Giovanni Meza Dorta: “Libertador” oscurece la vida de Bolívar

libertador

TOMADO DE EL NOTCIERO DIGITAL /libertador_analisis_gionanni_meza_dorta_22ago2014Enrique Meléndez / especial Noticiero Digital / 22 ago 2014.- Para el historiador Giovanni Meza Dorta, la película “Libertador” adolece de dos defectos fundamentales: se trata de un despropósito con respecto a Simón Bolívar y si el propósito era aclarar una parte fundamental de la vida del Libertador, lo que hace es oscurecerla, Así lo dice Meza Dorta quien ha publicado dos libros; uno relativo a la relación entre Bolívar y Miranda, y otro titulado “El Olvido de los Próceres”. En este segundo libro trata de rescatar la memoria de los héroes civiles de nuestro procesos de democratización, y que quedaron sepultados en nuestros anales por el peso de las figuras militaristas.

¿Qué juicio le merece la forma como está planteada la figura de Santander?
-Me parece que hay una situación sumamente maniquea; primero, porque las relaciones entre Santander y Bolívar siempre fueron excelentes hasta finales del año 1825; que es cuando Bolívar comienza a diseñar su Constitución de Bolivia y a finales de 1826, realmente, es cuando comienzan los conflictos entre Bolívar y Santander.
-A través de la correspondencia entre ambos uno puede ver que la relación es, incluso, sumamente afectuosa y donde coinciden en un conjunto de planteamientos ambos. Allí se observa una manipulación a través de la cual pretenden hacer ver que hay un conflicto desde el primer momento entre los dos, lo cual es totalmente incierto. Se trata de una gruesa patraña histórica.
-Bolívar y Santander desde el principio y casi hasta el final mantuvieron una excelente relación; incluso, más aún cuando está Santander en los Llanos, en el Apure, el mismo Bolívar toma partido a favor de Santander por evidente maltrato que Páez le propina. Por si eso fuera poco, después del Congreso de Angostura, y después de la Batalla de Boyacá, Bolívar no tiene dudas en proponerlo y en sugerirlo como vicepresidente de Colombia.
-Por el contrario, en la película observamos que hay una aparente confrontación; casi una guerra a muerte entre Santander y Bolívar, lo cual es falso.

¿Pero no queda reseñada esa escena que se observa a la orilla del río que separa a Colombia de Venezuela en casi todas las biografías de Bolívar, y donde Santander se niega a adentrarse con éste hacia territorio venezolano?
-Lo que pasa es que Santander en ese momento estaba adscrito al batallón que dirigía Manuel Castillo; que era una persona que sí confrontaba directamente a Bolívar; de modo que perteneciendo a las tropas de Castillo, por supuesto, que no iba a participar en el Ejército de Bolívar. Porque cuando arranca la Campaña Admirable arranca el conflicto entre Castillo y el Libertador. Pero no entre Santander y el Libertador.

¿Cómo vio usted el tratamiento que se le hace a Manuela Sáenz en el filme?
-En este aspecto me parece que también hay una inexactitud pues el filme sugiere que las decisiones políticas no las tomaba el Libertador sino Manuela Sáenz, lo cual no es correcto. Deja entrever que Manuela Sáenz asesora a Bolívar en un conjunto de propuestas. Es verdad que Manuela Sáenz no fue sólo amante del Libertador sino que además estaba muy enterada de lo que se manejaba en el cotarro político de entonces; pero no tenía ninguna injerencia en las cuestiones políticas fundamentales del Libertador.
-Bolívar tuvo la suerte de tener a su lado un conjunto de asesores, además del mismo Consejo de Estado; donde habían personas de rutilante brillo y de mucha capacidad que fue con quien él se reunió, y tomó las decisiones políticas más importantes. Fueran estas atinadas o no.

Si nos dejamos llevar por la versión de la famosa carta, ¿se pudiera decir entonces que todo lo que escribió Daniel O´Leary quien acompañó a Bolívar hasta el final de sus días, fue falso?
-Claro, y es aquí donde me gustaría comentar lo referido a la supuesta prisión o asesinato del Libertador de 1830, y comienzo por decir que a mi me parece muy truculento y por una sencilla razón: una de las personas que tuvo, permanentemente, al lado de Bolívar fue este Daniel Florencio O´Leary.
-Pero no sólo estuvo al lado de él sino que además fue una persona que le demostró un afecto muy especial; sumamente entrañable hacia el Libertador; de tal manera que él logró inmediatamente después de su muerte hacer una recopilación documental de todos los escritos del Libertador, realmente titánica. Esa labor la continuó casi hasta su muerte que, afortunadamente, después publicó su hijo.
-Esa recopilación lo llevó a tener a la mano toda la documentación tanto la que recibió Bolívar como la que él escribió, y lo más curioso de esto es que un individuo de la confianza del Libertador logra que los otros amigos le cedan toda su documentación; como es el caso de Soublette, el caso del mismo Páez. Se la cedieron para que hiciera esta obra fundamental que lleva por título Memorias de Daniel Florencio O´Leary; que no es sólo un resumen biográfico de él sino que además está la documentación completa del Libertador.
-Lo que quiero decir es que por allí no aparece por ningún respecto esa narración según la cual Bolívar fue secuestrado; absolutamente nada de eso que aparece en la película y mucho menos la referencia de una supuesta carta de la que habla ese señor Mier, en un código masónico a que se le podía dar cabida a ese especie de secuestro y luego asesinato; lo cual, repito, me parece absolutamente truculento.
-Más aún, Bolívar después del 1 de diciembre le escribe unas cartas a Rafael Urdaneta que, como lo dice la misma película, era uno de sus lugartenientes más leales y allí no aparece absolutamente nada. Le escribe una carta el 7 y otra el 8 de diciembre donde le explica que se está reponiendo de su estado de salud; aunque le admite que se encuentra muy enfermo.

¿Qué opinión le merece el hecho de la traición de uno de los sobrinos del Libertador, Fernando Bolívar?
-Eso es lo intenta hacer ver el filme: que Fernando Bolívar participa en el complot, para que se lleve a cabo dicho secuestro y lo más grave de todo es que me parece tan exagerada y tan estrambótica esta tesis que todos sabemos que en el séquito del Libertador andaba Mariano Montilla, José Laurencio Silva, Carreño; personajes que sentían un gran afecto por el Libertador y que demostraron su lealtad hacia Bolívar exponiendo el pellejo en las batallas, sobre todo en el último período de una manera muy pronunciada.
-Otro de los que andaba con el Libertador en una comunicación permanente fue Rafael Urdaneta, es decir, había un séquito sumamente importante de personajes que luego fueron reconocidos y sobrevivieron algunos años después, y en ellos no hay ninguna queja, no hay ninguna evidencia o intención donde se asome ese acto de traición de Fernando Bolívar.
De modo que esto demuestra por sí solo que esta parte es una farsa y que tiene un propósito, a mi juicio totalmente descabellado. Porque, al final, no tiene ninguna oportunidad de balance cierto y cualquier persona que se encargue de buscar o de investigar esta parte se dará cuenta de que estamos ante una mentira estrambótica.

¿Se puede considerar que esta película se hizo por encargo para complacer esa versión que Hugo Chávez manejó durante un tiempo de que Bolívar no había muerto por causas naturales sino que había sido asesinado?
-Yo no me atrevería a decir que se trata de un encargo; porque no tengo pruebas para decirlo. Me parece un error, sobre todo, la parte final cuando trata de suponer un hecho que no está validado históricamente; y no es sólo que no tienen pruebas, sino que es sumamente truculento y no tiene ningún soporte.
-Ahora, si fue por encargo, fue un mal encargo. Porque tiene dos defectos; primero, es un despropósito con respecto al Libertador y es un despropósito porque cualquier persona más o menos diligente que tenga la intención de investigar sobre el Libertador se va a dar cuenta de que es una mentira. Segundo, si fue por aclarar una parte fundamental de la vida del Libertador, lo que hace es oscurecerla y no la aclara.

Comentarios:

Un comentario

No se puede comentar.