¿Gobierno familiar en crisis?

En  la sociedad  se están produciendo impactantes cambios de los que tenemos que percatarnos,  algunos son en política,  tecnología, desarrollo personal, negocios, industria y  la  familia,  quizás producto de la incursión de la mujer en el mercado laboral  y su posicionamiento social  

La familia  es el  ambiente más cercano que tiene una persona en su desarrollo personal  gobernado  por padres y familiares, quienes se convierten en auditores de la descendencia, definen  patrones familiares de comportamiento, copiados de sus ancestros, sin tomar en cuenta los nuevos estilos de vida, ni las brechas generacionales,  ni los cambios sociales

La velocidad de cambio con la sociedad de la información y el conocimiento ubica a las nuevas generaciones en posiciones  de tiempo adelantadas situaciones que generan conflictos en el núcleo familiar.

Los divorcios, la convivencia, el abandono de las personas de la tercera edad, la drogadicción, los conflictos  son algunos de los  indicadores del desgaste  de los modelos clásicos de familia.

Llama la atención el aburrimiento de los jóvenes con los sistemas educativos  obsoletos, la descalificación por el uso de  la  tecnología.

La China,  gigante económico aprobó la ley de protección al anciano que obliga a los nietos a  ocuparse de sus viejos

Estas imágenes nos aproximan a pensar que el gran devaluado del siglo XXI es el ser humano donde pareciera que lo importante está fuera del ser,  las comunicaciones interpersonales e interpersonales no se ejercen.

Internet es una fuente de información para conocer esta materia, investigando podemos obtener herramientas y comprensión de este tema de urgencia para la recomposición social y familiar donde la violencia y  los otros males tendrían menos protagonismo.

La familia también es un gobierno con miembros genéticos y vinculantes que requiere de estrategias y  políticas, cambios permanentes de acuerdo con los ajustes de la dinámica del entorno para reconocer estilos de vidas diferentes y donde se debe reconocer las identidades de sus miembros por encima de la edad.

Comentarios: