El Nuevo Herald/GD(Ej) Carlos Julio Peñaloza: Chávez y la guerrilla colombiana

12 de mayo de 2012/ La matanza de Cararabo ocurrió la noche del 25 de febrero de 1995 en el Puesto Fluvial “AF. Manuel Echeverría” de la Infantería de Marina venezolana. Esta pequeña guarnicion esta ubicada en la frontera con el Departamento del Vichada en Colombia.

El vesánico asalto fue ejecutado por una compañía de unos cien hombres del “Frente Domingo Laín”, del ELN comandada por el teniente Francisco Leon Paolini, desertor de la Guardia Nacional de Venezuela.

La averiguación sumarial sobre el ataque nocturno al puesto militar, fue cerrada prontamente por el gobierno del presidente Rafael Caldera. Como fiscal ad-hoc, una mano invisible designó prestamente al maleable coronel GN Eladio Aponte Aponte como Fiscal Militar para conocer del caso, sin tener jurisdicción en el caso.

Este funcionario venal, experto en plastilina judicial condujo una investigación express cuyo principal objetivo era excluir del expediente a Hugo Chávez, quien según varios testigos estuvo presente en la región aledaña al suceso, poco antes que ocurrieran los hechos.

Comentarios: