¡Cuidaito, Compay Gallo!

Cuando leí las declaraciones del Alcalde de Arismendi, Mr Richard Fermín al señalar “que el primer paso para lograr reducir y acabar con la corrupción es la participación y la denuncia de los mismos ciudadanos” me quedé pensativo y empecé a cavilar, a soltar mis pensamientos y a recordar episodios que presencié cuando “el Barquero” y “el Pingüino” hacía movimientos acrobáticos para terminar llenando las busacas.

Pero es que la corrupción es como la hiedra, que crece por las paredes y llega hasta el corazón de los dineros públicos. A muchos les gusta llenar sacos y ese planteamiento de Mr Fermín remueve hueso y pone a muchos a pensar sobre cómo cambiar el país con tantos cleptómanos de bando y bando haciendo funciones de gobierno nacional, estadal o municipal.

Es que los corruptos no tienen un solo color político, sino que muchos ya tienen ese oficio por siglos, y continúan amasando fortuna de los gobiernos en cuentas públicas, que marcan el paso atolondrado por la administración pública de figuras cuestionadas por la misma gente.

Y dijo con énfasis el Alcalde de Arismendi “Somos un gobierno responsable y, como tal, damos la cara. Algunos de la vieja política le echan tierrita y esconden sus ilícitos, corrigiendo en la marcha. Nosotros somos reponsables y denunciamos, así sea de nosotros mismos, para que la corrupción no llene estos espacios que son del pueblo asuntino”.

Me parece muy buena la reflexión del Alcalde Mr Fermín que va con todo y señala “que si alguien se desvía del camino, hay que corregirlo porque el poder no es una ventaja, sino una enorme responsabilidad. Esta es una cruzada contra la corrupción y no permitiremos que unos funcionarios manchen la dignidad y el trabajo de nuestros verdaderos trabajadores, abnegados con su labor”.

Pero ese planteamiento del Alcalde Fermín pone a correr a muchos en el país, que usan el poder para conseguir grandes ventajas del poder. Esos enunciados dejan en el aire una lección a muchos que ven las contralorías como la cruz que los pone a temblar por ilícitos cometidos y cada quien que se meta en el círculo y se analice, porque cuando se revisan las cuentas bancarias en dólares y en bolívares, las propiedades en Venezuela y en el exterior, los negocios de su propiedad y la acumulación de riqueza, entonces empezamos a ver con claridad que las ambiciones comienzan por ese camino.

Tomemos el camino de Mr Fermín y empecemos a corregir porque ni de la vieja, ni de la nueva política están facultados por “echar tierrita” a ilícitos que se cometen en el seno de instituciones que dan pena ajena.

Por ahí comienzan los tiros por revisar quienes han estado más de 20 y hasta 40 años en el poder y se pasean muy orondos por los caminos del país cómo si no hubiesen roto un plato.

Esas son las cosas que marcan la ruta de los políticos y de los funcionarios públicos, que terminan en un mundo de opulencia que desvirtúa su paso por la función pública. Así son las cosas en una Venezuela plagada de corruptos de todos los colores, y que cuando se ven en el espejo le aparece una sombra que los deja etiquetados como delincuentes de cuello blanco.

Pero lo más triste es que emiten juicios, exhiben riquezas y usan la ética como teoricismos, para cubrir de moral a funcionarios públicos alejados de ese prototipo de personalidad de la moralidad nacional.

Por eso Venezuela, el reto de escarbar en la hoja de vida de cada funcionario para poder mostrar la cara de cada ciudadano sin máscaras y sin poses. Así son las cosas.

manuel avilaManuel Avila

@encíclica

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández 24 de septiembre 2018, lunes #PeriscopioVenezuela buen día

        1. http://efectococuyo.com/politica/familia-de-juan-requesens-         logro-visitar-al-diputado-despues-de-44-dias/  Familia de Juan Requesens logró visitar al diputado después de 44 días. Ronny Rodríguez EC...