Domingo Alberto Rangel Mantilla El Plan Maduro

(DARM/23 agosto, 2018) Fue una conseja pero ha podido suceder: Las redes sociales hace poco se deleitaron hasta hacer viral algo intrascendente como que supuestamente habrían contraído matrimonio en Margarita Elías Jaua Jr. y la hija del general Padrino López.

Todo era mentira, pero en la situación de polarización extrema que vivimos no es de extrañar que los hijos de ministros, imposibilitados de tener vida social salvo con gente allegada, tarde o temprano contraerán matrimonio con familiares de otros miembros del Concejo de Ministros… como sucedió en la Colonia Tovar hasta que pavimentaron la carretera y alemanes comenzaron a cruzarse con los criollos aunque en honor a la verdad debo añadir que a los colonieros nadie los caceroleaba o los veía mal en los sitios públicos.

El episodio muestra la inmensa estupidez en que flotamos cuando hay más gente preocupada por un supuesto matrimonio que por los avatares del plan económico que si falla nos pondrá a añorar estos tiempos, por duros que sean.

Al respecto reconozco que el Presidente sorprendió a cuando subió el salario mínimo mucho más de lo que exigían las enfermeras que llevan meses en huelga.

Fedecamaras, la víspera al anuncio parcial del plan, jaquetoneaba con que “el aumento del salario mínimo sería poca cosa con relación a la hiperinflación”… como siempre que la patronal se comporta como partido político, que no lo es… yerra.

Los empresarios habrían quedado bien si piden medidas concretas en pro de sus afiliados como que liberen el comercio internacional o quiten las alcabalas donde militares y policías contribuyen a que los precios de las hortalizas suban cada vez que sangran productores. Es vergonzoso que quien haya protestado esta práctica propia de maleantes no haya sido un empresario sino monseñor Moronta, uno de los cerebros de la Iglesia que se está perdiendo allá en el Táchira, pero sigamos.

El plan, según explicó el ministro Jorge Rodríguez, no tendría ninguna posibilidad de fracasar porque según los cálculos económicos de Miraflores, al subir por decreto estratosféricamente los salarios, tal como explicó el siglo pasado Lord Keynes, aumenta la demanda y eso crea nueva oferta.

Y como en nuestro país estarían, según la explicación de Jorge Rodríguez, dolarizados todos los precios por los empresarios complotados y como además el comercio escondió productos para subirlos después del 20 de agosto… lo cual es en parte verdad… vendría una respuesta del gobierno estilo trabajador japonés que en sus huelgas trabajan más horas de lo previsto.

Esto explicaría que el gobierno frente a los empresarios especuladores, que hacen guerra económica, asumirá las nóminas por 90 días en el entendido de que así no vendrán más aumentos.

Añada el lector, a esta solución bizarra, que todos estos desembolsos, incluyendo el subsidio en bolívares soberanos a la gasolina, los nuevos bonos y otros costos para fiscalizar toda la economía… aumentarán el ya abultado costo del gobierno… con lo cual pronto estaríamos emitiendo billetes más grandes a pesar de las promesas de mayor producción de parte de los privados y menor inflación.

Ojalá y el plan Maduro diseñado según expone el gobierno para combatir la hiperinflación y dejar con los crespos hechos a quienes impulsan la guerra económica… diera resultados y así lo escribo porque solo los más imbéciles pueden jugar a la política apostando a que las cosas empeoren.

Pero sucede que es el mismo Presidente quien al anunciar nuevos costos para financiar el paquidérmico estado nuestro… sin recortar gastos… en la práctica intenta apagar el fuego lanzando un cubo de gasolina a la hoguera de la hiperinflación… y así comienza a trastabillar el plan.

Pero hay más y esto no es un tratado de economía práctica, pero si el gobierno aumentará los impuestos vía el nuevo IVA a 16 %, el tributo a las transacciones bancarias, parecido al que los Kirchner usaron en Argentina y otros menores que ya aparecerán… para que el plan no naufrague será necesario que el sector privado produzca más… algo imposible en estas circunstancias.

¿Puede “producir más” un empresariado que opera en un país del que ha huido al extranjero una fracción importante de su juventud? ¿Se puede “producir más” en un país donde el gran parte del capital está en manos de Boliburgueses y Bolichicos acostumbrados a trampear todas las reglas en provecho propio y recientemente metidos a politiqueros como lo demuestra el episodio del dron en la avenida Bolívar?

La economía en Alemania durante los primeros 10 años de su “milagro” creció a un sostenido 9 o 10 % interanual mientras que su productividad solo creció al 3 % porque allí también faltaban los jóvenes que murieron en la guerra de Hitler… y eso que en el país de los teutones no habían policías y militares parapetados tras alcabalas donde roban los paseantes ni tampoco “hombres nuevos” que a las primeras de cambio corrieron la víspera del 20 de agosto a comprar lo que pudieron, gastando el aumento salarial antes de que se materializara o empresarios ladrones como Boliburgueses y Bolichicos.

¡Allí está la pata coja del plan aunque esto no lo explique el ministro Rodríguez porque su función es la del manejador de claques que pone a aplaudir los complotados!

El plan Maduro tiene otra faceta que aún no se desenrolla como es la lucha de Maduro contra las mafias que contrabandean gasolina. Mafias con amigotes en el gobierno, los cuarteles, medios y en la oposición. Ojalá pueda con ellas pero no veo que el Presidente tenga que esforzarse en una u otra dirección porque juega para ganar pase lo que sea: Si el plan va bien como dije… Nicolás Maduro se habrá ganado el derecho a entrar en andas en la historia como si fuese torero… dejando atrás lo pasado.

Pero, si el plan fracasa veremos mucho más desempleo, la inflación continuará y pronto habrá que inventar billetes más grandes, la emigración de connacionales escalará sin remedio… y el gobierno corriendo solo… seguirá en el poder.

Para que haya un cambio verdadero se debe comenzar por el principio que es formar entre todos un gran movimiento en pro del capitalismo de mercado libre… así se moleste el gobierno… así se moleste la oposición… así se molesten las empresas monopólicas que aún subsisten en nuestra patria tan maltratada.

Parecen muchos adversarios y son poderosos… pero ni son tantos ni imposibles de vencer.

Domingo Alberto RangelMantilla

Comentarios: