#Entrevista Cabilla Aura Palermo: La rabia de ver venir la tragedia sin poder detenerla

(Aura Marina Palermo Royuela @aurampalermo/ @APIntegra 11/03/2018/Equipo Cabilla/Trabajos especiales, de investigación y análisis) Armar un rompecabezas de noche, sin luz y con niebla. Eso parece hacer Aura Palermo con cada uno de los planes del chavismo en todos estos años en el poder. Lentamente, pero con avance constatables, ha hallado piezas y ha ido armando el rompecabezas que, aunque le faltan piezas, deja ver la figura de un monstruo inmenso, de mil cabezas, de mil manos, de mil ojos, de maldad infinita.

Entonces no hay alegría en la construcción del rompecabezas, como es usual en estos casos. No hay alegría en tener la razón, en este caso. Creer que todo irá peor es una cosa, pero confirmar, constatar, confirmar la marcha hacia el abismo sin poder poner el freno, es trágico. Nadie lo duda.

En cada opinión de Palermo, hay aseveraciones dolorosas. En cada palabra, en cada afirmación hay un lamento doble: el de saber que el mal avanza y el saber que no hay aún fuerza organizada que pueda detener ese avance. Ella misma indica la sensación: rabia e impotencia.

Esa impotencia no es suya, es de la Nación en pleno. Silentes, hemos quedado encerrados en un avión que en barrena cae, sin que haya piloto capaz de detener la marcha a la muerte. Por eso, sus opiniones causan el doble efecto de curiosidad, admiración y desesperación. Curiosidad porque lo primero que salta a la mente al leerla en sus artículos o en su Twitter es la pregunta ¿Quién es esta mujer? ¿Cómo sabe eso? ¿En qué se basa? Luego de acostumbrarse o adentrarse en sus afirmaciones, hay una admiración básica a los años que tiene trabajando el tema y a su forma de explicarlo.

Al final, una desesperación queda en el lector. Como la desesperación del que se entera que tiene una enfermedad que podría ser mortal, como podría no serlo. Pero he ahí el “Efecto Palermo”: es capaz de contagiar, con su análisis, la misma desesperación de la que es presa cuando descifra al sistema criminal que encierra a la ciudadanía venezolana. Y en ese contagio, quizás, crecen las campanadas de alerta de los que se sienten ya entendidos en la marcha del mal e identifican las acciones que solo aceleran esa marcha. El Efecto Palermo empieza a hacer lo suyo, despertando a la revisión del mal a quienes son, precisamente, sus víctimas.

A mes y medio del inicio del 2018, Venezuela no parece ver camino a mejores condiciones. En su opinión, ¿A dónde va Venezuela en el corto y mediano plazo?

Para responderte no puedo sino retroceder, porque estamos transitando por un punto de llegada, y comienzo de otro, y me disculpo si no puedo resumirte todo a pocas frases.

Con la toma del poder por parte de Hugo Chávez el 2 de febrero de 1999, se abrió la puerta hacia la construcción de una nueva era: la del Neo Comunismo, estamos transitando el fin de la primera etapa del Proyecto Nacional Simón Bolívar 1999-2020 (solo faltan dos años y estiman culminar su edificación para el 21 de junio del 2021, bicentenario de la batalla de Carabobo. Fecha que iniciará la siguiente etapa planificada hasta el 2031 para llegar a la consolidación del Estado Comunal-Estado de Misiones Socialistas-Democracia Popular (Orden Comunista).

Estudiar al PNSB, es estudiar a un sistema, y ese trabajo me permite hacer proyecciones sobre sus próximos pasos, al haber certificado que, hasta ahora, han ejecutado y cumplido cada una de sus metas, ésta no es una opinión, son hechos, y en muchos casos son hechos literalmente conformes al plan.

En lo inmediato, en 2018-2019 continuará el proceso de “refundición” de la república, para transitar hacia la “ruptura histórica”, la cual DEBERA ocurrir por vía de caos y conflicto, la ruptura no puede ocurrir mediante transición pacífica, DEBE SER un proceso violento. Esto podría dispararse a partir de las falsas elecciones presidenciales del 20 de mayo, que a su vez podrían ser el gran pote de humo gatopardiano, una gran novela en su etapa cumbre, que distraiga y encubra el avance en paralelo de la Asamblea Nacional Constituyente, avance indetenible por tratarse de un supra-poder originario, supra constitucional, garantizado y protegido por la fuerza armada, y por “las fuerzas armadas” en plural, como siempre recalca Federico Boccanera, porque se tratará de la guerra zamorana contra el enemigo interno, el enemigo “histórico”.

Dolorosamente tengo que advertir que la crisis económica, política y social va continuar profundizándose, la tiniebla apenas comienza, veremos cambios falsos protagonizados por el elenco ya establecido de tontos útiles, para cumplir el objetivo de “re-seducción” de las masas, y culminar en la resurrección del chavismo originario con su “Cristo-libertador”, en las “mesiánicas” mega elecciones del 2020, bajo la nueva modalidad de elecciones indirectas y colegiadas, promulgadas por la ANC y controladas estrictamente por el poder comunal, o sea por el estado central, o sea, por algo que podría llamarse el “comando estratégico Zamora”, será en el fondo una operación militar del “pueblo en armas”.

Pero no será sino hasta el 2021 que la población comenzara a sentir lo que es el Estado Comunal, y a esa situación habrá llegado, sin saber que todo ha podido ser expuesto y denunciado desde hace años, desde el mismo comienzo, con solo estudiar los planes, explicarlos, y así concientizar y alertar a la sociedad sobre la amenaza que representaban, ese será el gran crimen imperdonable cometido por la falsa oposición y los cortesanos del sistema, y sobre el cual se deberá hacer recaer todo el peso de la responsabilidad histórica, algún día.

¿Usted ve una solución viable a la situación nacional? ¿Ve al régimen siendo desplazado del poder en algún momento?

Ni a corto ni mediano plazo veo solución alguna, ya a estas alturas todo lo que se haga favorecerá a un sistema que se realimenta y se fortalece en el caos. La única solución para salir de este catastrófico laberinto totalitario denominado socialismo del siglo XXI, es armarnos de una visión de “guerra fría” no convencional, debemos estudiar el pasado para poder desentrañar la planificación de los “enemigos del comercio”, o sea los enemigos de la libertad, y así encontrar las fórmulas que nos permitan anticiparnos a los planes del enemigo, y no me refiero solo al gran drama venezolano y cubano sino a la agenda globalista del denominado “eje del mal” contra la civilización occidental, cuya génesis podría ubicarse en la tesis Leninista del tercermundismo que se comenzó a ejecutar desde 1945, sobre todo a partir de procesos de descolonización y procesos relacionados con una lógica de super potencias en pugna.

Lo primero que se hace en una guerra es estudiar y descifrar los planes y objetivos del enemigo, para poder ejecutar una contraofensiva certera y triunfal en esta eterna lucha entre el bien (libertad/civilización) y el mal (totalitarismo/barbarie). Porque de lo contrario cada acción realimentará al sistema, y seguiremos transitando una ruta tipo “batalla de Santa Inés” que son las que espera el enemigo.

Venezuela como punta de lanza del socialismo del siglo XXI, tiene su proyecto (comunismo versátil como lo denomina Federico Boccanera) y cripto-proyectos: narcotráfico, terrorismo, sistema monetario alterno, etc, y uno que es aún más oculto y siniestro, que nadie estudia ni le hace seguimiento, que es el cripto-proyecto del eje religión encarnado en la figura mesiánica de Hugo Chávez.

Seguro se lo han planteado en otras ocasiones, pero ¿No siente que, su visión de la marcha del proceso de destrucción del país es especialmente pesimista, como si no viera solución posible?

No soy pesimista, soy realista y cada cosa que digo está soportada por años de investigación del sistema que conforma el PNSB, de hecho, mis proyecciones al 2020 ya no son tales, porque pasaron a ser objetivos públicos expuestos por el propio régimen, como ha sido, por ponerte dos ejemplos apenas, la ANC-Constitución Popular y el más reciente de “Ruptura Histórica y Salto Adelante”.

Desde 1998 cuando Chávez tocó el tema, el sistema no lo había expuesto frontalmente sino oblicuamente, pero no es casual que 20 años después, sea cuando lo anuncien abiertamente como el objetivo del plan de la patria 2018-2025, y tampoco es casual que sus mapas de tiempo coincidan con mis proyecciones previas. El margen de error en la investigación ha sido de aproximadamente un 2% en forma, y nunca en estructura. Estudio y descifro el sistema y los subsistemas ocultos, y eso implica mucho más que leer los planes de gobierno, es trabajar con la geometría del sistema, su funcionamiento y las estrategias de poder. Así que no es pesimismo ojalá solo fuera eso…

Ahora bien, si hay solución, pero mientras subestimemos al sistema y no lo estudiemos, todo lo que se haga realimentará en forma favorable el sistema, eso es lo que siempre termina por hacer, la que yo denomino falsa oposición, porque ya sea voluntariamente (oposición oficial) o involuntariamente (oposición no oficialista), actúan como factores reforzadores del sistema y su ruta de consolidación. Dejar de realimentar al sistema es algo que solo se podría dar, cuando en este sistema basado en el uso premeditado de la mentira y en la promoción igualmente premeditada del caos, se exponga la verdad, pero explicándola y soportándola “con los pelos del burro en la mano”, alertando cada movimiento que dará el régimen y a qué obedece cada una de sus acciones, aunque no sea visible en el momento.

La gran fortaleza del sistema reposa sobre la hegemonía cultural del venezolano. La gran debilidad del sistema, la cual no ha sido aprovechada, es que se fundamenta en planificación, y sobre todo en planificación a largo plazo, lo cual permite descubrir sus flancos débiles.

Para Aura Palermo ¿Cuál es la solución a la situación actual de Venezuela?

No sé cuál sea el resultado de quien gane la batalla de la eterna lucha entre el bien y el mal, lo que si me asoma el estudio sobre el sistema, es que en el lapso 2025-2031, podría inducirse un conflicto geopolítico a gran escala, un conflicto no convencional, lo que llaman una “guerra de cuarta generación”, donde la lucha será la del eje del mal en defensa del totalitarismo y la barbarie, contra la alianza del bien en defensa de la libertad y la civilización.

¿Cómo se siente viendo lo que ve en sus análisis y estudios y a la vez viéndose como víctima de la situación?

Como “Casandra” cuando anunciaba la batalla de Troya y era tratada como loca.

Impotencia, rabia, dolor, angustia y desespero, así me siento porque no pude hacer nada para evitar esta tragedia, más allá de advertirlo.

¿Cuándo decidió estudiar al chavismo y su marcha de destrucción? ¿En qué momento empezó a preocuparle el problema?

Mi papá siempre me decía que debía escuchar todas las partes, para poder tener una idea completa de la situación, tardé en hacerle caso, porque era eso que hoy en día llaman una “beata”, conozco ese mundo y esa visión, que Daniel Lara define acertadamente como “falsa ciudadanía”, el mercado anti-político perfecto para la falsa oposición, tanto la de la MUD como la que posa de ser distinta.

Fue en 2012, cuando Hugo Chávez durante su campaña electoral, expuso en acto público su programa de gobierno, el primer plan socialista de la nación, plan de la patria 2013-2019, eso, sumado a su incierta “enfermedad” y misteriosa “desaparición física”, me impulsó a investigar, y a no contentarme con contenidos mediáticos y académicos “opositores” que inmediatamente descubrí, que andaban por otro lado, descaminados no sé si a propósito o por ignorar la existencia de toda una documentación, que descubrí que nunca ha sido secreta, solo bastaba con ir a los lugares correctos, y te encontrabas sumergida en ella.

En su opinión ¿Cuál debería ser la agenda que debería tener un grupo político opositor real que busque una salida al conflicto venezolano?

Trabajar el cambio de hegemonía cultural, ideas-fuerza que dejen de realimentar al sistema. Y lo más importante ESTUDIAR Y DESCIFRAR AL ENEMIGO, jamás subestimarlo, abrir la mente a la irracionalidad, porque el mal no es racional, esta es una guerra no solo contra la ciudadanía sino contra la civilización, tal como la conocemos.

¿Cuándo fue la última vez que votó

2013 y confieso que me llevaron arrastrada, ya sabía que no serviría de nada.

¿Siente cerca un futuro mejor para Venezuela?

NO, por el contrario, lo veo muy lejano, tan lejano que no lo veo.

http://www.lacabilla.com/contenido/entrevistas/entrevistacabilla-aura-palermo-la-rabia-de-ver-venir-la-tragedia-sin-poderla-detener/943

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Iván Freites Trabajadores abandonan Pdvsa y queda al borde de la tragedia

Al menos 50 trabajadores se fueron del Complejo Refinador Paraguaná en los últimos días, por lo que las operaciones son de alto riesgo, explicó el...