Felix Francisco Bertomolde (@memientanchico) Situación de jueces penales, Aragua

Los jueces penales en Aragua están dando mucho de qué hablar. Fieles al refrán, “Cuando el rió suena piedras trae”, y para indagar cómo se realizarían las extorsiones en el Palacio de Justicia de Maracay, concerté una cita con un condiscípulo en la Ciudad Jardín de Venezuela, y me pidió el anonimato porque es abogado litigante en esa jurisdicción y me dijo:.

– “Cualquier vagabundería atribuida a los jueces de acá,- Maracay, Aragua,- puede resultar cierta. Te voy a referir experiencias vividas en el libre ejercicio de mi profesión de abogado, aquí en este Circuito Penal, -con tan interesante advertencia iniciamos la entrevista.
¿Quiere decir que serían ciertos los recientes señalamientos de extorsión y cobro en dólares en el Palacio de Justicia de Maracay?
 
– Chico, primero debo aclararte algo, en Maracay, al igual que en cualquier Circuito Judicial, existe un sistema complejo de negocios y acuerdos, que involucra a superiores jerárquicos y subordinados, desde los magistrados del TSJ para abajo, y que responde al esquema de corrupción reinante en la administración de justicia del país. Teniendo eso claro, extorsionar y cobrar en dólares, también dar otra divisa extranjera y bienes, a cambio de beneficios procesales es algo que por lo rutinario, poco llama la atención, salvo que perturben otros hilos de poder.
En ese plano, ¿cómo es el procedimiento para extorsionar a un procesado?
 
– Existen diversas modalidades y los beneficiarios varían dependiendo de la importancia o gravedad del caso,- prosigiuió diciendo, el penalista,-. La más común se origina desde el arresto, en ese momento los policías o pesquisas expresan con sigilo soluciones al aprehendido, desde ofrecerle abogados hasta “el cuadre” en los tribunales. A partir de allí se abre un abanico de posibilidades para el detenido, la más expedita es “cuadrar”, literalmente, con el Juez o Jueza que le asignen, viene siendo la mejor opción por tener la última palabra y los Fiscales no la contradicen, cuando los meten en la jugada, algo que suele suceder.
¿Cómo saben a quién extorsionar?
 
– Es sabido por todos los funcionarios y abogados: procesado que vaya a los tribunales, debe “cuadrar” para resolver su problema, así de sencillo, rara vez se producen decisiones favorables por el buen desempeño profesional de los litigantes en favor de sus clientes. Tú puedes ser Perry Mason, pero si no tienes las relaciones debidas y la disposición a negociar no llegas a nada.
¿Pudieses describir el procedimiento de extorsión?
 
– Veamos el caso de Amarista (Mary Carmen Amarista), -explicó el abogado,- siempre abierta a cualquier negociación, tenía a su esposo de operador, el abogado Félix Garrido, él era que concretaba las negociaciones y cobraba, a menos que ella concertara con abogados de su confianza, lo que ocurrió cuando la destituyeron. El operador, que en ocasiones también es un Alguacil o Secretario del tribunal, es el que escucha la propuesta de los abogados, se dan casos en los que propone arreglos a los litigantes, si el Juez ve que es un caso prometedor, rara vez habla con los familiares, y acuerda hacer la jugada, salir libre en la preliminar, salir absuelto en juicio, reducción de pena.
Por lo general, la iniciativa de recurrir al operador o juez, si tienen acceso a éste, la tienen los abogados, una vez que acuerdan el beneficio fijan el costo. También tienes operadores con un mayor rango de acción, impuestos desde el TSJ, la Rectoría y Presidencia del Circuito a todos los jueces, Reinaldo Carballo, David Pérez, Jesús, el de la Cherokee verde, que te enseñé en el estacionamiento, unos que tienen oficinas en la Torre Sindoni y Neomar Narváez, esposo de la Presidenta del Circuito, con su grupo, son los llamados “grandes ligas”, te hablan con tal propiedad que lo que digan es lo que va para las decisiones, ni más ni menos, sin importar quién sea el juez de la causa.
¿Ese procedimiento es común a todos los jueces?
 
– Si hay excepciones no las conozco,-replicó,-. En mi opinión el grado de corrupción se corresponde con lo pusilánime que sea el Juez, entre más “rodilla en tierra” sea, mayor es la permisividad para que incurra en anomalías, aquellos que aceptan ciegamente directrices, entre ellos te puedo nombrar a Alfredo Baptista, Oswaldo Flores, Iris Araujo, Hazel Bracamonte, Israel Paredes, Julio Urdaneta, Carlos Camacaro, Yumare Febres, Enrique Leal, David Mauricio Gallegos, entre nuevos y viejos, la lista es larga.
¿Cómo se concreta la extorsión?
 
– Eso lo hace el abogado, por tener relación directa con su cliente, es el que plantea a su cliente la necesidad imperiosa de “cuadrar” con el juez para solucionar el problema en que está metido. Conocedor de esta dinámica, intimida y sugestiona al cliente para que haga el negocio, poniéndolo junto a sus familiares en una situación límite, una vez que acceden, exige el pago por adelantado, el cual se lo hace llegar al juez, ocurriendo en oportunidades retrasos mal intencionados, para sacar más dinero y bienes de reos con potencial económico.
¿A los presos políticos también se les aplica ese procedimiento?
 
– Con una variante, necesitan la venia de los jefes de Caracas y participación del Juez Rector y la Presidente del Circuito, que también toman parte en todos los guisos, pero en estos casos se cuidan de hacer ver que todo viene direccionado desde el TSJ. Marjorie Calderón, Juan Luis Ibarra, Cinthia Meza, Carlos Gámez, el Juez Rector, como lo hacía antes que él Javier Acedo, son los personajes que se montan en dirigir la jugada. Para eso mandan a un abogado que se presenta como el Salvador, el que todo lo puede sin importar cuán difícil sea el caso, el que acceda debe seguir al pie de la letra lo dicho por ese abogado, lo primero que le pide es silencio absoluto, ante cualquier cosa que diga y haga el preso político, familiares y conocidos, sin el consentimiento de ese abogado, éste les dice, eso no te ayuda en nada, eso te hace daño. Claro, la idea es tener al preso político y a su familia aislados totalmente. También comienza a jugar al agotamiento del preso político haciéndole, ver que no descansa realizando gestiones en Caracas para llegar a un arreglo, en el interín va colocando cifras a la par de dificultades ficticias que elevan el costo de la solución. Suele suceder que acuerdan un monto, pagan, luego el abogado se presenta con la Boleta de Excarcelación y le dice al preso, “ahora vale tanto, diciendo cosas como estas, al Presidente del TSJ le parece muy poco”. Ese abogado nunca presenta una solución desde el punto de vista jurídico, todo se reduce a hacerle creer al preso político, que procura por todos los medios beneficiarlo con sus amigos magistrados y jueces del circuito.
 
¿Conoces de algún caso en concreto?
 
– El del Niño Guerrero, pareja de Rosita, Héctor Guerrero, como pran de la cárcel de Tocorón la hoy destituida Jueza Amarista le dictó una condena muy por debajo que la exigida por la multiplicidad de delitos graves en los que estaba incurso. La Fiscalía apeló esa decisión y el TSJ ordenó revisar esa condena, todo por la imprudencia de esta jueza en querer sacar provecho solo para ella intentando por todos los medios beneficiar a Guerrero con una menor pena.
¿Cómo calificarías esta forma de administrar justicia? 
 
Es lamentable la forma de impartir justicia en el Estado Aragua. Por esas tergiversaciones colocadas bajo la tutela política condenaron al comisario Simonovis y los policías metropolitanos, acusados de crímenes de los que no tuvieron responsabilidad en abril de 2002, la condena que les impusieron respondió a una solicitud de Hugo Chávez, lo que los convierte en víctimas de este régimen, concretamente de este circuito judicial, corrieron peor suerte que los extorsionados,-señaló fonalmente.
Félix Francisco Bertomolde
@memientanchico

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

“Tú periódico impreso en las redes” NOTICIAS JR presenta: Titulares más resaltantes de hoy sábado 24 de noviembre de 2018

➡   “El régimen de Maduro caerá por sí solo” El general Antonio Hamilton Mourao, vicepresidente electo brasileño, dijo en una entrevista que el “régimen” de Nicolás...