libros de papá y mamá eran abiertos como abanicos en busca de quién sabe qué flor marchita que atesoraba ella, proveniente de las manos de su único novio y marido…  y con saña barrajados contra el piso, esa noche se llevaron a mi única fuente de alimentación, mamá a la sede de la Seguridad Nacional en El Paraíso… les hicieron fotos de frente y de los dos perfil, les hicieron la decadactilar, como si fuesen criminales… y los dejaron presos.

Con ellos, se llevaron a mis tíos y mis tías paternos y maternos, mi tía Regina quedó muda por varios días, confinada en una celda, mi tío Agustín recibió un planazo en el occipital izquierdo que lo dejó casi moribundo… mi abuelo, Juan Sebastián Gómez, de rodillas ante Dios le ofreció su vida a cambio de la libertad de sus dos hijos, de sus seis hijas y de su nuera, luego saldrían en libertad, nosotros expulsados a México y se cumpliría el pacto con Dios, abuelo murió.

Mis padres siempre estuvieron rodeados de gente de poder, por eso me sentaron en las piernas de Rómulo Betancourt en Miraflores,  me presentaron a rojos como ellos, el maestro muralista Diego Rivera, en nuestra casa de exilio en México frecuentaron hombres de poder como César Rondón Lovera, Camilo Cienfuegos, Fidel Castro, el poeta Andrés Eloy Blanco.

Luego crecí cerca de mi tío David Morales Bello, de mi tío Luis Manuel Peñalver Gómez, el niño que soñó a los 9 años que fundaría una universidad en Oriente y como hombre fundó esa y ocho más…

Por papá y mamá y su amistad con Simón Alberto Consalvi él, entonces Canciller, salvó mi vida en Guatemala, donde podría haberme matado con los honorables esposos y políticos demócratas, Adela y Arístides Calvani Abbo y sus hijas, en las ruinas de Tical.

Por ellos, me quedó grabada una lección de dignidad de por vida “¡En mi hambre mando yo!” sería por la carestía de lo más necesario y la pobreza extrema en que vivimos casi toda mi infancia y adolescencia, producto de tener padres metidos en política, primero en la clandestinidad y la resistencia al dictador Pérez Jiménez, luego tres breves aña criminal. Se llevaron a mis tdque sean? , a los sinverguenzas,nspiracildrlar, como si fuese una criminal. Se llevaron a mis tdos en el gobierno de Betancourt y… de vuelta a la conspiración para tumbar el gobierno… porque papá decía que

-Los adecos que están mandando se metieron a ladrones. Yo no luché y expuse mi vida y la de mi familia para cabronearles el robo, ni la corrupción…  y  procedió, vox clamantis in deserto que el gobierno estaba importando armas para organizar sus bandas armadas y aplacar a los opositores, como él”… ¿Te suena? ¿Sería en esa escuela donde aprendí a ser opositora, sin miedo y sin bozal de arepa para denunciar a los malos, a los pillos, a los sinvergüenzas, a los corruptos sean del bando que sean?

Cuando el hambre me llevó a estudiar periodismo, tuve la suerte de seguir teniendo ese contacto con el poder, por ejemplo la guía literaria de mis padres, que andaban buscando a Dios por los rincones y nos leímos todas las religiones actuales y las antiguas desaparecidas, seguí con la curatela intelectual de mi hermano mayor Manuel Malaver, que dice: “Ella es mi quinta sinfonía” de Jorge Olavarría, de Miguel Ángel Capriles Ayala, hombres sin dudas de mucho poder, ellos eran el poder… y yo fui su alumna  dilecta e insaciable de conocimientos.

Con ellos aprendí a honrar y respetar a los políticos demócratas, íntegros, pulcros que sí existían, los que llegaban al poder por real vocación de servicio, por el sueño de que nuestra patria fuese la mejor del mundo, los visionarios de la formidable y futurista Corporación Venezolana de Guayana, los que construyeron con grandes obras de ingeniería, el milagro de que siendo un país petrolero, la electricidad nos llegaría por el aprovechamiento de la fuerza telúrica de nuestros inmensos ríos,  fueron los mismos que masificaron la educación y la salud y me permitieron junto con otros millones de niños menesterosos, tener la oportunidad de estudiar y recibir atención médica, vacunación en las Unidades Sanitarias, gratuitamente e inclusive estudiar en Europa post graduados y becados.

Ellos me enseñaron a calibrar a los granujas, a los guabinosos, a los cobardes, a las putas y a las viudas del poder… a los que vendían su alma al diablo por una entrevista, por una migaja de poder, por un centímetro cuadrado en Miraflores, aprendí a identificar a los politiqueros que usufructúan la política, a sentir el tufo de la putrefacción del poder por el poder mismo, el frenesí del goce del poder, la transformación de ellos por el tener o creer tener el poder, una fauna de distintos pelajes, un aquelarre de pirañas, tiburones, mantarrayas, cocodrilos, y osos pardos, que cohabitan en un rio venezolano.

Los correctos me enseñaron que a la llegada del poder íbamos a conocer la diferencia entre pedir agua y construir para dar agua…

Luego me tocó el poder militar y allí aprendí que los hay de todo tipo, la mayoría talentosos, íntegros, estudiosos, respetables, institucionales, apegados a las leyes, cabales, hijos, esposo y padres ejemplares que enseñaban con el ejemplo… pero detecté a una minoría, los “rajuchos”, los cobardes, bobos con entusiasmo, homosexuales como la logia militar que será descubierta, fanfarrones, coberos, corruptos, arbitrarios y pelabolas sedientos de poder que en aras de ser nuevos ricos amparados por los bandidos, pisoteaban a sus subalternos obligándolos a robar, vacunar, secuestrar, extorsionar o a traficar con drogas…

Y… los malos, la minoría llegaron al poder y por voto popular… y se conjuraron en cohabitación, maridaje y amancebamiento. Los neototalitaristas rojos y los “demócratas del pacto del huevo frito”, que lograron clonarse y adquirir las mismas malas mañas, las obscenas prácticas del poder a lo Jalisco “¡Si pierdo ¡arrebato!”.

Aquí estamos entonces, honrando a los que construyeron esta patria y enfrentando a los que están destruyéndolas en un plan dictado por Cuba, para entregar esta satrapía como tierra arrasada. No se lo permitiremos ¡Vamos a por ellos!

Hoy, a escasas horas de los comicios, tenemos pruebas, cifras que muestran que los pequeños nos estamos poniendo grandes, los llamados “niníes”, se tornaron en los que no tenían por quién votar y escuchando el grito de “calle, calle…” nos unimos en independientes, con las manos limpias y con una trayectoria transparente. Las cifras y encuestas nos garantizan el triunfo, somos mayoría, somos muchos…

Resulta que ellos también están en conocimiento de su derrota y denuncio responsablemente la existencia de un pacto de cohabitación pacífica que garantizará a Maduro y a Castro permanecer felices y contentos en el poder hasta el 2.019… cuando aquí nos quede un erial, “Venezuela tierra arrasada”. ¿Votarás o elegirás?

Lic. Berenice Gómez Velásquez

Periodista

 

 

Comentarios:

Un comentario

  1. Hoy, a escasas horas de las elecciones parlamentarias en mi amada Venezuela, oro por el triunfo, por su reconocimiento y por la paz… Necesitamos recuperar a Venezuela, yo necesito volver a mi Valencia amada… Mi corazón no aguanta más estar alejado de ellas…

No se puede comentar.

Más ariculos
Cerrar

Ángel Bellorín CIRCO ELECTORAL EN PLENO DESARROLLO ¿SERÁ QUE ALGUIEN RECUERDA LA CONSTITUCIÓN DE 1999?.Recordar es vivir

Artículo 227. Para ser elegido Presidente o Presidenta de la República se requiere ser venezolano o venezolana por nacimiento, NO POSEER OTRA NACIONALIDAD ser mayor...