¡Excelente posición de Dr. Edgar Capriles frente al caso de las médicos presas!

Resultado de imagen para Edgar Capriles Jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Central de Maracay

“No solicito solidaridad automática, pues si de algo son culpables, ellas u otros colegas, deben pagar”.

Carta a la Jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia, a sus Jefes de Servicio y a todos los especialistas en Ginecología y Obstetricia del hospital Central de Maracay.

Como médico, como padre de una especialista en Ginecología y Obstetricia y, sobre todo, como ciudadano, estoy impactado con lo que ocurre en nuestro principal y querido centro asistencial, el hospital Central de Maracay, en particular en el caso de las tres residentes acusadas y detenidas por el supuesto caso de homicidio y tráfico de niños.

He visto con preocupación y pesar como las primeras notas donde se habla del caso, no solo se fija una visión parcial de los hechos, sino que además se enjuicia y se condena de una vez, como criminales, a tres jóvenes colegas, quienes sabemos han estado trabajando en muy precarias condiciones.

Esa versión corrió por las redes y lo convirtió en un hecho público, notorio y noticioso, pasando a ser un escándalo por la manera en que han sido detenidas, sin la presunción de inocencia, sin el debido proceso, y sin tomar en cuenta las condiciones en la que se trabaja en nuestro hospital y en todos los hospitales del país.

Por eso me dirijo a ustedes en la oportunidad de recomendar, proponer o solicitar, que fijen una posición pública, en una rueda de prensa para ser más preciso, con todo el equipo de Jefes de Servicio y especialistas, señalando la verdad y solo la verdad, sobre aquellos aspectos que ocurrieron en este caso en particular, y sobre las condiciones en las que trabajan regularmente el equipo de salud, en general.

Para ser más específico, se requiere aclarar las razones por las cuales no se les realizó el eco normativo de entrada a la paciente, más habiendo contradicción entre informes de ecos previos sobre embarazo gemelar vs. producto único; si dispusieron de los exámenes de laboratorio que se practican cuando hay diagnóstico presuntivo de síndrome de Hellp, (consumo de factores de la coagulación, pruebas hepáticas, etcétera.)

Si tuvieron los hipotensores y diuréticos, así como los hemoderivados que se requieren en estos casos; si disponía el equipo de guardia los antibióticos requeridos en una paciente que tuvo una infección hospitalaria, como en este caso, y los otros recursos para una complicación como la señalada.

Además, aclarar si la histerectomía es un “método de esterilización”, o por el contrario es una obligación de urgencia, si se quiere salvar la vida de la paciente.

Sobre el funcionamiento en general del hospital es menester precisar si los profesionales de su Departamento disponen con regularidad de los insumos mínimos que ya exigía la medicina a mediados del siglo pasado, si tiene la tecnología básica de estos tiempos, además de explicar, por ejemplo, lo que pasa con los pacientes que son llevados a pabellón y si es verdad o no la alta frecuencia de infecciones hospitalarias, si hay o no un aumento de las muertes maternas, que por cierto, en su momento reconoció el ministerio; si hay o no la papelería mínima (como las historias, récipes, exámenes de laboratorio, Rx, etcétera.), si el laboratorio realiza las pruebas que se piden en cualquier hospital del mundo; en fin, un diagnóstico somero del estatus quo del principal hospital del centro del país.

No les pido que mientan para defender a las jóvenes colegas. No solicito solidaridad automática, pues si de algo son culpables, ellas u otros colegas, deben pagar como lo establece la ley.

Pero lo que no es justo es que la “cuerda reviente por lo más delgado”, más si son ciertas las versiones terroríficas sobre el funcionamiento hospitalario, por lo que los profesionales de la salud, todos, trabajan en condiciones de inseguridad, que ponen la vida de los pacientes y la de los trabajadores mismos, generándose las llamadas “muertes administrativas”, y sean los más pendejos quienes las paguen.

En mi criterio, esta es una “crónica de una muerte anunciada”. No era difícil saber que algún día alguien protestaría por las muertes que los profesionales y los mismos pacientes comentan fuera del establecimiento.

Por lo tanto, en mi criterio, el desarrollo de los acontecimientos demanda de ustedes, que tienen responsabilidades administrativas y gerenciales, aclarar lo que allí ocurre. Sé que han estado solicitando los recursos, que se los ofrecen y no llegan.

En salvaguarda de su mismo honor, seguridad y profesionalidad, en tanta confusión hay que decir la verdad y aclarar. Además, así sí ayudan a Geraldin, Laura y Gabriela, porque la verdad, estoy seguro, las ayudará, y mucho.

Los que tienen miedo tienen razón de tenerlo, pero debe ser mayor el temor a ser cómplices de muertes administrativas y a permitir una injusticia. Todos están en riesgo de pasar un trago amargo como el que viven sus muchachas.

Hasta el que calla, que quiere pasar desapercibido, que no quiere molestar a los mandamases, también corre riesgo de estar en una situación similar de acusaciones, riesgo de prisión y muerte moral, más cuando a la luz de las informaciones de profesionales del hospital, trabajan en deplorables condiciones, por lo que deberían ser catalogados de “héroes”.

Agradeciendo la atención del caso, quedo de ustedes, atentamente:

 Dr. Edgar Capriles:

Psiquiatra/ Internista

Ex-Presidente de CorpoSalud-Aragua/

Ex Jefe de Servicio de Psiquiatría y Psicología del HCM

Post-data: Posición similar deben asumir cada uno de los restantes Departamentos del Hospital Central de Maracay.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Hernández 6 de noviembre de 2018, martes #PeriscopioVenezuela buen día

Es día de elecciones en EEUU, si votó gracias, si no lo ha hecho ¡VOTE! https://elpitazo.com/politica/hermana-de-juan-requesens-denuncia-que-el-diputado-cumple-90-dias-secuestrado/  Rafaela Requesens dijo que su hermano, el diputado AN,...