Gonzalo Oliveros Barra Plural 446        Oportunidad

     Desde que el pasado mes de noviembre escuché al presidente Santos sostener en una entrevista londinense que Venezuela era su peor pesadilla afirmé que estaba en un error. Que por el contrario, los venezolanos que estamos en estas tierras obligados por las circunstancias país, éramos una oportunidad.

     A este momento, estimo que nadie sabe en Colombia con exactitud cuántos somos. Al Sol de hoy, entiendo que oficialmente llegamos a algo mas de 400 mil venezolanos los que hemos hecho de esta, por ahora, nuestra tierra.

    Por las experiencias vividas en nuestro país, a raíz de firmas que se hicieron públicas y generaron la discriminación general, de la cual muchos hemos sido víctimas, difícilmente los venezolanos todos nos censaremos tal como quiere el gobierno, a pesar de que, en lo personal, en ASOVENEZUELA los hemos instado a ello.

    Esa omisión y el tiempo que falta, para que el censo ordenado en Colombia culmine, nos puede llevar a afirmar que, finalmente, de manera oficial se identificarán ante las autoridades cerca de 750 mil personas. Es esta una clientela cautiva, para la cual los hombres de negocios y la banca colombiana, no han generado políticas, que  favorezcan a ambas partes.

    Resulta insólito  que los venezolanos, que no hemos venido aquí de turistas, sino a producir, estemos casi impedidos de abrir cuentas en bancos, a pesar de las instrucciones que al respecto ha girado el gobierno. Me es increíble, por ejemplo que las empresas de telefonía móvil no hubieren diseñado una política, para atender a ese segmento del mercado que está cuasi obligado a hablar diariamente con su familia, en el país de origen.

   No comprendo cómo empresas de servicio que estuvieron en el país y conocen la capacidad de pago del venezolano,  se nieguen a correr mínimos riesgos crediticios, bajo el argumento que no tenemos cédula de extranjería.

  No me explico cómo el Gobierno no ha generado un fondo de garantía, que respalde el eventual riesgo venezolano, fondo este que no implica en modo alguno erogación inicial de dinero, sino que sirve como garante del mismo, previa demostración de eventuales gestiones de cobranza realizadas por el respectivo acreedor.

   Quizás los empresarios no han visto la posibilidad de negocio. Ojalá esta columna a alguno llegue a estos y a funcionarios gubernamentales  y las cosas cambien.

  Quienes vinimos a Colombia, forzados por las circunstancias, lo hicimos, entre otras cosas por la cercanía con Venezuela. Queremos progresar aquí, para desde esta tierra ayudar a la nuestra. Ciertamente que vivir al contado dificulta supremamente ese objetivo.

  Proponemos un ganar-ganar. Los empresarios son hombres de negocios y estos implican por lo general un riesgo. Generen que el gobierno los garantice. Creo que vale la pena correrlos.

  Gonzalo Oliveros Navarro. 

  Magistrado TSJ- CNE

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

DLA/Falleció en Miami cantante y compositor venezolano Carlos Almenar Otero

Diario Las Américas/07 de agosto de 2018 - 11:08 - Por YOLIMER OBELMEJÍAS La noticia sobre la desaparición física de "La voz de oro" fue confirmada en Twitter...