Cómo ahorrar en la factura de teléfono

Aunque los teléfonos son cada vez más sofisticados y nos sorprenden con mil y una novedades, hay algo que no hemos dejado de hacer desde que se crearon: pagar la factura. Debido a los planes de contrato de los celulares y la telefonía fija, cada mes vemos cómo la cantidad que desaparece de nuestra cuenta corriente es más grande. A la larga, esto termina siendo un problema que nos afecta en nuestro día a día. Por ello, es especialmente importante conocer algunos de los puntos clave para ahorrar en la factura.

Para empezar, es primordial tener en cuenta qué es lo que incluye nuestro contrato, sobre todo cuando pagamos un precio fijo mensual por ciertos servicios. En ocasiones disponemos de un cupo determinado de tiempo para hablar que desconocemos, por lo que debemos pagar un precio exagerado por cada minuto que hemos consumido de más. Otro error común es confundir el coste de las llamadas al mismo operador con las dirigidas a otro, al igual que el precio de las llamadas a celulares y a teléfonos fijos. También es posible que contemos con algún horario en particular en el que las tarifas sean más económicas, por lo que hay que tenerlo presente.

Si utilizamos internet en un teléfono de contrato, debemos vigilar cuál es el límite que podemos gastar de megabytes e informarnos sobre si existe un coste adicional si lo superamos, pues el consumo extra suele ser ridículamente caro. Una opción útil es pedir que nos envíen un SMS desde la compañía cuando estemos al borde de consumir nuestro bono o que simplemente la conexión se vea interrumpida. Asimismo, si solemos tener problemas con el exceso de megabytes o llamadas, es recomendable revisar si alguna compañía dispone de algún plan más adecuado a nuestro comportamiento habitual.

Por otro lado, nuestra factura puede verse incrementada cuando llamamos desde el extranjero. Hay que tener un cuidado especial en este punto, pues aunque normalmente solo pagamos las llamadas que nosotros realizamos, en este caso la persona que las recibe también puede ser cobrada. Por suerte,  existen diversos planes para ahorrar en este tipo de situaciones. Con T-Mobile, por ejemplo, las llamadas a México pueden costarte más económicas. Si estás interesado en algún plan, no dudes en visitar su portal.

Otra forma de ahorrar hoy en día es descargar aplicaciones para comunicarte, ya que enviando mensajes de forma moderada gastarás menos dinero que llamando por teléfono. También puedes hacerte con apps que calculen cuántos megabytes llevas consumidos al finalizar el día o cuántos minutos has estado hablando durante cierto periodo de tiempo. Por último, comprueba que todas las llamadas que se acrediten como tuyas en la factura lo sean realmente, pues ese tipo de errores suelen pasar por alto a las compañías. Al principio puede resultar cansado revisar constantemente tus datos, pero a la larga te dará resultados satisfactorios. De esta manera, controlando pequeños detalles como estos, irás ahorrando cada vez más en tu factura.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Buenos días: Murió segunda trasplantada de riñón por falta de medicinas, y Adrián Guaicairán por problemas renales y sin medicamentos

  Diálogo con el gobierno en presencia de cancilleres de países será el y 2 de diciembre. Representantes de la MUD en República Dominicana el...