Gonzalo Oliveros Barra Plural 444 Medidas

 Una de las características de las medidas que ha adoptado en los últimos tiempos la comunidad internacional, va dirigida contra funcionarios de la administración venezolana.,

Han sido enfáticos todos y cada uno de los gobiernos que las han implementado, que las mismas, en ningún caso, afectarán al ciudadano de a pie, lo cual ha sido ciertamente así.

Venezuela forma parte del Mercosur.  Como tal tiene derechos y obligaciones. Pero acontece que su intervención en el organismo se encuentra suspendida, dada la precariedad de la situación democrática nacional. Así lo acordaron sus integrantes.

La suspensión, adoptada mucho antes de las medidas personalizadas a las que me he referido,  trajo como efecto directo e inmediato que los venezolanos, el de a pie que hoy está sin papeles en Colombia, o que en este hermano país   se encuentra forzado  en calidad de turista, no tenga los beneficios que la vinculación de Colombia  al Mercosur permite y a los cuales los venezolanos tendríamos derecho de haberse reducido la medida de suspensión al gobierno venezolano y no haberla extendido a sus ciudadanos.

Ocurre entonces allí un contrasentido: Medidas dictadas para favorecer el retorno de la democracia en Venezuela, perjudican a la parte más débil de la relación. Al venezolano del común. Ese que, ante la situación nacional, se ve obligado a salir a la desesperada de su país, como ya he dicho, con poco equipaje e infinidad de recuerdos, a buscar afuera el sustento que internamente se le niega.

Hoy, en una reunión en Cancillería de Colombia, en nombre de ASOVENEZUELA , esbocé la situación y propuse que se reconsiderara la medida. Sería esa una magnífica manera de ayudar al pueblo de  Venezuela que hoy deambula desorientado, por las calles colombianas buscando trabajo y añorando afectos.

Que mañana no se diga que pudiendo haber hecho, nos quedamos de brazos cruzados. Ese no es nuestro caso.

Gonzalo Oliveros Navarro

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Ayer celebramos mi 66 años de vida y la de mi hermana Doris, que marchó

  Ayer muchos de los que me quieren me hicieron saber sus mejores deseos porque arribé a mis primeros 66 años,...