El presaliente en la sima del Potosí, nunca en la cima del Chimborazo…

Él sí que está en la cima, el inframundo está en la sima

Ayer en la noche publiqué mi columna “El presaliente en la sima de la desgracia…” en este, mi portal web. A juzgar por la cantidad de visitantes, por lo menos despertó mucha curiosidad e interés en leerlo, así como suscitó la polémica, que hasta hoy perdura, entre quienes pretendían corregirme y de hecho…me corregían. ¡Viva la polémica, salimos de marasmo!
El furor corrector de buena y de mala leche, llegó al colmo que alguien, supongo que quien se identifica como “Scorpio68”, sin mi autorización copió mi columna y además como ignoraba, supongo, el significado de la palabra “Sima”, de la manera más grotesca e indelicada le cambió el título, sin mi consentimiento y así le puso “La Bicha: “Chávez en el foso de la desgracia” como si esto fuera poco “editó” la columna y partió párrafos a discreción… y como para rematar la publicó en el Noticiero Digital, donde he pedido expresamente que mis materiales no sean publicados. ¡Parece mentira. Cómo puede alguien alterar el trabajo de otro sin su autorización! Por lo menos ha podido ser respetuoso, digo yo.

En la sima del inframundo, Belcebu aguarda para cobrar

Las verdades que lo acoquinan
Por cierto, luego de las correcciones apelaban al DRAE y otros “mataburros” entonces ellos mismos se autocorregían al darse cuenta de que la palabreja “Sima” es un hueco, un abismo, un barranco muy profundo que es donde visualizo al presaliente sumamente deprimido, como decíamos cuando éramos chamos “jugando futbol con la moral” al percatarse de varias evidentes realidades, por ejemplo, que no está sano y “que no mejora el enfermo y el hospital se cayó” ¿Eso quiere decir que yo vaticino que su muerte está cerca? No, de ninguna manera no soy adivina, ni médica, soy periodista y en todo caso, eso será la suma de su destino, actitud, salud, calidad, pertinencia de medicamentos y demás tratamientos.
Otra de las realidades que lo tienen acoquinado, deprimido, arrecho pues, son las encuestas que dan a Capriles como vencedor. Ya no es una verdad que conocen solo “en palacio”, como dice, hace casi dos meses informé que los encuestadores cubanos que nos cobraron a ti y a mi varios millardos lo daban 8 puntos por debajo de Capriles, (el día que lo publiqué se pusieron intensos con la investigación que me tienen).
En Julio, se hablaba públicamente del “empate técnico” y hoy es mucho más público que Capriles le lleva varios puntos arriba, eso se lo informó Dilma Rousef y está dispuesta a reconocerlo públicamente si aquí pretenden desconocer el triunfo de Capriles, es que hay compañías transnacionales, (GMotors Capriles 47.3 y el presaliente 39.9) bancos, servicios de inteligencia de varios países que saben que si las elecciones fueran este fin de semana Capriles gana y punto. Ya no es un secreto.
Otra de las realidades que lo aterrorizan es que si se pone sano, milagrosamente, -lo cual no pareciera que está planteado,- no habrá forma ni manera de que se salve junto con sus cómplices de la cárcel, de juicios por corrupción, violación de los DDHH colectivos e individuales, de delitos de lessa humanidad, y del Gran Jurado tipo Manuel Antonio Noriega que le están montando los gringos con confesiones, delaciones, echadas de dedo de siniestros personajes muy cercanos a él, “altos panas”, que ya tienen 2 años cantando, a europeos, israelitas, africanos, entre ellos ex gobernadores, altos militares, retirados y activos, ex magistrados, jueces, policías de inteligencia… sus compinches. Ya hay listas en la red de los militares que apoyaron a este presaliente a montar este tinglado de podrida “revolución”.
Otra verdad que lo agobia. Él sabe que sus conmilitones, (no los que se aprovechan para estar y ser poderosos y hacerse milmillonarios, no,) quienes lo aman, creen en él y lo siguen con fervor le cobrarán con furia, odio y desprecio si llegan a darse cuenta de que lo de la enfermedad era una mentira montada para dar lástima, y para aparecer milagrosamente sano… pues así mismo lo dicen en los focus grup o hablando entre ellos, se sentirían víctimas de un “miserable”, “irresponsable”, “insensible”, “embustero” que jugó con sus sentimientos de la manera más terrible y grotesca, esa no se la perdonarían…
Y si lo de su enfermedad es un embuste del G2 y está sano, ¿Cómo justifica hoy o mañana, luego del triunfo de Capriles los millones de dólares tuyos y míos que despilfarró yendo a Cuba y viniendo no sé cuántas veces a hacerse tratamientos de embuste, -porque a quién le hacen tratamientos estando sano,- en una especie de vacaciones de millonarios, o los millones de dólares en los gastos de los aviones para él su familia y comitiva, o las veces que los falcon de PDVSA fueron utilizados para llevar muestras, biopsia, medicamentos, médicos, enfermeras de varias partes del mundo a Cuba o a Venezuela, cómo justifica la cantidad de dólares que hemos pagado tu y yo como viáticos de él, su familia, sus amigos, los funcionarios en Cuba y lo que hemos pagado en rituales, misas, macumbas, palería, con transmisiones vía satélites, si es embuste que está enfermo?
“Cuesta abajo en la rodada, las ilusiones pasadas…”
Me cuentan que, sumido en la tristeza más patética, a veces contempla ido como se reparten los cargos, las misiones, cuando ha ordenado pagarle a las compañías brasileras y se han desaparecido los dólares y Dilma le cobra… parece mentira a veces no tiene ánimo ni para imponer sus criterios.
“Bicha está lleno de tubos en el cuerpo y cuando le pedimos que baje la marcha, se enfurece y dice que es un titán, que está totalmente sano como le aseguran los paleros”…Otras oportunidades, como en Carabobo es presa de sus tradicionales y conocidos ataques de ira con destrozos y objetos volando en el aire. “Bicha, de una arrechera de esas sí que puede darle un infarto o quién sabe qué y ¡listo! “muerto el perro, se acaba la rabia!”.
Y estas arrecheras se continúan una tras otra, la muerte de la diplomática venezolana más importante en Kenia ahorcada, violada, está por descubrir el tinglado de tráfico de cocaína caleteada en las valijas diplomáticas, que pasan por importantes embajadas en Europa y en otros continentes. Los policías de inteligencia de varios países “están como caimán en boca de caño”, al acecho para descubrir toda la trama.
Lo último que se ha sabido es que el médico keniata Mohamed Ahmed Mohamed Hassan, compañero de casa del primer secretario a la carrera, presuntamente implicado en el homicidio, ya anunció que está por entregarse a la policía además declaró a la prensa, desde su escondite asegurando que lo contará todo, los detalles del homicidio y el uso de valijas diplomáticas para traficar con drogas, a dónde la mandaban. Por cierto el gobierno bolivariano está buscando la manera de que Kenia extradite a Dwight Asdrúbal Saragay Covaul, basados en que el homicidio se perpetró en suelo venezolano, pues la embajada, el consulado y la residencia del embajador es Venezuela, no Kenia. Pero, el hecho de que Venezuela le retiró la inmunidad diplomática a Saragay podría hacérselo difícil, pero quién sabe podría haber sorpresas.

 

Comentarios: