Gonzalo Oliveros Barra Plural 439 Propietarios

Célebre fue en la Venezuela de la democracia, la discusión que se presentó en el Congreso Nacional respecto del artículo 5 de la Ley de Nacionalización de la Industria Petrolera, que permitía la presencia de empresas distintas a las del Estado, en esa industria. Quienes hoy gobiernan, a través de distintos voceros a ello, se oponían de distinta manera.

La Constitución de 1.999 impide que Pdvsa pase a manos privadas. No hay forma de que ello ocurra en los términos actuales de la misma. Pero la norma (303 Constitucional) si permite la presencia en el negocio petrolero de particulares en las empresas filiales.

La deuda venezolana, interna con trabajadores de la administración pública nacional, regional y municipal, así como la que existe con  proveedores, y también la externa con acreedores es perfectamente cuantificable y activos que la respaldan existen, bajo tierra. Petróleo.

En algún momento, más pronto que tarde, alguien deberá sentarse con seriedad para resolver esa situación, facilitando que los acreedores cobren, y a la vez inviertan en el país. En materia petrolera,  la regulación constitucional da un mecanismo para ello.

Cuantificación de pasivos; capitalización de deudas convertibles en acciones de empresas filiales de Pdvsa, que dinamicen la Bolsa de Valores, y permitan a quien lo crea pertinente acceder a recursos, probablemente en moneda fuerte, es una alternativa que estimo, algún gobernante serio evaluará.

Un país no es una empresa a la cual se le baja la santamaría y adiós. A pesar de los errores de los administradores, siempre estará allí. Lo que queda es gerenciarla adecuadamente.  Una aspiración que nunca perece.

Gonzalo Oliveros

magistrado TSJ-AN

 

 

Gonzalo Oliveros Navarro

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Alexis Andarcia @Andarcia114 : Sí somos pro-yanki…

Convencido como estoy, de que el discurso de esta izquierda en el poder es una trama de mentiras históricas y manipulaciones de creencias, con el...