Elizabeth Ball @dra_eball “¿Qué hay el domingo 16?”

Buenas noches.

Soy de las personas que en estos 101 días de marchas he ido a casi todooo por no decir a todo lo convocado en actividades de calle, me ha tocado desde correr por mi vida, ayudar a heridos, ayudar a desconocidos, terminar escondidos con gente que no conozco pero se sienten como familia para que las motos no te lleven, llorado por gas, llorado por desesperación, he sentido miedo, he visto las mejores cosas del venezolano como el compañerismo y la ayuda a quien más lo necesite, he visto la realidad desde otro punto de vista, así como también lo peor de algunos, la indiferencia, el conformismo.

Hoy decidí con mis compañeras que siempre salgo, hacer algo diferente, hoy no me tocó ponerme máscara, casco y malox en mano para ir hasta adelante, hoy no me tocó correr por qué venían las motos, no me tocó cubrirme con una pared por los perdigones, pero SI me tocó INFORMAR a cientos, a miles de venezolanos sobre los próximos pasos a llevar en nuestro avance por esta lucha por la mía, por la tuya, por la de todos y cada uno de nosotros.

Nos tocó informar a la gente que camino, por qué todo estaba trancado en las Mercedes, y el resultado que obtuvimos fue PREOCUPACIÓN, puedo decir con propiedad que 7 de cada 10 personas, aproximadamente, a las cuales nos acercamos a entregarles información y explicarles sobre la CONSULTA POPULAR a llevarse a cabo el 16 de julio NO TENÍAN IDEA ASÍ MISMO COMO LO LEES, NO TENÍAN LA MÁS MÍNIMA IDEA, de que se iba a realizar el domingo, dónde era? Cómo era? A dónde podían ir? Qué necesitaban? Qué debían responder? Algunos incluso nos respondían: “¿Qué hay el domingo 16?”

Fue allí donde nos dimos cuenta de que era lo que debíamos hacer durante esas 10 horas. Primero logramos repartir 400 panfletos se acabaron en menos de 2 horas, aproximadamente, tuvimos que fotocopiar otros 400, más la lista de todos los puntos de consulta popular en toda Caracas para decirle a cada ciudadano a dónde podía acudir, y por últimos otros 200 panfletos más que nos donaron, no podíamos quedarnos de brazos cruzados ante tanta desinformación.

Gente… debemos recordar que un trancón no es trancar y esperar a que pase el tiempo, debemos acercarnos al pueblo que pasa por allí caminando, es la única manera de meterlos en esta realidad, es la única manera de informarlos, es la única manera de sumarlos, es la única manera de demostrar que nosotros somos más.

Así como queremos calle, calle y más calle, como siempre esperamos una convocatoria a marcha, a trancón, plantón, como la resistencia aguanta, como corremos cuando estamos adelante por qué vienen las motos, como llevan comida, zapatos, también debemos informar a toda esa gente en la calle de todas las actividades que nos llevarán a lograr nuestros objetivos.

Espero que seamos muchos los que nos sumemos a esta causa y que a partir de mañana ningún venezolano se quede sin saber o estar informado en los pasos y en qué consiste la consulta popular del 16 de julio, desde el vigilante, panadero, el señor del kiosko, el gasolinero, la señora de servicio, la pelulquera, manicurista, en tu trabajo, oficina, en el mercado. De nosotros depende, de más nadie, así que seamos nosotros mismos los medios de comunicación para toda esta gente.

Elizabeth Ball, es la esposa de Roberto Picón coordinador logístico de la MUD, preso en el Sebín por el régimen

 

Comentarios: