Gonzalo Oliveros Barra Plural 422 Antítesis?

   Se tiene por norma que el juez debe dedicarse única y exclusivamente a los asuntos que por ley le competen. Como si tuviera gríngolas. Debe ser ciego, sordo y hasta mudo, para asuntos mundanos. ¿Siempre fue así? ¿Es esa posición la correcta?.

La verdad tengo mis dudas. Y estimo que fundadas. El juez, antes que todo, es un ciudadano. Aquel ante quien los otros integrantes de la colectividad exponen sus problemas para que los resuelva. Sean estos civiles, penales, laborales, de familia. De toda índole. Y lo hacen bien, porque creen en el sistema, o porque están obligados por este, o  porque confían en el juez. SI no fuere así, los pasillos de los tribunales estarían ayunos de interesados.

Un juez, magistrado de alto tribunal o del municipio mas apartado del país es, antes que nada, un  ciudadano. No puede ser de otra manera. Está obligado a intervenir en los asuntos públicos, sin que ello implique participar en partidos políticos. Estos tienen legítimos intereses particulares para acceder al poder y desde allí ejecutar las políticas que a su juicio beneficiarían al colectivo. El juez debe estar encima de ellos, para bien o mal. Como faro que alumbra en noche obscura.

Soy de quienes cree que el paradigma debe cambiar. La libre asociación de jueces es necesaria porque su soledad los debilita y en regímenes autoritarios nada mejor que la dispersión. Necesitamos jueces honestos, competentes, ciudadanos. En una nueva república, la de la justicia, hacia allá debemos propender.

Gonzalo Oliveros Navarro

magistrado TSJ-AN

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Wilfredo Mora/ El Evangelio según Jesús González de Zárate

https://www.youtube.com/watch?v=CiD9bnRqNqc&feature=youtu.be El Evangelio según Jesús González de Zárate   Hoy, hermanos, leeré para ustedes, el Evangelio según Jesús González de Zárate. En Aquel tiempo,  el...