El Pitazo En Anzoátegui la muerte de neonatos subió 211 %

Durante los dos primeros meses de 2018 se han registrado 115 muertes de neonatos en el Complejo Hospitalario Luis Razetti de Barcelona, en el estado Anzoátegui, mientras que para los mismos meses de 2017 la cifra fue de 37. Estudios epidemiológicos estadísticos en salud pública reflejan que la incidencia de mortalidad neonatal en el mundo es de 8 %

Marzo 18, 2018

Por: Giovanna Pellicani

El área de neonatología del Complejo Hospitalario Luis Razetti de Barcelona, en el estado Anzoátegui, no cuenta con una sala de espera, pues allí solo reciben a las madres que acuden a amamantar a los recién nacidos que lo ameriten. Sin embargo, eso no ha sido impedimento para que Ariana Subero, abuela de una recién nacida que se encuentra hospitalizada en este centro de salud, se mantenga sentada en los escalones de esa área. “Es alarmante ver que la mayoría de los bebés que entran a cuidados neonatales salen muertos. Estoy muy preocupada por eso y la salud de mi nieta”.

Durante los primeros cuatro días que su nieta estuvo recluida en cuidados intensivos del hospital, Ariana logró presenciar la muerte de más de cinco recién nacidos. “Y eso fue en los ratos en que yo le hacía guardia a ver qué necesitaban para la bebé. Sabrá Dios cuántos más murieron en esos días”.

Sentada en los escalones que conducen hacia el piso nueve del centro asistencial, Ariana cuenta la angustia que ha sentido al ver por lo que pasan los padres y familiares del resto de los bebés que esperan la recuperación de sus pequeños.

La angustia de Ariana tiene sobrada razones. En el complejo hospitalario murieron 115 neonatos entre enero y febrero de 2018, es decir, 211 % más de los registrados entre enero y febrero del año pasado.

Las causas de estas muertes son diversas, explican las autoridades del hospital. Malnutrición de las madres, falta de control prenatal, carencia de insumos y medicamentos en el centro hospitalario son algunas de las razones. Además, señalan que 74 % de los neonatos que fallecieron eran bebés que nacieron con extremo bajo peso.

.

Cifras

La mortalidad neonatal en el estado Anzoátegui ha venido en ascenso en los últimos dos años y muestra cifras alarmantes de recién nacidos fallecidos tras presentar extremo bajo peso al nacer.

El pasado mes de enero el equipo de El Pitazo pudo conocer la cantidad de bebés que fallecieron durante su primer mes de vida, tomando como referencia el Complejo Hospitalario Luis Razetti de Barcelona, donde son atendidos, según el director de dicho centro asistencial Yuri Prieto, 80 % de las parturientas de la entidad.

Según informó el médico, durante el mes de enero en este centro de salud capitalino nacieron 662 niños vivos, 62 recién nacidos fallecieron y 12 bebés nacieron sin signos vitales, mientras que en febrero la cifra disminuyó tímidamente: “En febrero se registraron 584 que nacieron vivos, 53 muertes neonatales y 14 que nacieron sin signos vitales, y pese a que se observó una ligera disminución, tenemos que explicar que atendimos una menor cantidad de parturientas porque el mes tiene 28 días en vez de 31 como ocurrió en enero”.

Prieto aclaró que el porcentaje de muertes neonatales sigue siendo elevado y atribuye 74 % de los fallecimientos al bajo peso con el que nacen porque no tuvieron las condiciones mínimas para su buen desarrollo durante el período de gestación.

Al comparar las cifras reveladas por el doctor Prieto con las ofrecidas para El Pitazo por el médico anatomopatólogo Humberto Omaña en 2017, quien ubicó en 20 y 17 el número de neonatos fallecidos en enero y febrero de ese año, se concluye que para este periodo de 2018 se registra un incremento de 211% en cuanto a mortalidad neonatal se refiere.

Durante 2017 los galenos llevaban un subregistro de las muertes neonatales debido a que las autoridades de la salud, para aquel entonces, no divulgaban la información al respecto. Por ello, según refieren algunos representantes del Colegio de Médicos en la entidad, la estadística podría variar.

También se pudo conocer que durante los meses de noviembre y diciembre de 2017 se contabilizaron 42 fallecimientos por cada 30 días.

Ariana Subero dice tener fe en que su nieta saldrá con vida de cuidados neonatales del hospital barcelonés; sin embargo, la misma esperanza no la tienen los parientes de al menos 12 recién nacidos que están en el área, pues presentaron bajo peso al nacer o algún tipo de cuadro infeccioso que los mantiene en el lugar.

.

Principales causas

Prieto explicó que existen las causas de muerte propias del neonato y las causas del ambiente donde estos nacen. “Tenemos niños que nacen con bajo peso extremo y son aquellos que nacen con menos de 1,500 kilogramos. Ellos no están en condiciones para enfrentar un medio tan agresivo donde nacemos todos”.

Indica que también están los que nacen entre 1,500 y 2,000 kilogramos y presentan deficiencias en su sistema inmunológico con el mecanismo de defensas desasistido.

“La gente tiene que saber que en la leche materna están incluidos los anticuerpos que necesitan los niños para defenderse, pero si tenemos una madre mal nutrida que no ingiere la cantidad de proteínas necesarias para alimentarse y su bebé nace de bajo peso, pues tendremos un niño muy vulnerable y delicado”.

Acotó que durante el período de gestación el feto tratará de tomar los nutrientes necesarios para su desarrollo (ácidos, proteínas, aminoácidos, lípidos, etc…), pero si una madre no complementa con las cargas de multivitamínicos, ácido fólico y calcio que se les indica, además de asistir a los controles prenatales, desmejorarán las condiciones intrauterina del feto.

