Gonzalo Oliveros Barra Plural 438 Apellidos

¿Qué posición adoptaremos si la señora Lucena y sus compañeros por milagro de Dios, anuncian que Falcón ganó. ¿Adoptaremos la actitud de las señoritas de terror ciego, aburrimiento, fastidio surmenage, ganas de salir corriendo dando gritos con las manos en la cabeza?

Baptista, Ávila, Arias, Gómez y Marcano. Son apellidos normales en Venezuela. Ellos, sin embargo, tienen algo en común. Algunos de quienes lo tuvieron fueron soñadores
y triunfaron.

Contra todo pronóstico, expectativa o esperanza, en los eventos donde decidieron participar, a pesar de que todas las posibilidades estaban en contra, su temple, su fe o su suerte, lo que se quiera decir, los llevó al triunfo.

Hay personas que no creen en lo imposible. Parecieren derrotados desde el
principio. Es como una profecía autocumplida. Yo, por el contrario, quizás por
deformación, soy optimista por naturaleza. Me pongo metas y trato de cumplirlas.

Ayer, en un chat en el cual participo pregunté, simplemente, cual sería la reacción
de los contertulios, si hasta por milagro, el señor Falcón ganaba las
elecciones, o decían que ganó, o le regalaban el triunfo.

Nadie respondió específicamente esa pregunta. Nadie. Solo vueltas y argumentos para no participar o para la derrota anticipada, cantada o anunciada.

Lo cierto es que, en cualquier competencia, sea de la naturaleza que sea, hay posibilidades de ganar y de perder. Así se esté caminando al matadero.

Por cierto, Baptista, Ávila y Arias caminaron hacia él. Y ganaron. Eran dueño,
jinete y entrenador de un penco venezolano. Cañonero II, triunfador en dos de
las tres carreras de la triple corona americana a principios de los setenta.

Gómez y Marcano, Antonio y Alfredo, fueron dos boxeadores cumaneses quienes en la misma década fueron a fajarse a golpes en Japón contra todo ese país, incluyendo contendores, árbitros, jueces y público.

Los únicos venezolanos allí eran el boxeador, sus seconds y los narradores para nuestra tv. De resto, adversarios. Pero pelearon…y ganaron por nockout. Los dos. Y con su triunfo trajeron a Venezuela dos coronas mundiales.

Por eso reitero mi pregunta: ¿Qué posición adoptaremos el día electoral, si la señora Lucena y sus compañeros de directorio, por milagro de Dios, y estos existen,  anuncian que Falcón ganó. ¿Desconoceremos esa decisión?

 

Gonzalo Oliveros Navarro

Magistrado TSJ-AN

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Luis Centeno S. (@jolcesal) Apuntes de vagabundaje judicial (I)

Tomás Alzuru y Alejandro Rebolledo, desmereciendo la investidura de magistrados, se desligaron de la “iniciativa TSJ Legítimo”, alegando, a voz en cuello, que: -“Las decisiones tomadas...