El domingo 21 de junio será el concierto de música Sefardí en el Museo de Arte Afroamericano

canciones sefardiesA ti, España bienquerida
Nosotros madre te llamamos
Y mientras toda nuestra vida
Tu dulce lengua nos dejamos Aunque nos desterraste
Como madrastra de tu seno,
No estancamos de amarte
Como santísimo terreno en que Dejaron nuestros padres.. Las cenizas de millares de sus amados Por ti, España, Nosotros conservamos amor Fiel,
país glorioso.

Poema Sefardí

Sefarad es el nombre en hebreo de España.

El imaginario de Sefarad se refiere a un lugar dónde hubo un renacimiento del pueblo judío y de su cultura. Se vincula la llegada de los judíos a España con la segunda destrucción del segundo templo de Jerusalém por el emperador Tito en el año setenta.

En consecuencia se llamó sefardíes a los judíos que vivían en la Península Ibérica desde tiempos del Imperio Romano. Hay registros de canciones ya en el siglo XII de los judíos españoles instalados en Castilla, Andalucía y Aragón. Se generó un proceso transcultural que vinculaba el Al-Andaluz y los reinos cristianos.

Un lugar glorioso al qué después del destierro nunca se podría volver porque pertenecía al mundo espiritual.

El 31 de marzo de 1492, se decreta la expulsión para los no convertidos al cristianismo en el término de los tres siguientes meses. Así el mismo año que los barcos de Colón abrían ruta en su expansión a occidente los judíos llevaría hacia oriente la expansión de su herencia hispánica en su viaje incierto.

Después de la expulsión, los sefardíes que emigraron al Imperio Otomano y el norte de África llevaron consigo su impronta musical y su idioma, que eventualmente se convirtió en el ladino o judeoespañol.. Acompañado por las voces del lamento:

“la luz de mi lucero se oscureció con el destierro de Castilla, porque para el quebranto de Castilla, no hubo bálsamo. Desde Portugal se oye la voz del llanto amargo.. Ay! De mi, Ay! Por mi… “

De esta manera, Sefarad se convirtió en Nostalgia, no de lo que fue, sino de lo que pudo ser, una imagen de orgullo y al mismo tiempo de dolor. Como reflejo de esa herida existe una leyenda que afirma que muchos sefardíes aún conservan las llaves de las casas de sus ancestros. Ensueño que representa el anhelo de los orígenes de una matriz de pensamiento, histórica y culturalmente precisas ubicadas en Sefarad.

La diáspora se expandió a países como oriente próximo zona del imperio turco, los países balcánicos y al norte de África, fundamentalmente en Marruecos. Era un mosaico de minorías, entre las cuales los sefardíes tenían un peso, un lugar, un sabor, un habla que les agrupaba con base en su lugar de origen y sus tradiciones y que reproducía la organización social y modo de vida que habían tenido en la península Ibérica. Una suerte de hispanofilia que se ha expandido a todos los descendientes de sefardíes, el paso por España marcaría de por vida la memoria y el imaginario del pueblo sefardí.

Temáticas comunes en las canciones sefardíes son las amorosa, las canciones de cuna y las de boda. También hay un número importante de canciones relacionadas con los festivales religiosos judíos e historias bíblicas que todavía se cantan. Gracias a la fuerte tradición oral, muchas de estas canciones han logrado ser preservadas en cancioneros tradicionales y actualmente existe una gran variedad de grabaciones de música sefardí. En Venezuela destaca la hermosa obra de Esther Benchimol de Roffé, oriunda de Alcazarquivir, Marruecos.

La diáspora de Venezuela, según Garrido (2013) “arranca con la llegada de judíos del norte de Marruecos a finales del siglo XIX, tras una decisión del Reino de España de acreditar como súbditos a los hebreos de esa zona del norte de África en 1875. La mayoría de esta oleada inmigratoria provenía de Tetuán y Tánger y de los enclaves españoles de Melilla Y Ceuta. En 1984 llega a Caracas el primer séfer Torá, para las festividades de Rosh hashaná, no obstante se reporta la presencia de pequeños grupos de judíos marroquíes en todo el territorio nacional y las actividades religiosas se hacían en casas privadas.

Sefarad no es entonces una nostalgia, sino un hogar…

Yván Pineda

2015

La cita a Néstor Luis Garrido es tomada de su disertación “Hacia un nuevo tipo de identidad del judío venezolano”, en Revista Maguén-Escudo. Órgano difusivo del Centro de Estudios Sefardíes de Caracas. N.167 Abril – Junio 2013

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Canalización de Simón Bolívar, por Lourdes Loreto Ravelo. 04-09-2018. ¡Todos unidos, si podrán vencerlos. Muy cerca está, de presentarse la traición y del que menos esperan!

Bendiciones en luz os saludo. Es mucho lo que hasta ahora se dice, y muy poco lo que es llevado a la acción. De no...