Especial ND: Fallas en los servicios públicos y no escasez de medicinas y alimentos es la principal causa de protesta

(ND/Juan Francisco Alonso / foto: Politika Ucab / 11 abr 2018)– Pese a que la escasez de alimentos y medicinas no hace sino agudizarse ella ya no es el principal motivo por el cual los venezolanos salen a las calles a protestar. Al menos esto es lo que dejan en claro las cifras del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), el cual anunció que de las 2.414 manifestaciones callejeras que se registraron en el primer trimestre de 2018, 748 (31%) fueron en demanda de mejores servicios públicos.

 

Los datos figuran en el primer informe que la organización ha publicado sobre la evolución de la conflictividad social, en el cual alerta que en el país donde reina el “no hay” lo que abundan son las concentraciones, los cierres de vías y demás acciones callejeras. Así en el reporte la agrupación reveló que en los primeros 90 días del año registró 2.414 protestas, mientras que en el mismo período de 2017 fueron 1.254; es decir un aumento de 93%.

“Lo que se desprende de los datos obtenidos por el OVCS durante este primer trimestre del año es que Venezuela ha entrado en una etapa de colapso de los servicios públicos, de la alimentación, de la salud y han crecido los conflictos laborales. Adicionalmente observamos con preocupación que los saqueos e intentos de saqueo aumentan y se uniformizan en todo el territorio nacional”, concluyó la agrupación, luego de indicar que en marzo fue cuando se registraron más protestas (1106).

Luz, agua y gas

Los constantes cortes de luz, las fallas en la distribución de las bombonas de gas y el racionamiento de agua que viven amplios sectores del país fueron, en ese orden, los motivos que provocaron la mayor cantidad de protestas, según el reporte del Observatorio.

Lea también: Vecinos reportan nuevas protestas en Lara por falta de agua

Lea también: Protestaron en Mérida ante la escasez de gas doméstico

“Los cortes de energía eléctrica afectaron el desenvolvimiento de actividades comerciales, educativas, domésticas, culturales e incluso la salud pública”, afirmó la organización, la cual agregó: “Por su parte, las constantes fallas en la distribución de gas doméstico han generado descontento en hogares venezolanos, siendo las ciudades y poblados del interior los más afectados, viéndose obligados a implementar antiguas técnicas para la preparación de sus alimentos como cocinar los alimentos a leña. Adicionalmente, cada vez son más las protestas exigiendo la prestación o restitución del servicio de agua potable, que se ha visto afectado en innumerables comunidades, por presuntas fallas en las tuberías, generando el cobro excesivo por parte de camiones cisternas, aumento de enfermedades, paralización de clases, servicios médicos y otras vicisitudes”.

Desde 2009 el país vive sufriendo de constantes problemas en el suministro de energía eléctrica, los cuales las autoridades atribuyen a fenómenos naturales (sequías) y a supuestos sabotajes a instalaciones eléctricas, mientras que los problemas con las bombonas de gas son achacados al bachaqueo.

La escasez en segundo

Aunque la escasez ya no es el principal motivo del descontento social, sino el segundo (22,3%), el número de saqueos e intentos de saqueos no han hecho sino crecer. Así en el primer trimestre el Observatorio contabilizó 184 ataques contra comercios.

Solo en enero se registraron 141, lo cual representa un 642% más que en el mismo mes del 2017, lo cual para la organización es síntoma del agravamiento de la crisis.

“La respuesta del Gobierno ha sido mínima, insuficiente, parcial y represiva. Insuficiente porque incluso en foros públicos internacionales el Gobierno ha preferido negar la situación, parcial porque pretende resolver la emergencia humanitaria no de manera universal sino segregando a una parte de la población y represiva por los muertos, heridos y detenidos en el marco de las manifestaciones”, remató el Observatorio, el cual hizo un llamado a las autoridades a aceptar la ayuda humanitaria internacional para atajar la situación.

Comentarios: