Discurso de Nikki Haley, Embajadora de EEUU, sobre Cuba, ante la ONU : “Su gobierno ha exportado su ideología destructiva a Venezuela llevando a esa nación a la bancarrota.  Ha enseñado al régimen de Maduro cómo silenciar a la prensa,  liquidar la oposición política, y empobrecer a su pueblo.  Ahora millones de venezolanos están como ustedes sin sus derechos básicos”.

(Traducción de Colombian News/7 de noviembre de 2017) Transcribimos el discurso sobre Cuba de la Embajadora Nikki Haley, representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, durante la asamblea general del 1 de noviembre de 2017.

Buenos días, primero quiero darle el pésame en nombre de los Estados Unidos a nuestros hermanos y hermanas de la Argentina y Bélgica. Ellos fueron víctimas del ataque terrorista ayer en New York.  Aunque nuestros corazones estén rotos, nuestra resolución es firme.  Esto golpeó a nuestra ciudad.  Esto ha hecho que nos unamos para trabajar juntos.  Tenemos que continuar siendo fuertes para hacerles saber que el terrorismo no ganará. Si nos unimos, derrocaremos este mal una vez y por todas.  Muchas gracias por sus condolencias y el apoyo y buenos deseos que nos han enviado.

Por más de 55 años, el régimen cubano ha usado este debate en la Asamblea General de las  Naciones Unidas como un objeto brillante cuyo propósito es distraer la atención mundial sobre la destrucción que ha infligido a su pueblo y a otras naciones del Hemisferio Occidental.

Durante la crisis de los misiles, cuando la dictadura castrista permitió a la Unión Soviética instalar en secreto misiles nucleares en Cuba, el régimen cubano y sus aliados soviéticos  afirmaron que la verdadera amenaza a la paz no eran los misiles apuntando a América.  La verdadera amenaza, según ellos, era que Estados Unidos había descubierto los misiles.  En esa fecha, el Embajador de los Estados Unidos a las Naciones Unidas, Adlai Stevenson, identificó la mala costumbre del régimen cubano de señalar a otros con el dedo.  Dijo: “…esta es la primera vez que he oído decir que el crimen no es del ladrón sino del que lo descubrió con las manos en la masa- y que la amenaza no es el ladrón sino quien lo descubrió robando- y que la amenaza no son los misiles clandestinos en Cuba sino su descubrimiento y las medidas limitadas que se han tomado para evitar una infección peor.”

Hoy, el crimen es la continuada represión del gobierno cubano a su pueblo y su culpa al no satisfacer los requisitos mínimos de una sociedad justa y libre.  Nuestra respuesta es apoyar al pueblo cubano y a su derecho a determinar su propio futuro.  Para esto, cada año, la Asamblea pierde el tiempo considerando tomar esta resolución.  Y Estados Unidos está sujeto a toda clase de reclamaciones ridículas –cualquier cosa para desviar la atención del régimen que, en realidad, es el responsable del sufrimiento del pueblo cubano.  Pero los Estados Unidos no van a distraerse.  Ni va a perder de vista  lo que no le permite al pueblo cubano lograr un futuro libre y democrático, ya que este es su derecho.

Por esa razón, 25 veces en 26 años,  Estados Unidos votará contra esa resolución.

El año pasado, Estados Unidos se abstuvo al votar esta resolución.  La razón dada fue que el embargo no estaba aislando a Cuba, sino a los Estados Unidos. Es cierto que somos los únicos nos oponemos a esta resolución anual.

Hay algunos que no comprenden cómo podemos tomar posiciones tan opuestas en sólo 12 meses.  Se preguntan cómo pudimos votar pasivamente la resolución el año pasado y enérgicamente oponernos este año. Para quienes estén confundidos sobre cuál es la posición de Estados Unidos déjenme ser clara: el pueblo americano habló pues la constitución les dá ese derecho.  Ellos eligieron un nuevo presidente, y éste escogió un nuevo embajador ante las Naciones Unidas.

Hasta que el pueblo cubano siga siendo privado de sus derechos humanos y de las libertades fundamentales,  y mientras que las ganancias del comercio con Cuba sigan sirviendo para mantener en pie el régimen dictatorial responsable de negar estos derechos,  Estados Unidos no le temerá al aislamiento en esta sala ni en ningún otro lugar.  No sometemos nuestros principios a votación.  Están consagrados en nuestra Constitución, así como están consagrados en la Carta de las Naciones Unidas. Mientras sigamos siendo miembros de las Naciones Unidas, apoyaremos el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales de los Estados Miembros que este cuerpo ha jurado defender, aunque tengamos que hacerlo solos.

La resolución que nos proponen busca poner fin al embargo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba.  Pero seamos honestos acerca de lo que verdaderamente está pasando aquí.  Esta asamblea no tiene el poder de acabar con el embargo de los Estados Unidos.  Este está basado en la ley de los Estados Unidos, que solo el Congreso de los Estados Unidos puede cambiar.  No, lo que la Asamblea General está haciendo hoy es lo que hace cada año: puro teatro político.

El régimen cubano está enviando un obscuro mensaje al mundo sobre su situación económica, negando que ésta es el resultado de la opresión de su pueblo y que la exportación de su ideología destructiva es culpa suya.

Me gustaría que el resto de este mensaje vaya al pueblo cubano.  Los americanos apoyan firmemente sus sueños de vivir en un país donde puedan hablar libremente, donde puedan tener acceso sin censura a Internet, donde puedan brindarle a sus familias una vida agradable, donde puedan elegir a sus líderes.  Sabemos que muchos de ustedes se llenaron de esperanza cuando fueron reabiertas las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Eso no ha cambiado. Nuestra amistad y buenos deseos para con el pueblo cubano va a continuar tan fuerte como siempre.  Lo que tal vez no sepan es que su gobierno  respondió a ese gesto de buena voluntad, no uniéndose al espíritu en que fue ofrecido, sino aumentando las detenciones políticas, los hostigamientos y violencias  contra aquellos que abogan por la libertad política y económica en Cuba.

Esto es algo que pueden no saber ya que su gobierno no les permite saber que hubo casi 10 000 informes serios de detenciones por motivos políticos en Cuba en 2016.  Eso fue un aumento excesivo de detenciones en los años recientes.  Esperábamos que ese gesto de buena voluntad de nuestro gobierno resultara en más libertad para ustedes.

Su gobierno silencia a la oposición, desbarata reuniones pacíficas, censura a los periodistas independientes y manipula la economía para que sólo el gobierno obtenga ganancias.

Su gobierno ha exportado su ideología destructiva a Venezuela llevando a esa nación a la bancarrota.  Ha enseñado al régimen de Maduro cómo silenciar a la prensa,  liquidar la oposición política, y empobrecer a su pueblo.  Ahora millones de venezolanos están como ustedes sin sus derechos básicos.

Como lo dijimos aquí hoy,  su gobierno se empeña en escoger el sucesor de la dictadura castrista.  Está tratando de engañarlos haciéndoles creer que tienen voz en la elección, convocando “elecciones” regionales y locales. Pero eso no es un proceso libre.  El resultado ya está decidido antes de que el primer elector deposite su voto.

Cuando Estados Unidos se abstuvo, el año pasado,  de votar esta resolución explicó su decisión diciendo: “Reconocemos que el futuro de la isla está en las manos del pueblo cubano”.  Esas palabras son realmente crueles, cosa que lamento profundamente.  Desgraciadamente, el futuro de Cuba no está hoy en las manos del pueblo. Sigue estando en manos de sus dictadores.

Estados Unidos se opone a esta resolución hoy y continúa solidarizándose con el pueblo cubano con la esperanza de que algún día sea libre de escoger su propio destino.

Quizás hoy estamos solos contra esta resolución.  Pero el día en que llegue la libertad al pueblo cubano, y este día llegará,  nos alegraremos junto a él como sólo la gente libre puede hacerlo.

Gracias.

Video  del discurso de la embajadora Nikki Haley:

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

@humbertotweets 🚨 jueves 26/10/17 se necesitan 11 salarios solo para poder comprar comida

  -El presupuesto familiar para la adquisición de los alimentos y otros bienes de primera necesidad está cada vez más restringido por la pérdida del...