Gonzalo Oliveros       Barra Plural 456        Estigmatización

Con un interés digno de mejor causa, algunos medios de los países de acogida han optado por demeritar el gentilicio venezolano, a veces inclusive, con la colaboración de medios de nuestro país.

Se “informa” sobre la comisión de ilícitos haciendo expresa mención de nuestra nacionalidad.

Así, es noticia entonces que un venezolano mató a un taxista en Ecuador. O que unos individuos connacionales fueron detenidos en Perú, por ladrones. O que una joven coterránea se dedicaba a coordinar el oficio más antiguo del mundo en Austria. Todos ellos tienen en común algo: Son venezolanos.

La nacionalidad se adquiere por nacimiento o por la sangre. Cualquiera sea el mecanismo, ello no trae consigo ser honesto o no serlo. Esta es una decisión personal. que nada tiene que ver con aquella.

Así como esas personas en los países que les acogieron habrían incumplido la ley, y por ello deben responder, más de cuatro millones estamos fuera de las fronteras venezolanas y hacemos lo conducente, para cumplir las legislación de los países que nos han recibido. Pero no somos noticia. Ningún medio, nacional o extranjero hace mención de ello.

Lo normal es que una persona adecúe su conducta a la ley. Lo contrario no lo es y de allí quizás que sea noticia. Pero esto debe serlo,  no por el hecho de la nacionalidad del infractor, sino por contrariar la conducta legal.

Por ello es que rechazo esa campaña denigrante de nuestro gentilicio, implícita en la noticia respecto de hechos punibles que cometieren algunos venezolanos, porque se hace mayor énfasis en la nacionalidad que en el hecho mismo. ¡A quienes delinquen,  que se les aplique la ley. Ni más, ni menos!

Flaco favor hacen al proceso de adaptación migratoria los medios que privilegian la nacionalidad de quien delinque sobre el hecho mismo. Con ello solo consiguen  estigmatizar al migrante.

Gonzalo Oliveros Navarro

Comentarios: