Danahis Vivas, esposa de Óscar Pérez, piloto del helicóptero: “¡Hay que creer, tener esperanza, y confiar que pronto seremos libres!”

piloto(REDACCIÓN · JUNIO 29, 2017 · @NOTITOTAL) Una dama identificada como Danahis Vivas sería la esposa del funcionario del BAE, Oscar Pérez, piloto del helicóptero que atacó la sede del Tribunal Supremo de Justicia el pasado martes.

Según reseña La iguana, Vivas se encuentra viviendo en la ciudad de Hermosillo, Sonora en México con sus tres hijos y la madre de Pérez, Aminta Pérez.

A través de una cuenta en la red social Twitter, la mujer confirmó que trabajó cerca de 10 años en el CICPC y uno en el Ministerio Público como experta forense en el área de informática.

En cuanto a la actuación de su esposo, Vivas expresó: “¡Hay que creer, tener esperanza, y confiar que pronto seremos libres!”

“¿Quién pone su vida, su familia, su carrera policial, y su trayectoria en riesgo por nada? Su vocación de servicio y justicia lo mueve. Para ello hay decisiones y riesgos que deben tomarse. Piénsenlo. Oscar Pérez quiere dejar su legado, quiere ser parte de la Historia de Venezuela, otorgando Libertad.”, manifestó en varios tweets.

En cuanto a la maniobra realizada por Pérez y su escape; aseguró que el funcionario se encuentra bien y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, confirmando que se encuentra en comunicación con él.

“#OscarPerez está bien! Aseguró que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia, sí hubo arrepentidos (no me dice nada por seguridad).”, escribió esta mañana.

Asimismo, negó que su esposo esté actualizando alguna cuenta de redes sociales y pidió disculpas por haber avalado una que pensó era él.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández  28 de mayo 2018, lunes #PeriscopioVenezuela buen día

https://elpitazo.com/ultimas-noticias/ue-acuerda-nuevas-sanciones-pide-elecciones-libres-transparentes-venezuela/  UE acuerda nuevas sanciones y pide elecciones “libres y transparentes” en Venezuela, El Pitazo http://americanuestra.com/una-segunda-vuelta-de-extremos-sin-centro/  Una segunda vuelta de extremos y sin centro, El Espectador y...