Gonzalo Oliveros, magistrado: 364

Desde mi exilio en Bogotá, 364 días de cambios. A todos ¡Feliz Año 2018!

Son los días transcurridos de este 2017. Año de cambios. No diré de pérdidas. Creeré que de oportunidades. El viaje eterno de Papá nos obligó a navegar sin guía. La partida de Rigo, mi hermano mayor, elevó a esa categoría a Julio César.

Mi exilio los convierte a él y a Nenan en el soporte permanente de Mamá. La lejanía del país, verlo allí como la manzana que Eva le ofreció a Adán, lo obliga a uno a trabajar aún mas, para hacerla digerible sin pecar.

Ha sido un año de cambios. Como quiera que cada uno tiene sus ideas para el próximo, en lo personal me propongo continuar preparándome, bien para el retorno, bien para la larga estancia.

Cualquiera sea mi suerte, mi espíritu no desmayará. Continuaré bregando para ver un país libre, democrático y en paz. Ese es mi balance. Ese es mi objetivo inmediato.

A todos ¡Feliz Año 2018!

Gonzalo Oliveros,

magistrado TSJ-AN

 

Comentarios:

Más ariculos
Cerrar

Gonzalo Oliveros Barra Plural 437  Réplica

Ese fue el homenaje que el gobierno venezolano le hizo al Maestro Abreu. Le otorgó post mortem la réplica de la espada del Libertador. A...