Gonzalo Oliveros Dicotomía

Para algunos dictadura y elecciones son dos términos irreconciliables. Algo así como el perro y el gato. Uno contradice el otro. Los ejemplos sobran para demostrar la falacia del argumento. En Venezuela y fuera de ella.

Creo que nadie discutirá que entre el 24 de Noviembre de 1948, fecha en la cual militares felones tumbaron al maestro Gallegos, y el 23 de Enero de 1958, cuando la “Vaca Sagrada” sobrevoló Caracas con el séquito gubernamental adentro, hubo en Venezuela una dictadura, magnicidio incluído el 13 de Noviembre de 1950.

En ese período hubo dos consultas a los ciudadanos. En 1952 Pérez Jiménez convocó una Asamblea Constituyente. La oposición discutió si asistía o se abstenía. Triunfó la participación (en dictadura) y el gobierno perdió… pero robó, extrañando del país a Jóvito Villalba y los líderes de su partido, la agrupación política (URD) más votada en los comicios.

Sí también había partidos en esa dictadura. Años después, en Diciembre de 1957 el mismo Pérez Jiménez, asesorado por su ministro de Relaciones Interiores, Laureano Vallenilla-Lanz prepara y realiza un plebiscito no previsto en la Constitución aprobada en 1953.

La gente también participó, el gobierno perdió y robó, pero menos de cuarenta días después, cayó, por la reacción de la fuerza armada y del pueblo (y aquí el orden de los factores es el correcto).

Otro ejemplo de participación en dictadura fue el plebiscito de Pinochet. Este, que nadie me discutirá no era un demócrata convencido, también realizó uno. Pensaba que lo ganaba. Lo perdió. Trató de desconocerlo y uno de sus compañeros de armas, el Gral. Mattei, con una simple declaración pública desbarató la pretensión, llevando con ello a Chile a una democracia tutelada por los militares, pero democracia al fin.

Así entonces, está demostrado que en dictadura SI SE VOTA. Se puede ganar y te pueden robar. Se puede perder también, más con certeza eso ocurrirá si no participas. Así entonces, no hay tal dicotomía. Quien pueda hacerlo, vote. Opine. Quienes estamos afuera lo agradeceremos.

Gonzalo Oliveros

Magistrado del TSJ -AN

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

José Ignacio Guedez REQUESENS ESPEJO

Las imágenes del diputado Juan Requesens visiblemente torturado y totalmente vejado, conmocionaron la opinión pública. Ya era hora. El impacto que no pudo lograr la...