“Esto es un problema multifactorial donde también tienen que ver los problemas propios de las instalaciones y medio donde nace el niño, y en ello hago mención del hospital Razetti, el cual recibe referencias de otros hospitales, pero no tiene a quien referir, entonces los debemos atender con lo poco que tenemos”.

Recalcó que en el estado Anzoátegui el único hospital tipo V es el Complejo Hospitalario Luis Razetti de Barcelona.

“Nos llegan muy pocos antibióticos para la cantidad de niños que nacen al día y eso podría ayudar a disminuir la cifra de muertes de neonatos en la entidad”.

El director del hospital Razetti indicó que el hospital tiene una capacidad para atender entre 400 a 500 partos al mes, pero la cifra llega casi a 700 cada 30 días porque los centros asistenciales de la entidad no tienen las condiciones mínimas para atender los partos diarios.

“Los errores están en los programas de prevención, atención primaria, dotación de insumos y la malnutrición de las madres, que no es más que la consecuencia de la escasez de alimentos que actualmente afecta al venezolano”.

Aseguró que la mayoría de las parturientas que ingresan al lugar no llevan un control prenatal, pero además al centro asistencial acuden mujeres que llevan control en clínicas privadas y no tienen recursos para pagar un parto o cesárea en dichos centros.

“No tienen para el pasaje al momento de acudir a consultas y no tienen para comer, además en los ambulatorios no tienen para proveerles los multivitamínicos que necesitan durante el embarazo”.

Un informe reciente de las Naciones Unidas y de la Organización Panamericana de la Salud refiere que 1,3 millones de personas que antes podían alimentarse en Venezuela no han podido encontrar la comida necesaria desde que se desató la crisis hace tres años.

En el estado Anzoátegui fueron inaugurados 51 comedores populares a mediados de 2010, pero en menos de 18 meses 80 % de ellos dejaron de funcionar. Actualmente en la zona norte de la entidad solo se mantiene activo uno y está ubicado en el casco central del municipio Sotillo. Allí sólo atienden a 118 personas de la tercera edad que fueron previamente registradas y llevan más de un año asistiendo continuamente a la sede.

La vida por peso

 Yuri Prieto explicó que 74 % de las muertes por prematuridad que se registran en el centro asistencial obedece a niños que nacen con bajo peso.

“Los bebés que pesan entre 500 gramos y un kilo tienen menor probabilidad de sobrevivir y según las cifras manejadas en el hospital podemos observar que al menos 50 % de estos bebés fallecen”.

Recalcó que quienes tienen menor posibilidad de vivir son los neonatos que nacen con menos de 500 gramos, pues la cantidad de muertes ha demostrado que 99 % de estos pequeños fallecen en su primera semana de vida.

Pablo Hernández, nutricionista y dietista con experiencia en la investigación, explica que las mujeres deben llevar una alimentación completa durante el período de gestación.

“Si tenemos madres desnutridas también tendremos bebés de bajo peso. El feto absorbe los nutrientes de la madre, pero ello podría generar la descompensación de la mujer y bajo desarrollo del feto”. Además agregó: “No puede faltar la leche, porque es una fuente de calcio, al igual que las proteínas para mantener un sistema inmune adecuado y ayudar a la formación de los huesos y músculos de los bebés. Lo mismo ocurre con los carbohidratos”.

Hernández,quien además ejerce la docencia en la Universidad Central de Venezuela (UCV), asegura que la lactancia materna es fundamental para el buen desarrollo del recién nacido durante los primeros días de vida, y para ello consideró que los bebés deben tener un apego inmediato y continuo, pues la producción de leche dependerá de la constante alimentación del recién nacido.

Estudios epidemiológicos estadísticos en salud pública reflejan que la cifra esperada de mortalidad neonatal es de 8 % a nivel mundial.

Un grito a la vida

El 2 de abril de 2017 un hecho curioso ocurrió en la morgue del hospital Luis Razetti de Barcelona. El llanto de un recién nacido dado por muerto alertó a los allí presentes.

Se trató de una bebé que había nacido en el hospital Pedro Gómez Roligson de Píritu, al oeste del estado Anzoátegui, y remitido al área de neonatología del principal complejo hospitalario de la entidad, donde fue declarada muerta. La bebé había nacido con bajo peso y sus probabilidades de sobrevivir eran pocas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las principales causas de muertes neonatales en el 2016 eran por complicaciones de partos prematuros y septicemia neonatal, panorama que ha venido rotando hasta arrojar como principal causas de muerte en recién nacidos la malnutrición, prematuridad, falta de insumos médicos y escasa atención médica prenatal.

El jefe de ginecología y obstetricia del anexo pediátrico del hospital Luis Razetti de Barcelona explica que 75 % de las muertes neonatales por prematuridad o bajo peso ocurren en la primera semana de vida, pero la mayoría de los bebés mueren en las primeras 24 horas. La cifra coincide con las estadísticas reflejadas por la OMS a nivel nacional.

En el reporte anual de 2015 del Ministerio del Poder Popular para la Salud se informó sobre un aumento de cien veces en la tasa de mortandad de niños menores de cuatro semanas.

Los galenos aseguran que los bebés que nacen con bajo peso y no cuentan con la lactancia materna adecuada para su desarrollo y absorción de anticuerpos comienzan a reflejar procesos infecciosos que les generan posteriormente delicados cuadros de salud. Los signos de desnutrición por lo general son una muestra de ello.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández 11 de septiembre 2018, martes #PeriscopioVenezuela buen día

Michelle Bachellet se estrenó como Alta Comisionada de ONU para DD.HH. cita muertes por malnutrición en Venezuela. Agregó que continuaron las...