@DolarToday/ND/SEXO, DINERO Y COMISIONES: “El Cártel del Billete” de la Casa de la Moneda de Maracay

casa de la moneda
SEXO, DINERO Y COMISIONES: “El Cártel del Billete” de la Casa de la Moneda de Maracay
@DolarToday / Mar 5, 2016 @ 7:00 am

Casa de la Moneda es saqueada por el Cartel de Pariaguán.

Hay carteles de carteles, algunos muy nefastos no producen drogas ni las trafican, tampoco lavan dinero sucio ¿quién sabe?, peor aún, están dedicados al negocio de imprimir billetes al gobierno, chimbos, ya que no tienen respaldo, pero de curso legal, con sobreprecios y demás, a través de prácticas corruptas y mafiosas, que desfalcan a Venezuela y dañan el bolsillo de los venezolanos.

En medio de un festín prolongado que incluye sexo, bebidas, comisiones y “quítate tu pa poneme yo” entre los mismos delincuentes, creció su fortuna, su inmunidad y se multiplicaron sus testaferros. La organización es llamada el “Cartel de Pariaguán”, nombre de una inocente y tranquila población en el estado Anzoátegui, donde nació la mayoría de sus integrantes, ahora gánsteres.

Operan en la Casa de La Moneda, estado Aragua, es la base principal de operaciones y escena del crimen preferida para cometer sus fechorías, su gran “teta”. En esta crisis-país donde muchas ratas abandonan el barco, las del Cartel de Pariaguán intentan atornillarse y raspar la olla hasta perforarla.

Con suerte quedamos algunos vigilantes, que amamos a Venezuela y echamos el cuento para que se sepa, no sin temor.

Ya han habido represalias internas, Luis Eduardo Ortega, el capo de esta corta historia, desde que llegó a ser gerente y después presidente en la Casa de la Moneda, hacia alarde de que no estaba capado. Trabajadores denunciaron que “desde hace años acontecen hechos muy cuestionados en la Casa de la Moneda que depende del Banco Central de Venezuela”, periódicos de investigación internacionales sacaron a la luz desde los presuntos acosos de Ortega a las pasantes, hasta las sospechosas relaciones con los proveedores.

Pero la funcionaria Ingrid Matute fue presuntamente intimidada y jubilada un año después de los hechos, al haber denunciado lo sucedido con la joven.

La movida euro-pea que embriaga y pudre la producción de billetes es así. En la actualidad el presidente de la Casa de la Moneda es José Fariñas, fue promovido por Ortega al cargo, se pelea en apariencia con él y le prohíbe la entrada. Es aspirante a destronarlo como capo, pero también su cómplice. Pedro Magdaleno, compinche y socio interno descarado de Fariñas, ex gerente comercial de la Casa de la Moneda, está funcionando como su adjunto, por supuesto es de Pariaguán.

Él es figura muy importante para “guisar”. Logran negocios millonarios con empresas internacionales de origen europeo. Juega un papel destacado Raúl Savino, socio de Magdaleno, que se desempeña como coordinador de fábrica y cuyos compadres de Químicas Victoria, lo colocan en sociedad hasta para hacer la pega blanca que usan los pasaportes.

Aunque los intereses principales de Pedro Magdaleno están al lado de Andrés Duarte, de la empresa británica De La Rue, que consiguió en 2015, un contrato gigante de 120 millones de dólares para imprimir más billetes venezolanos (ni que fueran euros o los propios verdes). El convenio fue histórico, pues se contrataron siete molinos de producción en el mundo, increíble.

Andrés Duarte, para no ser tan obvio en la relación, envía y actúa por medio de Jessica Rosenberg. Una más en la movida del cartel es Pánfila Contreras, igualmente de Pariaguán, que casualidad.

Sigue el saqueo, se extienden los tentáculos, obteniéndose oscuros beneficios en la compra de repuestos para valorados: Seniat, títulos de universidades, bandas y precintos de licores, sellos fiscales, pasaportes, certificados del Ministerio de Educación y más, por medio de una empresa todera de origen canadiense llamada Cascade Marketing (le inventaron el Marketing para vender muchas más cosas). Cascade provee todo, sí, todo, a la Casa de la Moneda, de la mano de Raúl Savino. Recordada y comentada fue la asistencia de este a las carreras de la Fórmula Uno, como un magnate, llevado por esos pillos.

A lo mafioso, la sobrina de Magdaleno está casada con un sobrino de Ortega. Se necesitan y se odian. Para colmo, la millonaria fiesta de diciembre de la Casa de la Moneda, por tres millardos de bolívares, se contrató y fue organizada por la agencia de festejos del hijo de Magdaleno. Se llama igual que el papá: Pedro Magdaleno.

El país está de infarto económico y sin embargo vemos como en derroche los galones de tinta SICPA repletan los pasillos de la Casa de la Moneda, comprados más de la cuenta, sin verdadera necesidad, pero dejan sobreprecio y comisiones.

Magdaleno está buscando negocios en Perú, Ecuador y Brasil y Savino en Cuba y Nicaragua.

Pero qué pensará José Khan, otra figura de la misma vuelta o movida, sobre la abogada Rasghill Guerrero, infiltrada dentro del propio directorio. Fichas de unos y fichas de otros frente a frente ¿Andrés Duarte (De La Rue) contra Magdaleno y Savino (Cartel de Pariaguán)?.

Nadie entiende, pocos investigan y denuncian, pero todos sacan provecho. Dicen que quien le pega a la familia se arruina, pues estos se golpean y engordan a la vez. Ustedes ya saben que nuestros billetes compran muy poco, pero a esta banda cada día los hace mucho más ricos.

La vengadora anónima. Casa de la Moneda. Maracay.

Comentarios: