Gonzalo Oliveros Barra Plural 441   Efectos

Una de las consecuencias de la diáspora venezolana es el envejecimiento del país.  La tercera edad se queda cuidando recuerdos y los que tienen, las propiedades.

A esa gente, a la que nos formó, hay que ocuparlos. No podemos dejarlos que se dediquen a ir de banco en banco, o de farmacia en farmacia, buscando dinero y medicinas, que no hay.

Un nuevo gobierno debe diseñar para ellos, desde ya, y aplicarlas de inmediato, medidas que los devuelvan al sector productivo, sin que ello implique dejar de recibir la pensión de hambre que les ha tocado.

Pienso, al voleo, en dos grupos que estoy seguro retornarían de inmediato a sus labores previa jubilación. Maestros y petroleros.  Los primeros, porque saben que ellos ayudaron con su esfuerzo a formarnos, como hombres de bien. Los segundos porque están conscientes de que cuando estaban en la industria, esta producía y generaba riqueza. Porque saben cómo hacerla.

Alguno me dirá, por supuesto, que estoy soñando. Responderé que Ghandi, Mandela y Luther King también lo hacían y allí está su legado.


Gonzalo Oliveros Navarro

magistrado TSJ-AN

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Gonzalo Oliveros Barra Plural 442   Conciliación

  Los jueces deben en principio, resolver las causas a su cargo, a través de sentencias. Ese es el modo normal de terminación de todo...