Gonzalo Oliveros Barra Plural 471   Propuestas.

Asovenezuela fue invitada por uno de los señores senadores del Congreso de Colombia que analiza una legislación relativa a la migración para exponer ante su grupo de trabajo, nuestra visión sobre la situación que hoy impacta a este país.

En la misma hicimos lo que siempre hacemos. Proponer.

Creemos como lo he escrito, que la diáspora venezolana es una oportunidad que no debe dejar de aprovecharse. Personal calificado en el cual ni un dólar se invirtió, se encuentra en estas tierras y está siendo sub utilizada.

Colombia debe organizar su migración. Debe saber quien entra, que hacía en Venezuela y  que habilidades tiene.

Pero también debe saber internamente donde tiene falencias que los migrantes podamos cubrir. Así, y solo así, quienes llegamos podremos serle de absoluto provecho. Esa información debe cruzarse entre los distintos estamentos del estado colombiano, para obtener una rentabilidad de la crisis migratoria que hoy les preocupa.

Ratificamos en esa reunión que los venezolanos no están llegando aquí de turista. Vienen a buscar trabajo, así de simple. Por ello reiteré nuestra posición en el sentido de que, mientras no se regularice nuestra situación migratoria, seremos una competencia desleal para el colombiano, pues el venezolano por su irregularidad en dicha situación, siempre aceptará que sus servicios sean contratados por un menor valor, que el nacional colombiano.

Propusimos que a cualquier venezolano que aquí quiera venir a trabajar, se le permita hacerlo, en las áreas y zonas del país donde Colombia tenga falencias que podamos cubrir. Nada hace en Bogotá un extraordinario agricultor. Su conocimiento y habilidad son necesarias en otras zonas nacionales. Eso debemos entender y a ello debemos ajustarnos.

Colombia debe verificar quiénes llegan aquí. No es de sorprender que se pretenda aplicar aquí lo que en apariencia hicieron en Perú con el personal de esa banda denominada “Tren de Aragua” que a Lima llegó, con pasaporte y todo y que tiene un antecedente muy claro en el Puerto de Mariel cubano, a fines de los años setenta. La experiencia en esa materia le sobra a los asesores insulares que todos conocemos.

Seguramente alguno de los que me lee pensará que las propuestas que aquí señalo, son reaccionarias. Es posible. Lo cierto es que hemos llegado a un país que no estaba preparado para recibirnos, por lo que quienes  llegamos debemos ayudarlo a recibirnos,  para preparar así el terreno que facilite la llegada de  los que quieren venir y la estancia de los que aquí están tratando, de ayudar a crecer al país que lo recibió.

Otras propuestas hicimos, como siempre por escrito. En otras barras las mencionaremos.

Gonzalo Oliveros Navarro.

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

“Tú periódico impreso en las redes” NOTICIAS JR presenta: Titulares más resaltantes de hoy martes 30 de octubre de 2018

➡   Venezolanos protestan por falta de gas doméstico Cientos de venezolanos de tres estados protestaron por las recurrentes fallas en el suministro de gas doméstico, que...