DW / Cada vez menos diésel en Alemania y más en Colombia

Mientras que diferentes ciudades de Alemania planean prohibir vehículos diésel Euro V en 2019, Colombia estrenará en el mismo año casi 700 buses con ese combustible. Un contrato de unos 2.300 millones de dólares.

    
Kolumbien Bogota Bussystem Transmilenio (Guillermo Legaria/AFP/Getty Images)

En la más reciente licitación de Transmilenio -el sistema de transporte de buses articulados y biarticulados de Bogotá-, llevada a cabo el pasado 2 de noviembre, fueron encargados 672 buses Volvo diésel con la norma sobre emisiones “Euro V”, equipados con filtro. Dichos vehículos reemplazarán a los actuales buses Euro II y Euro III, que operan desde que se lanzó Transmilenio en 2001.

Para entender la dimensión de Transmilenio, conocido como sistema BRT (Bus Rapid Transit), hay que saber que este realiza alrededor de 2,5 millones de viajes al día en la capital colombiana, una ciudad con más de ocho millones de habitantes que no cuenta con un sistema de trenes urbanos.

Bogotá, ColombiaBogotá, Colombia

Demandas en Alemania

Justamente una semana después de la licitación en Colombia, en Alemania, Bonn y Colonia se sumaron al listado de ciudades que le dicen no al diésel.

El fallo de prohibición de circulación de vehículos diésel Euro IV y Euro V en zonas específicas se dictó tras la demanda de la organización ambiental alemana Deutsche Umwelthilfe, presentada contra 29 ciudades en ese país. Los tribunales ya han acogido la demanda en Berlín, Stuttgart, Frankfurt, entre otras.

“Nosotros consideramos que la venta de buses diésel que no cumplan la norma Euro VI (sin catalizador SCRT) es realmente problemática debido a las emisiones extremas de óxido de nitrógeno. La organización hace un llamado a los fabricantes de autobuses para que vendan únicamente buses limpios en la operación real en la carretera”, dice a DW Jürgen Resch, director ejecutivo de Deutsche Umwelthilfe.

Transmilenio en Bogotá - BRT (Bus Rapid Transit)Transmilenio en Bogotá – BRT (Bus Rapid Transit)

Estudios sobre calidad del aire  

En 2015 y 2017 “hemos encontrado niveles alarmantemente altos de contaminantes del aire, especialmente micropartículas (PM2.5), hollín, y monóxido de carbono. Estos niveles se encuentran tanto en los buses, como en las estaciones de Transmilenio”, aseguró a DW Ricardo Morales, profesor de la Universidad de los Andes y uno de los investigadores del estudio “Exposición a partículas finas, carbono negro y concentración del número de partículas en microambientes de transporte”.

Según Morales “en un viaje de ida y vuelta en el sistema [alrededor de 70 minutos], un usuario promedio puede inhalar una dosis de material particulado que es superior a lo que recibiría durante 24 horas expuesto a los niveles máximos estipulados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El lineamiento de la OMS para PM2.5 es de 25 µg/m3 (microgramos/metro cúbico) durante un periodo de 24 horas.”

Transmilenio afirma que habrá un aire más limpio

De un total de 1.133 vehículos articulados y biarticulados de esta adjudicación, el 59% son buses Euro V y el 41% (461 buses) a gas natural Euro VI.

Transmilenio realiza alrededor de 2,5 millones de viajes al día.Transmilenio realiza alrededor de 2,5 millones de viajes al día.

De acuerdo con la gerente de Transmilenio, María Consuelo Araujo, “con esta nueva tecnología se podrá reducir en un 87% las emisiones de material particulado en la capital. Es decir que Bogotá tendrá un aire más limpio gracias a la nueva flota de Transmilenio”. Así mismo, asegura la empresa, se trata de una “transformación y renovación del sistema de transporte en el que habrá más espacio para los usuarios y un nuevo modelo operacional”.

Por su parte, Volvo en Suecia afirmó a DW que “los buses Euro V que enviaremos [a Colombia] están equipados con un filtro de partículas el cual reduce las emisiones en un 75% comparado con los buses regulares Euro V (sin filtro).” Se trata de la orden más grande en Latinoamérica -a 10 años- recibida por Volvo, según informa la firma sueca.

“Motores con tecnología obsoleta”

Por otra parte, el senador colombiano Rodrigo Lara, detractor de la nueva medida, aseguró a DW que “con esta adquisición la compañía sueca consiguió un comprador para unos motores que nadie que piense en la salud de las personas está dispuesto a comprar. Cuando usted tiene en sus inventarios tecnologías obsoletas que no puede comercializar, eso constituye un activo depreciado. Aquí nos vendieron, como nuevos, unos motores con tecnología de hace cerca de 10 años.”

Bogotá recibirá 672 buses Euro V en 2019Bogotá recibirá 672 buses Euro V en 2019

El senador afirma que “el tema de los filtros es una manera de distorsionar la opinión de una población cada vez más exigente en materia ambiental. Es un señuelo para disimular lo impresentable: la venta de motores con tecnologías obsoletas a precio de nuevos.”

Frente a esta adjudicación, la concejala de Bogotá del Partido Alianza Verde María Fernanda Rojas asegura que “pasar de Euro II y III a buses con motor Euro V es una mejora relativa; sin embargo, es como pasar de un televisor en blanco y negro a un televisor a color de los años 90. Claro que Volvo está satisfecho, recibió una orden de compra que equivale a cambiar la mitad de los buses de una ciudad como Berlín.”

La concejala agregó que “con esta licitación, la ciudad perdió una ‘oportunidad de oro’ para contar con buses de tecnologías más limpias. Lo que se puede concluir entonces es que el diésel sigue siendo el rey en el mercado del transporte urbano de la capital.”

¿Volvo se aleja del diésel?

Desde hace ya un tiempo, Volvo se ha pronunciado en diferentes oportunidades frente su producción de vehículos diésel. “No desarrollaremos una nueva generación de motores diésel”, aseguró Håkan Samuelsson, director ejecutivo de Volvo, al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, en 2017.

En una revista de la empresa en 2017 y sobre el tema electrificación, el entonces vicepresidente de tecnologías de fabricación GTO Volvo, Staffan Viden, afirmó que “con estas nuevas tecnologías, estamos viendo tendencias reales. Algunas ciudades, por ejemplo, se están alejando del diesel, eso es un hecho. Entonces, tenemos que ofrecer soluciones”.

Lo cierto es que mientras diversas ciudades, no solo en Alemania sino en el mundo, como Atenas, Madrid, Ciudad de México y París, planean prohibir los vehículos diésel para 2025, Bogotá se prepara para la llegada de 672 buses que transitarán durante los próximos 10 años.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández 29 de noviembre 2018, jueves #PeriscopioVenezuela buen día

El País: "El Gran Volumen, un mega contrato de 20.000 millones de dólares (17.600 de euros) sellado en 2010 entre Venezuela...