El pueblo víctima del gobierno III

 

  1. Nota 3. Ahora no falta quien aduce, por ejemplo, que la corrupción en la república romana se parece, salvando distancias, a la que se practica en el gobierno democrático. Pero no comparan con este.
  2. En realidad las semejanzas son mínimas, sus estructuras internas distintas. La oligarquía romana, su gobierno, era pequeña y sus miembros autócratas y arbitrarios. El poder político era de pocos dentro de la sociedad romana, déspota, con esclavos incluso niños; estaba lejos de ser una sociedad de ciudadanos políticamente iguales.
  3. Si, también el liberalismo ha caído en confusiones sobre todo en medidas políticas, rasgos externos, menos en su naturaleza interior.puenteSFA
  4. ¿Cuál era el fin de los cambios hechos por los liberales en el pasado para el pueblo? La revocación de las injusticias sufridas por el pueblo y este rasgo común, esta bandera de todos, este sentimiento mayoritario, fue el que con más fuerza se sembró en el espíritu de los pueblos. También se liquidaron otros males que directa o indirectamente actuaban contra el pueblo, como la miseria y limitaciones para obtener la felicidad.
  5. El bienestar del pueblo se instituyo como el objetivo de los líderes y gobernantes y, sobre todo, de los electores liberales. Las medidas tomadas se consideraron beneficios positivos.
  6. ¿Dónde la confusión? En los métodos. En el uso de métodos intrínsecamente opuestos a los que se usaron al principio del liberalismo.
  7. La consecución del bienestar del pueblo al principio se hizo paso a paso, aboliendo cada restricción, una a una, y, en algunos casos, de manera indirecta. Luego, mas tarde y ahora, se pretende lograr de una vez, directamente. Aquí la confusión.
  8. Las políticas liberales aplicadas, con las rectificaciones del caso, pueden observarse, por ejemplo en Inglaterra, tales como la eliminación de las desigualdades religiosas por citar una de vieja data y las aplicadas durante el último mandato de M Thatcher aun vigentes.
  9. Debe admitirse que las restricciones impuestas por un Acta de 1870 acerca del empleo de mujeres y niños en las tintorerías de rojo turcas fueron, en intención, tan filantrópicas como las de Eduardo VI al prescribir el tiempo mínimo en que puede ser empleado un jornalero.
  10. Sin duda, el Acta de 1880 sobre el abastecimiento de semillas en Irlanda, que autorizó a los administradores municipales a comprar semilla para los labradores pobres y observar si la sembraban debidamente, fue movida por el deseo de bienestar público no inferior a la del Acta que en 1533 prescribe el número de ovejas que puede poseer un labrador; o a la de 1597, que ordena que sean reedificadas las granjas en estado ruinoso.
  11. Nadie discutirá que las varias medidas tomadas en estos últimos años para reducir la venta de bebidas alcohólicas la ha sido con vistas a la moral pública, así como lo fueron las medidas adoptadas en tiempos antiguos para evitar los peligros del lujo; por ejemplo, en el siglo XIV se restringieron las comidas y los vestidos.
  12. Todos comprenderán que los edictos publicados por Enrique VIII prohibiendo a las clases bajas jugar a los dados, naipes, bolos, etcétera, se inspiraron en el deseo del bienestar general en no menor grado que las Actas recientes sobre los juegos de envite y azar.
  13. No intentamos discutir aquí la sabiduría o no de estas injerencias modernas que liberales y conservadores aplican, como tampoco queremos discutir la sabiduría de las antiguas, a las que en tantos casos se parecen.

Tips:

  • ¿Por qué se dice que la economía de mercado niega y/o se opone a la solidaridad? Los conservadores, los izquierdistas, algunos católicos, se escudan en lo que ellos entienden por solidaridad para atacar la economía de mercado.
  • Argumentan que la competencia es una guerra que margina a los vencidos. El beneficio es robo. El mercado lo absorbe todo. No tienen compasión con los minusválidos. El mercado que deja mayores beneficios es el de las armas.
  • Se olvidan que al rechazar la economía de mercado han dado paso a quienes han acabado con la libertad y con el bienestar de millones de personas.
  • Sin economía de mercado, sin la propiedad privada, no es posible la democracia plural, no es posible un estado de derecho, no es posible garantizar ninguna libertad, no es posible producir riqueza para el mayor número de personas.
  • Sin economía de mercado se acrecienta el robo de recursos a quien produce para regalárselo a clientes, electores (convencidos y motivados/ comprar votos), negando el autentico sentido de la solidaridad a quien la necesita.
  • La economía de mercado no es un paraíso. Pero es preferible compartir aun cuando sea en partes desiguales la riqueza en un mundo de libertad y paz que hacerlo, también en partes desiguales, en un mundo de opresión en el cual se impone a la mera fuerza el principio de que “quien no obedece no come”. Tal como tratan de imponer aquí los socialistas comunistas sumisos a los castro.
  • Si alguien usa veneno, la culpa no es del veneno ni de la ciencia. El asesino es el culpable y tiene una ética no humana. Por analogía, si hay usura en el comercio, el mercado no es culpable. El que compra y vende con mala ética es el culpable.
  • En el mundo actual un gobierno tiene la obligación de ofrecer al pueblo una serie de bienes y servicios que por diversas razones no puede realizar el mercado. Respeto y cumplir la CN y leyes. Defensa Nacional. Calamidades naturales. Epidemias. Vías de comunicación. Infraestructura. Etc. Ocuparse de quienes no pueden ganarse la vida: ancianos, enfermos, minusválidos, huérfanos, viudas, etc., quienes sufren condiciones adversas, etc., conjuntamente con la sociedad organizada.
  • Una sociedad que practique y asimile la economía de mercado y su lógica es rica y puede, entonces, comprometerse con fines humanitarios al margen del mercado. Una renta mínima para que nadie caiga en la indigencia cuando no pueda proveerse por sí mismo es una función necesaria de la sociedad. Es una forma de instrumentar la solidaridad; por cierto, un principio liberal.
  • Estos rojos no se cansan de mostrar sus mentiras: pregonan que aman tanto a los venezolanos que prefieren contratar arquitectos extranjeros y no venezolanos. ¿Contradicción? ¿Testimonios y/o mentiras?
  • Estado Apure: Observamos cómo este régimen rojo engatusa (o trata cada vez mas de engatusar) a los apureños. En vez de hacer el nuevo puente sobre el Rio Apure por San Fernando, lo cual es una perentoria necesidad; ahora, al viejo puente, ya obsoleto, y no apto para estos y futuros tiempos, le van a colocar una parte movediza “nunca vista”, claro, será nunca vista por ellos. Y pasaron 14 años. ¿De dónde salieron y/o son esos contratistas? ¿Cuándo se regularizara el abastecimiento y el cemento, hierro, leche en polvo, aceite, jabón, papel higiénico, alimentos, insumos, combustibles, gas, etc., etc.? Pero… ¿Por qué le niegan a los apureños el nuevo puente sobre el Rio Apure? ¿Por dónde va a pasar el Ferrocarril que está a punto, en cualquier momento, de llegar y en donde van a pasear, mañana mismo, todos los apureños por el inmenso llano y resto del país hasta la Patagonia?  Bueno, parece que, por ahora, los apureños, como buena parte del país, aguanta callado, recibe, toma y coge lo que puede, lo que le den, lo que le arrojen, y, además, con cierta sorna, todos los cuentos y cartillas posibles que le leen y obligan a oír con música incluida. ¡Qué barbaridad! ¡Víctimas del régimen!
  • ¡Apure, Levántate!

 

La democracia no es un método para la buena vida, es la buena vida”, S.M. Lipset (Political Man, 1960).

NELSON_MAICA.22Nelson Maica C.

Caracas, Venezuela, 22/01/2014.-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios: