Decreto emitido por El Libertador desde el Palacio de Lima. El 12 de enero de 1824. Todo funcionario público, a quien se le convenciere en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí de los fondos públicos de diez pesos arriba, queda sujeto a la pena capital.

El 12 de enero de 1824, el Señor General Simón Bolívar, Presidente de Perú y Colombia, decreta la pena de muerte para todos los funcionarios públicos que hayan “malversado o tomado para sí” parte de los fondos de la nación; medida que tomó con el fin de reducir el mal de la corrupción en la entonces Gran Colombia.

A continuación el Decreto emitido por El Libertador desde el Palacio de Lima.

Teniendo Presente:

1°–Que una de las principales causas de los desastres en que se ha visto envuelta la República, ha sido la escandalosa dilapidación de sus fondos, por algunos funcionarios que han invertido en ellos;

2°–Que el único medio de extirpar radicalmente este desorden, es dictar medidas fuertes y extraordinarias, he venido en decretar, y Decreto:

Artículo 1°–Todo funcionario público, a quien se le convenciere en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí de los fondos públicos de diez pesos arriba, queda sujeto a la pena capital.

Artículo 2°–Los jueces a quienes, según la ley, compete este juicio, que en su caso no procedieren conforme a este decreto, serán condenados a la misma pena.

Artículo 3°–Todo individuo puede acusar a los funcionarios públicos del delito que indica el Artículo 1°.

Artículo 4°–Se fijará este decreto en todas las oficinas de la República, y se tomará razón de él en todos los despachos que se libraren a los funcionarios que de cualquier modo intervengan en el manejo de los fondos públicos.

Imprímase, publíquese y circúlese. Palacio Dictatorial de Lima, a 12 de enero de 1824– 4° de la República.

“La corrupción de los pueblos nace la indulgencia de los Tribunales y de la impunidad de los delitos.”

“la impunidad de los delitos hace que éstos se cometan con más frecuencia, y al fin llega el caso de que el castigo no basta para reprimirlos”.

“la clemencia con el malvado es un castigo del bueno; y si es una virtud la indulgencia, lo es, ciertamente, cuando es ejercida por un particular, pero no por un Gobierno, porque los malvados no tienen honor ni gratitud y no saben agradecer, sino temer”.

“contra los canallas pueden emplearse las armas que usan ellos mismos”.

“El modo de gobernar bien es el emplear hombres honrados, aunque sean enemigos.”

“La mejor política es la honradez.”

“Saber y honradez, no dinero, es lo que requiere el ejercicio del Poder público.”

“las funciones públicas pertenecen al Estado; no son el patrimonio de los particulares ni algunos que no tenga probidad, aptitud y merecimientos es digno de ellas”

“En moral como en política hay reglas que no se deben traspasar, pues su violación suele costar caro.”

“La destrucción de la moral pública causa bien pronto la disolución del Estado. ”

“Un militar no tiene virtualmente que meterse sino en el ministerio de sus armas.”

SIMÓN JOSÉ ANTONIO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD BOLÍVAR PALACIOS PONTE Y BLANCO. 🇻🇪🇻🇪EL LIBERTADOR🇻🇪🇻🇪

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Marta de La Vega Gobierno tiránico versus democracia

Marta de la Vega Publicado junio 26, 2018 FacebookTwitterGoogle+WhatsAppTelegramEmail @martadelavegav Las noticias son desoladoras en Venezuela. Correos informativos como La Ceiba, envían titulares así: más...