Fin de fiesta

“Las cosas ya han sido dichas,  pero como nadie escucha, hay que empezar de nuevo”

André Guide.

A  10 meses de haber asumido el gobierno el protempore Maduro, mas no el poder,  luego del   brutal y grotesco golpe  constitucional  propinado el 10 de enero del 2013, producto de un antihistórico contubernio falaz entre los sicofantes del hamponato político -diaria  Betancourt-  no yo, tal como o hacia  el sodomita  Guzmán Blanco durante sus 17 años de  autocracia corrupta,  personalista y despótica.

A todas luces,  la realidad de este caos  de dimensiones históricas en que está inmerso el país es   de consecuencias impredecibles,   que ya está  en vías de desenlace, sin que nadie pareciera darse cuenta.   Este bodrio es el epílogo  pues,  de la desastrosa  factura política  económica, fiscal, social, moral y por decir política,  que el “comandante galáctico”  le dejó a su heredero, el  actual procónsul cubano y presidente obrero.

Y lo más grave  de esta  saga, es que en la contraparte, en la llamada  manada- fauna de La MUD, C.A  integrada en su mayoría por gente de la “Peste Amarilla”,  tampoco hay nada de nada, pero de nada, diría mi abuela, que era nieta de José Tadeo Monagas, otro chafarote,  brutal dictador y  terrofago, decía : “Aquí no hay palo donde ahorcarse”, .

Luego de las llamadas acciones que ha tomado el protempore Maduro con el apoyo supuesto de los milicos, lo repito nuevamente,  todas serán fallidas, porque  ellos constituyen  el problema y son ellos  los causantes de este desastre. Luego de oír al “Capitán General Cabello”, así  lo llama Poleo, yo no, ese es mi paisano y fraterno.

Y de  oír y ver todo  lo hasta ahora  anunciado de las “llamadas medidas”  para tratar de revertir el caos: Represión, leyes punitivas, anuncio de respaldo de los milicos, declararnos territorio de “paz y amor”, involucrar a los milicos en el desastre de la economía, rotación de los responsables de la crisis en los cargos, mentirle  y engañar al país  de la verdad de la tragedia tratando de correr la arruga porque no hay real,  las amenazas de sus líderes en TV, silenciar la prensa para callar el  despelote,  la creación de estados mayores a diestra y siniestra, y, ahora,  la represión , la creación de un “un comando anti golpe” es mala señal. Seguimos: La exhortación de mi paisano Diosdado  a los militares de que  “No traicionen”, su discurso ante los cadetes de la  Escuela Militar,  el anuncio de la almiranta ministra   de que “candelita que se apague, será apagada”,  las correrías por el país  de mi  fraterno paisano Diosdado quitando y poniendo,  y su  extraña visita a mi pueblo Mundo Nuevo-Urica.  Son señales de algo ¿Eso será miedo? Yo no sé, digo yo, ¿Qué será lo  que está pasado Dios mío, de verdad tras el biombo? Estas cosas  me recuerdan lo que Gonzalo Barrios Secretario del Presidente Gallegos dijo  en cadena nacional  el 23 de noviembre de 1948 un día antes del golpe: “El Gobierno Nacional garantiza el orden  y la paz de la República con el apoyo  y la lealtad de las Fuerzas Armadas Nacionales”. Eso  lo dijo Gonzalo, no yo.  24 horas más tarde  el Tecnel. Pérez Jiménez  sin tirar un tiro se llevó por delante al maestro  Gallegos y el país dejo atrás.

Jose Eduardo Guzman PerezEduardo Guzmán Pérez

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios: